'Slusik' es un proyecto europeo fomenta la inclusión social y educativa

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
Joven en los pasillos de la universidad / Universidad de Granada

Lectura fácil

La Universidad de Granada participa en el proyecto europeo Slusik
llamado así por las siglas en inglés de: Service Learning Upscaling Social Inclusion for Kids,
un poryecto destinado a fomentar y apoyar la inclusión social y educativa del alumnado
en riesgo de abandono escolar.

Los participantes han decidido abordar esta temática
como respuesta al análisis de necesidades realizado y a la experiencia y práctica acumulada
en mejorar la participación de los jóvenes en los sectores de la educación.

Slusik comenzará en diciembre de 2020.

La Universidad de Granada participa en el proyecto europeo 'Slusik' ('Service Learning Upscaling Social Inclusion for Kids'), destinado a fomentar y apoyar la inclusión social y educativa del alumnado en riesgo de abandono escolar.

'Slusik', un proyecto europeo contra el abandono escolar

'Slusik' buscará ese objetivo tratando de mejorar la adquisición de competencias sociales y cívicas y fomentando el conocimiento, la comprensión y el desarrollo de sus valores y derechos fundamentales

El proyecto se enmarca en la Acción Clave 3 del programa Erasmus+ e involucra, además de a la Universidad de Granada, al European Volunteer Centre (Bélgica), Out of the Box International (Bélgica), University of Rijeka (Craocia), University of Limerick (Irlanda), The University College of Teacher Education in Vienna (Austria) y la Matej Bel University (Eslovaquia).

Los 7 socios participantes han decidido abordar esta temática como respuesta al análisis de necesidades realizado y a la experiencia y práctica acumulada en mejorar la participación de los jóvenes en los sectores de la educación formal y no formal.

La información publicada por Servimedia destaca que el modelo de impacto básico en el que se basa 'Slusik' es que la falta de competencias sociales y cívicas entre los que abandonan la escuela, y especialmente los que abandonan la escuela prematuramente, acaba limitando severamente su capacidad y posibilidades para convertirse en adultos socialmente integrados. En este contexto, el aprendizaje-servicio en la educación superior con un fuerte componente de educación cívica ha demostrado ser eficaz para mejorar las competencias sociales y cívicas.

El aprendizaje-servicio implica el uso de metodologías de aprendizaje no formal, como el aprendizaje experiencial y el juego de roles, tanto en el aula, como en el ámbito comunitario mediante la implicación de ONGs.

El proyecto 'Slusik' se llevará a cabo entre diciembre de 2020 y noviembre de 2022 y cuenta con un presupuesto de casi 500.000 euros.

Añadir nuevo comentario