El trastorno bipolar busca su normalización

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
30/03/2022 - 10:00
Representación de una mujer con trastorno bipolar / Pixabay

Lectura fácil

El trastorno bipolar es un trastorno orgánico que se caracteriza por un estado de ánimo cambiante que puede fluctuar entre dos polos completamente opuestos. Esta definición se ciñe al Trastorno Afectivo Bipolar y entre esos dos polos opuestos, blanco y negro, manía (euforia) y depresión, existe toda una “gama de colores” con distintas intensidades de grises que tienen en común la bipolaridad. Es lo que se conoce como Espectro Bipolar.

Hoy, 30 de marzo, celebramos el Día Mundial del Trastorno Bipolar. Se conmemora en este día por ser la fecha de nacimiento del pintor Vincent Van Gogh, que fue póstumamente diagnosticado de padecer posiblemente este tipo de trastorno.

Se estima que entre un 2,5 % y un 3,5 % de la población general padece un trastorno bipolar

En España, el trastorno bipolar afecta a 1 de cada 50 personas. En concreto, más de un millón de personas sufren trastorno bipolar pero solo unas 300.000 han sido diagnosticadas correctamente.

Uno de los mayores problemas a los que se enfrentan las personas bipolares es la dificultad para ser diagnosticados. A veces se tarda hasta una década en alcanzar un diagnóstico, aunque en los últimos tiempos el periodo de detección de la misma oscila entre los 3 y los 5 años.

La enfermedad suele aparecer en los últimos años de la adolescencia o en los primeros de la edad adulta. El trastorno bipolar se puede activar por un estresor o por un acontecimiento impactante en la vida de la persona, también incide claramente en el desarrollo del trastorno el consumo habitual de drogas. Si se consume puede dar la cara con más facilidad. También es de gran importancia el componente genético, que hace que incida entre el 50 y el 70 %, aunque también hay que decir que el antecedente clínico no necesariamente viene con la misma tipología de trastorno.

Aunque es una enfermedad crónica, con una detección precoz y un tratamiento adecuado se puede llevar una vida normalizada. Un objetivo de su tratamiento debe ser la búsqueda de la recuperación total del episodio en curso, pero además, se debe intentar prevenir la aparición de futuros episodios, prolongando al máximo los tiempos de estabilidad anímica. Es por tanto importante tener en cuenta un abordaje longitudinal de este trastorno y tratar las comorbilidades médicas y psiquiátricas que estos pacientes pueden presentar.

Luchemos por mejorar su visibilidad y contribuir a la eliminación del estigma social asociado a este trastorno

Esta patología mental de origen genético que se manifiesta a través de episodios maníacos, depresivos o mixtos junto con periodos de estabilidad anímica.

La estigmatización es otro de los principales problemas a los que se enfrentan los afectados.

El impacto social de la enfermedad es mayúsculo. El estigma asociado a las enfermedades mentales es un asunto presente en nuestra sociedad, y el trastorno bipolar no es una excepción. Existe un riesgo de discriminación y aislamiento.

Respecto a lo que siente el propio afectado, en la fase maníaca el paciente apenas duerme, tiene una gran energía, habla por los codos saltando de un tema a otro e intensifica su actividad sexual. Además suelen ser muy llamativos los los gastos excesivos de dinero en objetos que no necesita o juegos. Por otro lado, en la fase depresiva, el paciente presenta apatía, desgana, tristeza, desesperación, llanto frecuente, descuido de la imagen corporal, insomnio, falta de apetito y desgana sexual, aislamiento social y deseo de estar todo el día en la cama.

Trastorno bipolar: Sexta causa de discapacidad en el mundo

Hay que educar a la sociedad en general para que no haya estigmas con las enfermedades mentales. Deben tratarse las enfermedades físicas como las mentales.

Ana González-Pinto, presidenta de la Fundación Española de Psiquiatría y Salud Mental, asegura que diagnosticar el trastorno bipolar es difícil. Por eso, necesitamos especialización y una vez que lo diagnosticas poner un tratamiento estabilizador adecuado. 

Añadir nuevo comentario