Así será la vuelta a las playas: Paseos por horas y dos metros de distancia entre las toallas

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
Las playas abrirán este verano con restricciones

Lectura fácil

El Gobierno se prepara para que las playas reciban la temporada de verano:

  • Distancia entre toallas de dos metros.
  • Desinfección diaria de duchas y mobiliario urbano.
  • Movilidad limitada en las playas.

Los paseos en las playas podrán darse a primera hora de la mañana y a última de la tarde.

Previsiblemente abrirán primero aquellas playas que tengan la bandera azul.

Estamos en el mes de mayo, un mes en el cuál empieza a hacer calor y uno de nuestros mayores placeres es poder traducir los primeros rayos de sol en los primeros chapuzones playeros antes de las vacaciones. Sin embargo, el coronavirus nos ha “robado” más allá del mes del mes de abril como diría Joaquín Sabina.

La mayoría de la población se moviliza durante el Puente de mayo por las playas y si eres de Madrid tienes otro plus: el puente de San Isidro. No obstante, no podrá ser así ya que, las playas y los negocios de costa también se tendrán que adaptar a la nueva normalidad.

¿Cuáles serán las medidas más importantes durante este verano?

Las primeras medidas que se tomarán al respecto de las playas serán la limitación del aforo y la desinfección diaria de las duchas. Por tanto, ya no veremos las playas en principio como las postales de los últimos veranos donde no cabía un alfiler en la Costa Blanca, en la que podías caminar por la playa y a la vez ir saltando de toalla en toalla porque lo que a la gente le gusta es poner su toalla cuanto más cerca del agua mejor.

Por otra parte se procederá a la desinfección diaria de las duchas y mobiliario urbano. Son medidas que el Gobierno trasladará a las autonomías y que empezó en Italia, uno de los grandes focos europeos de la pandemia de COVID-19. La distancia que se recomienda entre bañistas es de dos metros y se medirá entre toallas y sombrillas.

Playas abarrotadas de gente / El Mundo
Playas abarrotadas de gente / El Mundo

La tranquilidad de saber que el acceso a las playas será ordenado

No vamos a mentir. A nosotros en un principio nos da tranquilidad que el acceso a las playas sea ordenado. Quizás tengamos que “dar las gracias” al COVID-19 por convertirnos en una civilización ordenada no sólo a la hora de entrar a la playa, sino a la hora de entrar a cualquier establecimiento. Quizás durante este verano aprendamos de una vez que no es importante aparcar a la primera en la playa y que no sirve de nada pegarse por poner la toalla el primero.

La verdad es que a mí me da tranquilidad saber que el acceso de las playas será ordenado (en principio) pero  una cosa es la teoría y otra cosa es la práctica. El primer día que no veamos luchas encarnizadas para mover el coche en las playas de Levante o de la costa andaluza será el primer paso para creer en el civismo de la humanidad durante el período de verano.

Otro aspecto clave para las playas es que la movilidad se limitará. La idea del Gobierno es fijar franjas horarias para pasear por la orilla y propone que las caminatas se concentren en las primeras horas de la mañana y las últimas de la tarde. También está sobre la mesa que los primeros arenales en abrir sean aquellos que posean la bandera azul desde el verano de 2019 que, en España son la mayoría de las playas.

¿Cómo se van a implementar estas medidas?

Los Ayuntamientos ya están pensando cómo idear las playas de cara a este verano. Comenzamos el “Carrusel Playero” desde el norte de nuestro país. El plan del Ayuntamiento de Sangenjo pretende dividir la playa de Silgar en 780 parcelas de nueve metros cuadrados. El aforo máximo se fija en 2.340 personas, un 75% del que disfruta en condiciones normales. Tal y como ha declarado el alcalde de la localidad gallega, el popular Telmo Martín “Queremos que se sientan como en sus casas”.

Por ello, el arenal tendrá accesos numerados y sectores distintos y serán trabajadores municipales los que ejerzan de acomodadores ubicando a los bañistas en las parcelas. Además habrá una zona reservada para paseo y juego infantil. En las playas de Lloret de Mar (Girona), los arenales se dividirán por grupos sociales: mayores de 65, familias con niños y adultos en general. Por último, en el sur, en Vélez – Málaga (Málaga) piensan utilizar un tractor con un rodillo que crea cuadrículas de unos 2,5 metros de lado cada una.

Añadir nuevo comentario