Síndrome del Shock Tóxico: La peligrosidad de no hacer un correcto uso de los productos de higiene menstrual

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
El Síndrome del Shock Tóxico es provocado por un mal uso de los productos de higiene menstrual

Lectura fácil

El Síndrome del Shock Tóxico aparece por una bacteria llamada Staphylococcus aureus.

Esta bacteria puede dar lugar a una infección muy peligrosa.

Hay casos en los que se han tenido que amputar extremidades e incluso a morir.

Esto sucede por no tener una correcta higiene menstrual y por no usar bien los tampones, compresas o la copa menstrual

El Síndrome del Shock Tóxico se puede prevenir así:

  • Hay que lavarse frecuentemente las manos.
  • Hacer un buen uso de tampones, copa menstrual o compresas.
  • Hay que cambiar el tampón y la copa de manera regular (acada 4 u 8 horas) y no hay que utilizarlos excediendo el máximo.
  • En caso de usar tampón, se debe escoger la absorción mínima, adecuada al flujo menstrual.
  • Utilizar el tamaño correcto de la copa menstrual y hervirla cada vez que se saque.
  • Hay que extremar la precaución con la conservación de los lubricantes.
  • También no excederse con los lavados con agua y jabón.
  • Durante la regla hay que intentar utilizar compresas al menos una vez al día, y más durante la noche.
  • Asegurarse de retirar el tampón antes de colocar otro y de retirarlo al acabar la menstruación.

El Síndrome del Shock Tóxico (SST) es un infección provocada por una bacteria que produce diversos síntomas, y que si no es tratada a tiempo, puede dar lugar a complicaciones tan graves como el amputamiento de extremidades o incluso la muerte.

El microorganismo que lo origina es el Staphylococcus Aureus, y este, al igual que muchas bacterias vive dentro del cuerpo de todas las personas sanas, en piel, nariz, axilas, ingles y vagina.

Se estima que un tercio de la población tiene esa bacteria en su cuerpo sin que eso suponga un problema de salud. Pero las cepas más resistentes o algunos estados de estrés o enfermedades pueden conducir a una infección bacteriana originada por dicho microorganismo.

Conociendo el Síndrome del Shock Tóxico: Características y síntomas

Normalmente esto se puede padecer por hacer un mal uso de los tampones o por elegir algunos de malas calidades, pero el caso es que el tampón es uno de los útiles de higiene durante la regla que más pueden llevarnos a padecerlo.

Los síntomas pueden ser diversos, pero si se presenta fiebre de manera súbita, erupción cutánea, hipotensión, fracaso renal o respiratorio y cambios en el estado mental, pueden estar relacionados con el Síndrome del Shock Tóxico.

Los expertos también tranquilizan, porque se trata de algo raro, y los objetos de higiene menstrual, siempre y cuando sean bien utilizados, son seguros.

Además, la frecuencia de padecer este síndrome es de 2 a 5 casos por cada 100.000 personas. Además, el 50% de los casos ocurren en mujeres por usar tampones, por crecimiento bacteriano del Staphylococcus aureus ó Streptococo Pyogenes (SGA) y por la liberación de toxinas específicas.

Una cosa debemos tener clara, y es que cualquier producto de higiene menstrual contiene un bajo riesgo de padecer el Síndrome del Shock Tóxico.

En el caso de los tampones, los que absorben un mucho flujo son más peligrosos ya que dan lugar a un caldo de cultivo ideal para esta bacteria.

Con la copa menstrual, su seguridad aún sigue en estudio, pues en 2015 y en 2018 ya se registraron dos casos en los que usuarias de la copa, mostraron que la bacteria puede permanecer en la copa, sea cual sea el modelo o su composición, aunque se limpien como indican las instrucciones.

El Shock Tóxico Estafilocócio (SSTS) es más frecuente en mujeres, generalmente aquellas usuarias de tampones y en los primeros 5 días después de la menstruación.

Pero también puede aparecer en hombre de cualquier edad como infección bacteriana, aunque es más frecuente en edades jóvenes.

De hecho el SSTS se describió por primera vez en 7 niños, en 1978, con aislamiento de la bacteria S.Aureus en mucosa faríngea, vaginal y traqueal.

Es una infección que se puede prevenir

  • Hay que lavarse frecuentemente las manos.
  • Hacer un buen uso de tampones, copa menstrual o compresas.
  • Hay que cambiar el tampón y la copa de manera regular (acada 4 u 8 horas) y no hay que utilizarlos excediendo el máximo.
  • En caso de usar tampón, se debe escoger la absorción mínima, adecuada al flujo menstrual.
  • Utilizar el tamaño correcto de la copa menstrual y hervirla cada vez que se saque.
  • Hay que extremar la precaución con la conservación de los lubricantes.
  • También no excederse con los lavados con agua y jabón.
  • Durante la regla hay que intentar utilizar compresas al menos una vez al día, y más durante la noche.
  • Asegurarse de retirar el tampón antes de colocar otro y de retirarlo al acabar la menstruación.

El Síndrome del Shock Tóxico es una realidad, por ello, al igual que ocurre con cualquier otro ámbito de la salud, debemos extremar siempre la higiene y el cuidado de nuestro organismo, si no queremos llevarnos sorpresas desagradables.

Añadir nuevo comentario