¿Es efectiva tu mascarilla casera?

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
Mujer confeccionando una mascarilla casera / Foto: Ajuar, La Voz de Galicia

Lectura fácil

Las mascarillas se han convertido en un elemento de primera necesidad.
Un accesorio que nos acompaña día a día.

Las hay de muchos tipos, colores e incluso inteligentes.

Además, podemos confeccionar nuestra propia mascarilla de tela.

Las partículas de coronavirus son muy pequeñas, 
se pueden colar por la tela de nuestra mascarilla 
hasta llegar a nuestro rostro y contagiarnos.

Para saber si una mascarilla casera es efectiva,
un científico inglés ha publicado dos métodos de comprobación:

1. Buscar a una persona que inhale tabaco vapeado y grabarlo mientras expulsa el vapor con su mascarilla puesta. 
Si el vapor se expulsa hacia su pecho, detrás de ti y no llega lejos, la mascarilla es efectiva.

2. Otra técnica para comprobar la efectividad de las mascarillas caseras es tratar de apagar una vela con la mascarilla puesta. Si apagar la vela se nos hace difícil, la mascarilla casera es efectiva.

Las mascarillas se han convertido en un elemento de primera necesidad. Un accesorio que nos acompaña día a día.

Las hay de muchos tipos, colores e incluso inteligentes.

Al ser tan cotidianas, mucha gente ha matado el tiempo creando y diseñando sus propias mascarillas de tela en casa. Pero, ¿son del todo efectivas esas mascarillas caseras?

Cómo comprobar si nuestra mascarilla casera es efectiva

Simon Kolstoe es profesor en la Universidad de Portsmouth, y ha escrito un artículo en Science Alert para ayudar a saber cuáles son las mascarillas caseras más efectivas.

Tal como comenta este profesor, es importante saber que las partículas de coronavirus tienen un tamaño de 0,08 micrometros, y los hilos de la típica cobertura de tela para el rostro tiene unos huecos aproximadamente 1.000 veces más grandes (entre 1 y 0,1 milímetros). Por lo tanto, es muy fácil que las minúsculas partículas de coronavirus se cuelen en nuestro rostro a través de esos huecos de la mascarilla.

Para comprobar si una mascarilla casera es efectiva, según Kolstoe, un buen método es buscar a alguien que vapee y grabarlo mientras expulsa el vapor llevando una mascarilla. Esa técnica nos dará una pista de cómo la mascarilla contiene nuestra respiración.

Simon Kolstoe recomienda que después grabemos a alguien exhalando vapor sin mascarilla y comprobemos la diferencia que hay entre el movimiento del vapor de la primera grabación y de la segunda.  Si el vapor de su respiración se dirige sobre la parte superior de su cabeza, hacia su pecho y detrás de ti, aunque se extiende, no llega lejos. En comparación, si observa una imagen de alguien que no usa una mascarilla, verá que la exhalación se realiza principalmente hacia adelante y hacia abajo, pero a una distancia significativamente mayor que con la mascarilla.

Gracias a esta técnica también podremos considerar el diseño de las mascarillas. Por ejemplo si es necesario que ajuste más la barbilla, o la nariz, o si nos queda pequeña.

Otra técnica para comprobar la efectividad de las mascarillas caseras es tratar de apagar una vela con la mascarilla puesta. Si apagar la vela se nos hace difícil, la mascarilla casera es efectiva.

Ahora, si has realizado ambas pruebas, no olvides lavar tu mascarilla.

"Al igual que nos tapamos la boca cuando tosemos, el objetivo de usar mascarillas caseras es reducir la distancia que tu respiración se separa de un cuerpo", afirma Kolstoe. "Por lo tanto, una cobertura efectiva de la cara no está destinada a evitar que el usuario contraiga el virus. Aunque desde una perspectiva personal podríamos querer protegernos, para ello deberíamos usar EPIs especialmente diseñadas, como mascarillas FFP2 (también conocidas como N95). Pero, al hacerlo corremos el riesgo de provocar escasez de mascarillas y potencialmente poner en riesgo a los sanitarios", añade.

La importancia del filtro de las mascarillas caseras

Las mascarillas caseras probablemente necesiten un mínimo de dos capas, y preferiblemente tres, para evitar la dispersión de gotas virales de la nariz y la boca que están asociadas con la propagación de COVID-19.

Echando la vista atrás, al principio de la pandemia, durante el mes de marzo, no teníamos mascarillas para proteger a toda la población, por lo que muchas personas utilizaban mascarillas de tela para protegerse. A raíz de esto, un equipo de investigadores australianos comparó la efectividad de los revestimientos faciales de tela de una o dos capas con una máscara facial quirúrgica de 3 capas para reducir la propagación de las gotas que se emiten al hablar, estornudad o toser y que son el vector de transmisión del virus.

La cubierta de una sola capa estaba hecha de una pieza doblada de camiseta de algodón y cintas para el pelo; la cobertura de doble capa se realizó utilizando el método de costura.

La grabación de video mostró que la mascarilla quirúrgica de 3 capas era la más efectiva para reducir la dispersión de gotas en el aire, aunque incluso una sola capa de tela en la cara redujo la propagación de las gotas al hablar.

Pero una cobertura de doble capa era mejor que una sola capa para reducir la propagación de las gotas al toser y estornudar, mostró la grabación.

Esto nos lleva a la conclusión de que las mascarillas de tela reutilizables y lavables, son una opción segura si tienen filtro.

Hay muchas marcas de mascarillas caseras con bolsillos para filtros que también ofrecen paquetes de filtros para comprar y facilitar la vida útil de la mascarilla que se ha adquirido. Además, existen paquetes de filtros con variedad de tamaños y materiales para poder elegir el que más se adecue a la mascarilla que se haya elegido.

Puedes confeccionar tu mascarilla casera en casa con telas de colores y diferentes diseños para añadirle un filtro. En Amazon venden tela de filtro por metros, una opción barata y asequible para asegurarte de tu mascarilla casera es efectiva en la lucha contra el coronavirus.

Añadir nuevo comentario