Resistencia a los antibióticos: una gran amenaza para la salud mundial

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest

Lectura fácil

Los antibióticos ya no son tan efectivos con cierto virus y bacterias.

Este proceso se conoce como resistencia a los antibióticos.

Esto es un problema, pues al hacer un uso malo de los medicamentos, los virus y bacterias

se vuelve resistentes a los tratamientos.

De esta forma, la mortalidad sube cada vez más, pues no hay tratamientos eficaces para tratar

diferentes infecciones por hacer un uso malo de estos medicamentos.

Los antibióticos son un tipo de fármacos que se emplean para tratar determinadas enfermedades causadas por bacterias. Dichas enfermedades pueden ser la amigdalitis estreptocócica o la infección por Escherichia coli.

Pero cada vez son más numerosas las infecciones como la neumonía o la salmonelosis que experimentan un tratamiento más difícil por la pérdida de la eficacia de los antibióticos.

Tal y como alertan desde la Organización Mundial de la Salud (OMS), esto ocurre porque las bacterias se vuelven resistentes, experimentando una mutación que surge como respuesta a los medicamentos.

Para entenderlo mejor, dicha mutación sería una reacción de adaptación natural de estos microorganismos.

La resistencia a los antibióticos aumenta la mortalidad

Cuando los microorganismo infecciosos son capaces de transformarse y combatir los efectos de los antibióticos, están experimentando un proceso de resistencia a los tratamientos.

Por eso la OMS considera este hecho como una gran amenaza para la salud mundial, pues según los datos que tienen, esta situación está alcanzando niveles peligrosos alrededor del mundo.

Estos mecanismos de resistencia que desarrollan las bacterias son un peligro para prevenir y tratar infecciones comunes como la tuberculosis, la septicemia o las enfermedades de transmisión alimentaria.

La resistencia a los antibióticos acaba desembocando en:

  • Un aumento de la mortalidad.
  • Una estancia prolongada en los hospitales.
  • Un incremento de los gastos sanitarios.

La OMS apunta que "allí donde los antibióticos se pueden adquirir sin receta médica para uso humano o veterinario, la aparición y propagación de la farmacorresistencia empeora".

La secuela de un uso indebido y abusivo de estos medicamentos

Nos podemos preguntar de dónde y por qué se da esta resistencia por parte de estos microorganismos, y no hace falta buscar mucho, pues lo expertos tienen la respuesta: "el uso indebido y abusivo de los medicamentos".

Por ello, desde la OMS, piden que se tomen medidas urgentes para evitar que las enfermedades infecciones habituales y las lesiones menores vuelvan a ser "potencialmente mortales".

En Europa, las bacterias multirresistentes son las causantes de 33.000 muertes al año. Según datos de El Plan Nacional frente a la Resistencia a los Antibióticos (PRAN) esta situación también acaba por contribuir con la generación de un gasto médico adicional de unos 1.500 millones de euros.

Desde la OMS ya avisan de que hay que ponerle solución a esta situación, pues es más grave de lo que parece. La sociedad debe concienciarse de hacer un uso responsable de cualquier tipo de medicamento.

"Si no solucionamos este problema con los antibióticos, en el año 2050 los expertos prevén un total de 40.000 muertes anuales por infecciones que antes eran fácilmente curables", destacan desde la OMS.

Añadir nuevo comentario