El retrete, inodoro o váter, algo a lo que muchas personas no tienen acceso

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
El retrete, inodoro o el váter es algo a lo que muchos no tienen acceso

Lectura fácil

Muchas personas no tienen acceso al retrete, ni tampoco tienen acceso al agua potable.

Esto es un problema que causa diferentes problemas como:

  • Propagación de enfermedades.
  • Muertes por contraer enfermedades.
  • Abandono escolar, ya que muchos centros del mundo no cuentan con servicios de saneamiento.
  • Agresiones sexuales, porque muchos lugares tiene baños píblicos para hombres y mujeres.
  • Pérdida de ecosistemas.

¿Conoces a alguien que no tenga retrete en su casa? Negativo, pues todos y cada uno de nosotros contamos con un aseo, donde realizar nuestra higiene y expulsar nuestras necesidades.

Naciones Unidas hace un llamamiento a nivel mundial, pues no todas las personas cuentan con un acceso fácil, gratuito y saneado a instalaciones donde puedan defecar o simplemente, lavarse las manos.

Los datos de la ONU reflejan que 4.200 millones de personas en el mundo carecen de servicios de saneamiento gestionados de forma segura y 673 millones siguen haciendo sus necesidades al aire libre y en donde pueden, como en una orilla, el bosque…

Esto da lugar a la muerte de muchas personas, pues las enfermedades infecciosas mortales, como el cólera o la tifoidea se propagan sin control, y encima, la pandemia del COVID-19 a agravado mucho más la escasez de recursos de saneamiento.

El retrete, algo tan simple es capaz de ayudarnos a no propagar enfermedades, salvar vidas y cuidar del Planeta

Para seguir reportando la importancia de contar con sistemas de saneamiento, desde el 2013 se celebra el Día Mundial del Retrete o Día Mundial del Saneamiento.

El objetivo es visibilizar que otorgar de buen acceso de saneamiento a las comunidades del mundo es altamente necesario para avanzar a nivel global.

Pero la situación es preocupante, porque se está dando un lento e insuficiente progreso a la hora de proporcionar acceso al saneamiento a diferentes comunidades del mundo.

Desde la OMS apuntan que la falta de saneamiento causa la transmisión de enfermedades causadas por lombrices intestinales. Según su datos, 1.500 millones de personas están infectadas por parásitos de este calibre, que causan alteraciones graves como cognitivas, disentería o anemia.

Desde la ONU advierten además de que la falta de sistemas eficaces de alcantarillado o de eliminación de desechos contamina los ecosistemas, cosa que acaba afectando también a los medios de subsistencia.

Es por ello, que el lema del Día Mundial del Retrete 2020 es "Saneamiento sostenible y el cambio climático". Y es que el planeta sigue siendo destruido, y los fenómenos meteorológicos son cada vez más extremos.

Las inundaciones, la sequía y el aumento del nivel del mar amenazan los sistemas de saneamiento. Por ejemplo, las inundaciones pueden contaminar los pozos utilizados para sacar agua potable o pueden dañar los inodoros y esparcir los desechos humanos a comunidades y cultivos alimentarios, dando lugar a una nueva vía de propagación de enfermedades.

Las comunidades no solo necesitan tener acceso a un retrete, sino contar con un saneamiento sostenible, tener acceso al agua potable y contar con instalaciones en las que puedan lavarse las manos, porque así es como se pueden frenar no solo el COVID-19, sino muchas otras enfermedades infecciosas mortales.

Niñas y mujeres, las más afectadas por la falta de retrete y saneamiento en sus comunidades

Unicef explica que los niños y niñas que viven cerca de excrementos humanos los expone potencialmente a contraer enfermedades infecciosas, que pueden llegar a ser letales para ellos.

Hoy en día muchas comunidades defecan al aire libre, dando lugar a que enfermedades como la diarrea, que genera desnutrición y la muerte, sigan expandiéndose.

La ONU calcula que cada año 297.000 niños menores de 5 años mueren al contraer enfermedades de este tipo. Y muchos, faltan de manera reiterada a la escuela por los problemas de salud ocasionados por la falta de servicios de saneamiento en las escuelas.

Además, el no contar con servicios de saneamiento en casa expone a mujeres y niñas. Durante la adolescencia las niñas falta a la escuela porque estas no cuenta con instalaciones de saneamiento.

En muchos lugares, el retrete es un lugar común para hombres y mujeres, por lo que niñas, adolescentes y mujeres además de quedar expuestas a problemas de salud a consecuencia de tener que hacer sus necesidades en un lugar retirado o al aire libre también acaban siendo víctimas de agresiones sexuales.

¿A que ahora te parece una locura y una atrocidad que miles de personas no tenga acceso al retrete? Es hora de unirse y reclamar la equidad en todos los ámbitos de la vida.

2020-11-20

Añadir nuevo comentario