El impacto del coronavirus en las personas mayores deja unas 40.000 pensiones menos

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
Un grupo de jubilados se manifiesta el pasado junio en Madrid/ EL MUNDO. JAVIER BARBANCHO

Lectura fácil

El coronavirus hace bajar las prestaciones por jubilación con casi 40.000 menos pensionistas.

Un pensionista es una persona que recibe una pensión,
en especial la que la recibe como ayuda económica del Estado por razón de incapacidad o edad.

La pandemia del coronavirus ha provocado estragos entre los mayores
y eso queda reflejado en el descenso del número de pensionistas.

Los datos corresponden al mes de mayo, cuando la pandemia aún no había sido controlada.

Con el estado de alarma en España, las oficinas de la Seguridad Social cerraron
y muchos usuarios, personas mayores, no saben manejar correctamente los recursos digitales
para solicitar su pensión.

Además, el mayor número de víctimas,
hay que recordar que ha sido el que se produjo en las personas mayores.

 

El fuerte impacto que la pandemia del coronavirus ha tenido sobre las personas de mayor edad es muy visible en los datos de la Seguridad Social. Según la última nómina, referente al mes de septiembre, el número de prestaciones que abona el sistema es de 9,765 millones, mientras que en febrero la cifra superaba los 9,8 millones, unas 40.000 pensiones menos.

Por primera vez en la historia la partida dedicada a las prestaciones contributivas disminuyó un 0,27% 

De igual manera el número de nuevas altas cae en más de 46.000 en un año. Si el gasto dedicado al pago de los más de 9,8 millones de prestaciones crece mes a mes de forma casi automática a consecuencia del envejecimiento de la población española, por primera vez en la historia se ha producido un recorte en esta partida.

El presupuesto sí registró un incremento en tasa anual, pero de apenas un 2,5%, menos de la mitad de lo que crecía un año atrás, cuando se situaba en el entorno del 7%. Sin embargo, si el gasto cayó es debido a que también se redujo el número de pensionistas y de nuevas altas a consecuencia del coronavirus.

Más del 80% de los afectados por este hachazo a las pensiones superan los 70 años

En mayo se abonaron un total de 9.754.137 pensiones contributivas, lo que supone 38.508 menos que el mes anterior. Se trata en este caso de la tercera caída consecutiva, algo que no se había dado nunca, pero además es un recorte que supera con creces a los anteriores. El incremento anual en el número de pensiones sí se eleva, pero de nuevo a una tasa tan baja de la que no hay constancia: un 0,48% más que el año pasado, la mitad que en abril.

Evolución del gasto en pensiones / Fuente: 65ymás

Evolución del gasto en pensiones / Fuente: 65ymás

¿A qué se debe este recorte en las pensiones?

La primera causa es el elevado número de víctimas que deja esta pandemia, en su inmensa mayoría jubilados. Pero también se debe en parte al cierre de oficinas y a la situación de confinamiento, que ha provocado que el número de nuevas altas disminuya, tal y como explica el Ministerio en su nota de prensa.

A raíz del decreto del estado de alerta, las oficinas de la Seguridad Social dejaron de prestar atención presencial, por lo que los ciudadanos deben presentar las solicitudes de prestaciones y realizar el resto de trámites con el organismo exclusivamente por vía telemática o telefónica. Esto ha motivado que una parte de los ciudadanos opten por retrasar gestiones.

Ahora, con la reapertura de las oficinas de la Seguridad Social se espera que la afluencia de demandantes sea alta, en su mayor parte los que han tenido algún tipo de problema o duda con el Ingreso Mínimo Vital, pero también los que reclaman atención presencial en el tema de las pensiones.

Añadir nuevo comentario