Día Mundial de la Sepsis: expertos alertan del aumento a 200.000 casos al año

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
13/09/2021 - 15:41
Sepsis. Fuente: National Institute of General Medical Sciences

Lectura fácil

Varios expertos alertaron este lunes del incremento de la sepsis, con unos 200.000 casos al año en España, y de la proliferación de bacterias resistentes a los antibióticos.

Los datos fueron anunciados por los doctores José Barberán, presidente de la Sociedad Española de Quimioterapia (SEQ), Marcio Borges, coordinador de la Unidad Multidisciplinar Sepsis-UCI del Hospital Universitari Son Llatzer de Palma de Mallorca, y Álex Soriano, jefe de Servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital Clínic de Barcelona en una rueda de prensa en la que también presentaron varias recomendaciones para pacientes con esta enfermedad.

Aunque se calcula que en España hay unos 50.000 casos al año, la cifra "está infravalorada porque realmente hay cinco veces más casos de los registrados", según recogió Servimedia.

El infradiagnóstico se debe a que la codificación de los casos de sepsis y shock séptico es muy deficitaria en España y en todo el mundo, incluso en Estados Unidos. "El país que clásicamente mejor la codifica se valora por estudios bien diseñados que no codifican bien más de la mitad real de los casos", declaró.

El 70 % de los pacientes de sepsis tienen secuelas

“Tampoco en toda Europa tenemos cifras fiables. Aunque en España estamos en el entorno de países similares al nuestro, con unos 1-5 casos por cada 100.000 habitantes/día (como Portugal, Italia, Grecia, Francia o Alemania, así como los de norte como Noruega, Suecia...). También sabemos que los países en desarrollo tienen cifras mucho mayores, con tasas más elevadas de casos infantiles y puerperales, que aquí son mucho menos frecuentes”, concluyó el doctor Borges.

El doctor Soriano, por su parte, hizo hincapié en el incremento de las infecciones hospitalarias, concretamente de "las bacterias gramnegativas resistentes” y destacó la importancia de la guía que presentó “para facilitar el uso de antibióticos de amplio espectro y garantizar el correcto tratamiento del paciente, sin correr el riesgo de abusar inadecuadamente de este recurso”.

Soriano señaló el riesgo de esta enfermedad en "los pacientes frágiles que pueden desarrollarla en las próximas horas, si no se acierta con el antibiótico” y señaló a los ”estafilococos aureus, enterobacterias, pseudomonas aeruginosa y candidas" como los microrganismos con probabilidades de desencadenar una de estas patologías.

Asimismo, el doctor Borges también puso de relieve el coste de esta patología. “Cada sepsis cuesta entre 7.000 y 20.000 euros. Muchos de ellos ingresan en la UCI y el coste allí es de 3.000 euros por día y la media de estancia de este tipo de pacientes de dos semanas. Es un proceso caro y que genera mucha mortalidad. Además el 70 % de los pacientes que pasan por la UCI tendrán secuelas y precisarán de rehabilitación durante mucho tiempo”, alarmó.

Hay que asegurar un diagnóstico precoz

Por todo esto, la Sociedad Española de Quimioterapia defiende la importancia de la puesta en marcha a nivel nacional del llamado ‘código sepsis’, similar a los protocolos de atención a ictus o infartos. Se trata de un procedimiento sistemático de atención integral: detección temprana, diagnóstico precoz de las causas, tratamiento adecuado y precoz, adecuación de recursos, cuantificación del problema, así como adecuación según los indicadores de calidad del manejo.

“Para ello hay que desarrollar herramientas asistenciales, de gestión, difusión y un estricto sistema educacional para ponerlo en marcha”, destaca el especialista; “porque múltiples experiencias tanto a nivel de hospitales, regiones y países, han demostrado que estos programas o códigos disminuyen la mortalidad, la duración de la estancia hospitalaria y los costes asociados”, concluyó el doctor Barberán.

Según recoge La Voz de Galicia, la incidencia de sepsis aumenta alrededor de un 2 % cada año debido a factores como el envejecimiento de la población, el aumento de la esperanza de vida de pacientes con múltiples patologías, el aumento del número de pacientes inmunodeprimidos y la aplicación de tratamientos quimioterápicos y de cirugías agresivas. Es el proceso clínico con mayor mortalidad hospitalaria en los hospitales, tres veces mayor que el infarto agudo de miocardio, siete veces mayor que el ictus y trece veces superior a los accidentes de tráfico. "El objetivo es identificar cuadros clínicos e iniciar de manera precoz el tratamiento óptimo adecuado para cada paciente según sus necesidades clínicas", informa Summa 112.

Añadir nuevo comentario