Parte de guerra: La Paz, un hospital en lucha

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest

Lectura fácil

El hospital de La Paz de Madrid es uno de los que más pacientes de COVID-19

ha atendido en los últimos meses.

Este centro sanitario habilitó dos nuevos espacios

para poder atender a todos los enfermos: la sala de Fisioterapia y una carpa exterior.

La sala de Fisioterapia era donde los afectados esperaban los resultados de la pruebas diagnósticas

que les habían realizado como análisis de sangre o placas torácicas.

En los últimos días, la afluencia de afectados a este hospital

y a la mayor parte de las clínicas españolas ha descendido de manera significativa.

Esto ha llevado a los responsables a cerrar muchas de estas áreas provisionales.

En el caso de La Paz, se ha procedido al cierre de la sala de Fisioterapia

tras un mes y medio en funcionamiento desde su puesta en marcha a mediados de marzo.

Los trabajadores de este hospital han querido celebrarlo con un vídeo muy emotivo.

Parece que fue ayer cuando me llamó mi adjunta por teléfono para decirme que cerrábamos el gimnasio/sala de fisioterapia de La paz para cederlo a la urgencia a causa del COVID-19.

La historia la sabéis, en tiempo récord, dejamos la sala de fisioterapia lista para la urgencia, que en poco tiempo se llenó de sillones, cama y espacio para trabajar médicos, enfermeras y auxiliares.

Eso fue el día 11 de marzo y la premisa fue clara desde el principio, riesgo 0, por nosotros y por los pacientes.

Nuestro trabajo cambió desde ese día y lo seguimos manteniendo hoy

La Paz se ha convertido en un 'hospital COVID' de referencia. Un centro dedicado casi al completo a la lucha contra el virus que tiene paralizado el mundo.

Ya no hay especialistas, solo médicos. Dejamos de tratar pacientes ambulantes para convertirnos en “el equipo de pronaciones” atendiendo a todos los pacientes de críticos, que llegaron a ser 140.

Posteriormente empezamos a movilizar a los pacientes encamados, actualmente entre UCIS y planta tenemos unos 100 pacientes diarios.

Nuestra jornada ha pasado de ser de lunes a viernes a trabajar de lunes a domingo de mañana y de tarde. Pero no sólo ha sido fisioterapia lo que hemos hecho y seguimos haciendo, también nos hemos reconvertido y hemos ocupado las siguientes posiciones:

  • Lencería
  • Hospital de día de Hemato-Oncología (filtro de pacientes)
  • Desarrollo y gestión (RRHH)
  • Hemodiálisis
  • Urgencia
  • Controles de enfermería en Cantoblanco
  • Registro y envío de datos
  • Inventario de plantas
  • Petición de material en plantas
  • Consulta de personal
  • Gestión de ambulancias
  • Auxiliares trasladadas a plantas
  • Fisioterapeutas trasladas a plantas de enfermería ( los que eran enfermeros)
Equipo médico de La Paz
Equipo médico de La Paz / @jabrajam

Todos los sanitarios de La Paz celebramos el cierre de espacios COVID

Se apagan las luces y, finalmente, saltamos salimos de la sala con lágrimas en los ojos. 

Las imágenes del vídeo que ilustra este artículo muestran el amplio espacio repleto de sillones vacíos que días antes ocupaban decenas de personas a la espera de su diagnóstico.

La semana pasada, llegamos a tener 800 pacientes de coronavirus y 250 pendientes de ingreso. El 90% de las instalaciones de La Paz se destinaron a la pandemia. Pero en los últimos días, la afluencia de afectados a este hospital y a la mayor parte de las clínicas españolas ha descendido de manera significativa.

En el caso de La Paz, se ha procedido al cierre del gimnasio tras un mes y medio en funcionamiento desde su puesta en marcha a mediados de marzo.

Sin palabras

Todo esto ha sido posible gracias a dos cosas:

  • Un equipo de fisioterapeutas, logopedas, terapeutas ocupacionales, que han demostrado una capacidad de adaptación, que nunca se ha escuchado un no por respuesta, que se han adaptado a trabajar fines de semana y turnos que no eran los que le correspondía, simplemente por el hecho de saber que estaban siendo de gran ayuda para resolver una situación que no habíamos conocido antes.
  • El apoyo de los médicos rehabilitadores, que también se han tenido que reinventar, y una adjunta a quien pertenezco en la dirección de enfermería, que se ha mostrado como una gran líder, sin preguntar ni cuándo ni cómo ni dónde, simplemente dando libertad, y preguntando sólo lo que necesitaba saber, así si.

Creo que una de las claves ha sido desarrollar turnos anti estrés, en el que conviven la parte emocional y la distancia con el virus.

Gracias, gracias y más gracias

Estoy tremendamente orgulloso del servicio al que pertenezco, y de los compañeros que tengo, esta situación límite me ha ayudado a ver que ya son muchos años los que llevo aquí, que toca reinventarse, en la fisioterapia o donde sea, que es un orgullo compartir experiencias con vosotros.

Y que algo bueno hemos hecho, cuando desde el 11 de marzo el número de contagios es 0, sólo tuvimos 3 casos al principio que venían ya infectados.

[Puedes leer más artículos de Luis Pablo aquí]

Añadir nuevo comentario