Protege tu piel de los rayos del sol, la mascarilla no lo hará por ti

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
La mascarilla y la protección solar prendas imprescindibles en verano / 20 Minutos

Lectura fácil

La mascarilla la usamos tanto en espacios cerrados como abiertos,
y por ello, quizá aparezca una falsa sensación de proteger la piel que tapamos con la mascarilla,
nada más lejos de la realidad.

Los rayos del sol pasan a través de ella y proteger la piel en verano
y en concreto esa parte de la cara, nos solucionará futuros
problemas de salud.

Nuestra piel nos pide protección solar tras el confinamiento.
Es importante en estos momentos seguir las recomendaciones
de los expertos para mantener nuestra piel saludable y no correr riesgos.

Los rayos de sol son muy importante para la salud pues,
cuando nos exponemos a ella,
nuestro organismo genera vitamina D,
que es necesaria para absorber el calcio y el fósforo,
dos elementos esenciales para los huesos.

En verano la crema solar es un producto indispensable antes de salir de casa. Ahora bien, ¿la mascarilla nos protege del sol? No, la radiación solar pasa a través de la mascarilla por lo que debemos proteger la parte de nuestro rostro no visible.

Los expertos advierten de la importancia de usar protección solar en verano y también en la parte de nuestra cara que tapa la mascarilla.

En general, la crema solar debe ser uno de esos productos indispensables en verano, sea cual sea nuestro destino, debemos usarla para proteger la piel de los rayos del sol y la radiación. Estos productos deben extenderse de forma adecuada para evitar lesiones cutáneas, en todo el cuerpo, y también bajo la mascarilla.

¿Protege la mascarilla de los rayos del sol?

La mascarilla no protege del sol. Así que, antes de salir a la calle, debemos aplicar en nuestra piel la crema protectora. El protector debe ser el adecuado al tipo de nuestra piel con un alto factor de protección. Lo ideal es entre 30 y 50 al menos.

Recomendaciones de expertos

Desde el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid (COFM) recuerdan a la ciudadanía que este año, debido al confinamiento por el estado de alarma que hemos vivido, no hubo una exposición paulatina al sol, por lo que nuestra piel está mucho más sensible y esto conlleva un mayor riesgo para sufrir quemaduras solares

Desde aquí te sugerimos que tomes nota de estas explicaciones y en tu día a día, sigas estos consejos para proteger tu piel, la pandemia y el estado de alarma nos hicieron pasar más tiempo del habitual en casa y el verano, supone un cambio muy brusco para nuestra sensible piel que tiene carencia de vitamina C.

En un comunicado, destacaron que las mascarillas “son un producto fabricado para filtrar el aire, aunque puedan parecer un protector físico”.

“La recomendación es que siempre se utilice protección solar en la piel cubierta por la mascarilla y que se renueve la aplicación cada pocas horas”, indicaron desde el Colegio de Farmacia de Madrid, “con el fin de evitar quemaduras o perjuicios más graves”.

Por otra parte, otra zona de nuestro cuerpo sensible, son las manos. Advirtieron que “los geles hidroalcohólicos son sustancias que deshidratan la piel y que, junto al sol, pueden causar efectos no deseados”.

Por lo tanto, “cobra gran importancia proteger también nuestras manos de la luz solar e hidratarlas con frecuencia para evitar quemaduras o irritaciones”.

La mascarilla la usamos tanto en espacios cerrados como abiertos, y por ello, quizá aparezca una falsa sensación de proteger la piel que tapamos con la mascarilla, nada más lejos de la realidad. Los rayos del sol pasan a través de ella y proteger la piel en verano y en concreto esa parte de la cara, nos solucionará futuros problemas de salud.

¿Cómo usar las cremas y protectores solares?

Cremas y protectores solares deben aplicarse por toda la cara, también bajo la mascarilla. Como decíamos, recomendamos aplicar la protección media hora antes de la exposición solar, y se debe volver a aplicar cada dos horas y siempre después de cada baño, con la piel seca.

Además, debemos elegir un fotoprotector solar que proteja frente a todos los tipos de radiaciones: la infrarroja, la ultravioleta y la visible.

¿Qué sucede con pieles sensibles?

Estas pieles deben tener un cuidado y tratamiento especial.  Tal y como hemos indicado, los geles hidroalcohólicos pueden provocar irritaciones. Y, al igual que sucede con otras zonas de nuestro cuerpo, tras pasar un tiempo al sol, hay que poner atención en su cuidado. Para ello es conveniente el uso de productos hidratantes que ayuden a restaurar la piel.

Añadir nuevo comentario