Reino Unido impone cuarentena a viajeros españoles, otra vez

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
En la foto, pasajeros hacen el ’check in’ en el aeropuerto de Madrid-Barajas para volar a Reino Unido.

Lectura fácil

El Reino Unido vuelve a imponer la cuarentena a los viajeros que procedan de España.
Esta decisión se lleva a cabo por la situación de repuntes de casos de coronavirus en España.
Pero son muchos los turistas británicos que están en España.
Aun así, Reino Unido sigue siendo el país más castigado y peor gestionado por la pandemia.

Reino Unido vuelve a imponer la cuarentena a los viajeros procedentes de España. Desde Londres, el Gobierno de Johnson retiró a España de la lista de países exentos de cuarentena. Sin embargo, ha cambiado de opinión.

Esto se debe a la situación de repunte de casos de coronavirus en Cataluña, Aragón o Murcia. Por ello, El Ministerio de Transporte británico confirmó que los viajeros procedentes de España tendrán que aislarse durante 14 días.

“Nuestra prioridad absoluta es la protección de la salud pública, y hemos tomado esta decisión para limitar la potencial transmisión al Reino Unido. Siempre hemos dejado claro que incorporaríamos a cualquier país en la lista de restricciones si resultaba necesario”, ha explicado un portavoz del Gobierno británico.

En el Reino Unido, las multas por incumplir la norma pueden llegar a los 1.000 euros y acabar en acciones penales en caso de infracción repetida

Por su parte el Ministerio de Exteriores modificó sus recomendaciones de viaje para España, y sugiere ahora que se eviten los viajes “a la Península” que no resulten necesarios.

Pero desde Reino Unido no dicen nada de los viajes a las Islas Baleares ni a las Canarias dentro de las nuevas pautas. Los viajeros que regresen al Reino Unido desde allí seguirán obligados a cumplir con el aislamiento.

“El Centro Conjunto de Bioseguridad y Public Health England han actualizado su análisis del coronavirus en España de acuerdo con los últimos datos”, ha explicado ese mismo portavoz gubernamental para justificar el giro drástico adoptado.

La decisión tomada 15 días después de que España pasara a formar parte de la lista de los primeros 59 países con los que establecieron pasillos aéreos para esquivar medidas restrictivas y salvar la difícil situación de líneas aéreas y de la industria del turismo.

Downing Street avisó de que revisaría el listado cada tres semanas, activando un “sistema semáforo” para catalogar el grado de riesgo de transmisión del virus de los diferentes países y modular las medidas de prevención.

Por su parte, Escocia, que mantuvo la cuarentena a los viajeros procedentes de España después de que la levantara Inglaterra, ha anunciado este sábado la restauración de la restricción.

“La decisión refuerza nuestro criterio de que todas estas medidas siguen sujetas a cambios a muy corto plazo. Mi consejo sigue siendo que se tome mucha precaución respecto a posibles viajes al extranjero que no sean esenciales”, ha escrito Nicola Sturgeon, la ministra principal de Escocia, en su cuenta de la red social Twitter.

Los turistas británicos están ya en territorio español y muchos más tenían reservados billetes para las próximas semanas, ahora los operadores del Reino Unido se enfrentan a un caos de cancelaciones anticipadas y de regresos adelantados.

Reino Unido cuenta con unas cifras sobrecogedoras de contagios y muertes por coronavirus

Por su parte Downing Street no se compromete a asumir el gasto de todos aquellos que no se pueden reincorporar a sus trabajos cuando regresen a Reino Unido. Solamente piden a las empresas que sean comprensivas ante la situación con sus empleados.

El caso es que, la decisión de imponer cuarentena a los viajeros ha sido motivo de tira y afloja entre Londres y Madrid, por parte de la industria turística.

Cuando Downing Street dijo que la cuarentena estaría desde el pasado 8 de junio, el Gobierno de España amenazó con medidas recíprocas, pero no las pusieron en marcha.

Hasta el pasado 20 de junio, los viajeros del Reino Unido entraron sin restricciones a España. El Ejecutivo de Johnson tuvo en severo secreto la incorporación del país en la lista de excepciones. Finalmente acabó incluyéndolo.

Desde de la Asociación de Agencias de Viaje del Reino Unido dijeron que “Se trata de una noticia maravillosa para la industria, que lo ha pasado realmente mal. Animo a la gente a comenzar a hacer sus reservas” . Pero esas buenas noticias apenas han durado dos semanas.

Añadir nuevo comentario