Ballenas y delfines, la majestuosidad del mamífero acuático

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
Ballenas y delfines nadando plácidamente

Lectura fácil

Las ballenas y delfines son unas especies que están en peligro de extinción.

Hoy celebramos el Día Mundial de estos mamíferos acuáticos.

El objetivo de este día es conseguir acabar con la caza indiscriminada de ballenas y delfines.

Aunque existen acuerdos firmados que prohíben su captura, países como Japón

tienen días concretos para realizar grandes matanzas y seguir cazando.

No podemos permitir esta aberración.

Protejamos los ecosistemas marinos.

Cada 23 de julio se celebra el Día Mundial de las Ballenas y Delfines. Fue en 1986 cuando la Comisión Ballenera Internacional decidió proclamar este día como Día Mundial Contra la Caza de Ballenas, que después se titulo como hemos nombrado.

El objetivo de la conmemoración es concienciar a la sociedad para que pidan a los gobiernos frenar la caza indiscriminada y la tortura a la que se someten estos mamífero marinos en peligro de extinción.

En un problema, que desgraciadamente persiste en la actualidad. No debemos seguir permitiendo tales atrocidades, porque estamos perjudicando a la vida submarina.

Ballenas y delfines: mamíferos acuáticos que permanecen en peligro

El problema con la caza de ballenas persiste desde antes de la Segunda Guerra Mundial. Los primeros intentos de controlar esta caza tienen registros en esa época.

Fueron los faeneros o cazadores los que se percataron de que el número de ballenas descendía de una forma muy rápida a medida que las iban eliminando, algo que ponía en riesgo su propio negocio.

Entonces la Liga de Naciones decidió actuar con el desarrollo de un primer documento al respecto. El caso es que hasta 1972, durante la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente Humano, no se aprobó la primera moratoria de diez años donde se frenaba la caza de las ballenas.

Esta medida fue documentada y firmada con el objetivo de garantizar un aumento de la población de esta especie y evitar su extinción.

A pesar de las medidas acatadas, el problema siguió persistiendo y en 1986 la Comisión Ballenera Internacional, prohibió de una vez por todas, la caza comercial.

Pero se trata de una Resolución que, actualmente se encuentra incumplida, pues se sabe que Japón es el único país que se niega abiertamente a dejar de cazar ballenas y delfines.

Para colmo, en Japón tienen fechas alegóricas para la caza de ballenas y delfines. Un ejemplo claro es el atroz evento de matanza anual del delfín que realizan los pescadores de Taji entre septiembre y abril.

La caza furtiva de ballenas y delfines daña los ecosistemas marinos

Ya han pasado 33 años desde que tuviera lugar esa histórica reunión para proteger a ballenas y delfines, pero tristemente, aún existen muchos países que persisten en la caza de estos mamíferos acuáticos y parece no importarles mucho.

Asimismo, el problema también radica en el hecho de que hay un mismo número de países dentro de la CBI, que están a favor y en contra de la caza de ballenas y delfines, por lo que nunca se ha llegado a un acuerdo formal al respecto.

Cabe destacar, que los países que los cazan, dicen que lo hacen con fines científicos y no comerciales, a pesar de que son muchos los vídeos de Japón donde se muestran las masacres que se les hacen a las ballenas y a los bancos de delfines.

#DíaMundialdelasBallenasyDelfines

Juntos podemos celebrar el Día Mundial de Ballenas y Delfines a través de las herramientas que más visibilidad tienen hoy en día: las redes sociales. Compartamos información al respecto para que proteger a estos mamíferos grandiosos.

Añadir nuevo comentario