Varias empresas buscan personas inmunes al coronavirus

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
Dos mujeres separada por una mesa durante una entrevista de trabajo. Ambas visten con ropa clara /casacochecurro.com

Lectura fácil

Comienzan a circular en los principales buscadores de trabajo de España 

ofertas y demandas de empleo para trabajadores inmunes al coronavirus.

Leemos una oferta que dice: Se busca auxiliar de enfermería que se recuperó del coronavirus

y tiene inmunidad.

Sin embargo, esta es una práctica ilegal. 

Las empresas no deben preguntar por el estado de salud de sus candidatos.

"Nadie puede (legalmente) preguntarte en una entrevista de trabajo si eres inmune al COVID, pero ojo con decirlo tú: meterás a la empresa en una seria complicación legal", indica Hernán García, Consultor de Recursos Humanos.

El asunto fue abordado durante una comparecencia ante los medios, al  director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias del Ministerio de Sanidad, Fernando Simón. "Algunas personas están empezando a adjuntar su posible inmunidad en los CV para encontrar trabajo. ¿Qué le parece?". Simón respondió: "Yo creo que eso puede ser incluso ilegal. Y si no es ilegal, no me parece muy moral".

Ofertas de trabajo para empleados inmunes al coronavirus: "Se busca que tenga inmunidad"

Comienzan a circular en los principales buscadores de trabajo de España ofertas y demandas de empleo para trabajadores inmunes al coronavirus. En algunos anuncios se menciona como requisito 'preferible' o 'indispensable'. "Se busca auxiliar de enfermería que se recuperó del COVID-19 y tiene inmunidad", leemos, por ejemplo, en uno de esos anuncios para una empleada de servicio doméstico en Madrid.

Si bien aún desconocemos, según los informes científicos, durante cuánto tiempo las personas con anticuerpos al coronavirus serán inmunes a la enfermedad, parece que el hecho de tenerlos podría convertirse en el futuro en una ventaja competitiva para conseguir determinadas ofertas de trabajo.

En estos buscadores, como Milanuncios.com, también hallamos demandas de empleo: "Busco trabajo como empleada del hogar o cuidado de adulto mayor con experiencia y referencias y test de anticuerpos por COVID-19" o "No hay riesgo de coronavirus ya que tengo anticuerpo del virus (probado)" son algunos de los mensajes que podemos leer en Internet.

El estudio de seroprevalencia que Sanidad ha realizado en nuestro país muestra que solo el 5% de los españoles es inmune al coronavirus. Los sindicatos no son partidarios por ahora a la creación de un 'DNI inmunológico' que pueda favorecer el acceso a determinados puestos de trabajo mientras mientras no exista cura ni vacuna contra la COVID-19. Esta exigencia de seroprevalencia es discriminatoria y la solicitud obligatoria de este 'pasaporte' por parte de un empleador es invasiva salvo en los casos donde sea estrictamente necesaria, como sucede con los profesionales de la Sanidad.

¿Es legal introducir datos sobre la inmunidad a COVID-19 en el CV?

Expertos en Recursos Humanos están dando su valoración al respecto al ser una información privada, que puede comprometer a la empresa, creando un sesgo entre los propios candidatos de un proceso de selección. En el caso de entrar, se establece un agravio, no por profesionalidad, al no entrar en la empresa la persona más preparada, en este caso, superaría el proceso, por cuestiones de salud, un aspecto que nadie preguntó y que si aparecía en un documento adjunto al CV.

En el caso que un candidato en el proceso de selección en un CV digital o impreso, aporte su inmunidad ante la COVID-19 mediante un certificado o documento médico, el profesional de la compañía deberá eliminar una información sensible que ni siquiera había solicitado para evitar problemas legales, indica Marina Valero en el portal de Recursos Humanos LinkedIn

Por otra parte, de ser la empresa la que pregunte a los candidatos si son inmunes al coronavirus, se expondrá desde ese momentos una penalización que oscila entre 6.000 y 187.000 euros. "Está prohibido por el Estatuto de los Trabajadores, ya que sería establecer una causa de discriminación en base a una situación de salud", aclara un abogado laboralista a 'El Confidencial'.

En este mismo diario digital, Laura López, abogada especializada en protección de datos y propiedad intelectual, ha explicado cómo hacer para gestionar un curriculum que añada información sanitaria. Explica que, es un proceso complejo. “La empresa tendría que eliminar el documento y cualquier referencia o mecanismo que le permitiera recuperar la información del dato y vincularlo con el candidato".

La información así como el documento recibido, debe ser eliminado, indican los expertos. "No hay un interés legítimo por parte de la empresa que recibe ese dato de salud para tenerlo. Hay que tener en mente el principio de minimización de los datos: un tratamiento de datos tiene que tener los datos mínimos necesarios para cumplir la finalidad por la que se trata", señala Valero. Es cuestión de aplicar la norma ,el Régimen General de Protección de Datos (RGPD).

En LinkedIn, la experta en Recursos Humanos Miriam Márquez, explica al respecto que, debe tratarse de una cuestión que rodea la “desesperación” de los candidatos para diferenciarse de otros.  La experta indica que: “En cada CV, damos información sobre nosotr@s y nuestro bagaje formativo y profesional, pero ahora la tendencia es poner que además de ser unos profesionales de 10 estamos sanos como manzanas”.

La experta reflexiona sobre el marco laboral actual y, el motivo por el cual los candidatos introducen una cuestión como ésta. Es una situación que debe ser analizada por las empresas, indica Márquez y añade que: “Deberían plantearse el grado de desesperación por trabajar que lleva a las personas a adjuntar informes médicos que acrediten su idoneidad e inmunidad para dejarse la piel con contratos de duraciones extracortas y condiciones económicas extravergonzosas”.

Finalmente,  en lo referente a preguntar por cuestiones de salud o por esta en concreto acerca de la COVID-19, es un aspecto que queda recogido en el  Artículo 16.1.c de la Ley de Infracciones y Sanciones del Orden Social, que califica de infracción muy grave este tipo de discriminación e impone sanciones económicas que van desde los 6.251 a los 187.515 euros en función del grado.

Añadir nuevo comentario