ODS 14. Vida Submarina, ¿en qué consiste?

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
Un buzo observando la vida submarina

Lectura fácil

Este es el ODS 14 de la lista de Objetivos de Desarrollo Sostenible

Este ODS se centra en la Vida Marina.

Tiene como labor proteger, conservar y cuidar los ecosistemas marinos.

Los océanos hacen que la vida humana sea posible en la Tierra

Por esta razón, entre muchas otras más, tenemos que pedir a los gobiernos que tomen medida, para frenar:

  • La sobrepesca
  • La pesca ilegal
  • La contaminación de los océanos
  • El calentamiento global

Y también debemos de exigir medidas, para que los investigadores reciban financiación para:

  • Ayudar a las poblaciones de especies marinas
  • Desarrollar un sistema sostenible para utilizar los recursos marinos

Es labor de todos que protejamos la vida marina y los ecosistemas que lo componen.

  • Objetivo 14: Vida submarina.
  • ¿En qué consiste?

Este Objetivo de Desarrollo Sostenible tiene como labor luchar por la conservación y la protección de la vida submarina del planeta.

Y es que los océanos del mundo, sus corrientes y ecosistemas son uno de los motores de los sistemas a nivel global, que hacen de la Tierra un lugar habitable para todos nosotros, los humanos.

La forma y los métodos con los que gestionemos este recurso es fundamental para nosotros y para contribuir en la lucha contra los efectos del cambio climático.

La vida submarina hace posible que el planeta Tierra sea habitable para la humanidad

Más de 3.000 millones de personas dependen de la vida submarina y de las costas para vivir. Aún así, el 30% de las poblaciones de peces del mundo están sobre explotadas, alcanzando un nivel muy por debajo del que necesitan para poder producir un rendimiento sostenible.

Asimismo, los océanos se encargan de absorber un 30% de CO2 que generan las actividades humanas, y para colmo, se ha registrado un 26% del aumento de la acidificación de los mares desde que comenzó la revolución industrial.

Por otro lado, se suma el hecho de que hemos convertido los mares y océanos en auténticos vertederos y esta situación ha alcanzando niveles extremadamente alarmantes.

Los datos de las investigaciones realizadas han estimado que por cada kilómetro cuadrado de océano hay un promedio de 13.000 trozos de desechos plásticos.

Imágenes Centro UNESCO País Vasco

Debemos tener presente que los océanos cubren las tres cuartas partes de la superficie de la Tierra. Estos contienen el 97% del agua del planeta y representan el 99% de la superficie habitable del planeta en volumen.

Los océanos nos proporcionan recursos naturales fundamentales como el alimento, las medicinas, biocombustibles, entre otros. Además, sus ecosistemas costeros ayudan a reducir los daños causados por las tormentas.

Y más aún, siguiendo por las costas, recalcamos que son un gran reclamo para la actividad del turismo, el cual es un motor de la economía para todas las sociedades.

Además, las zonas protegidas ayudan a reducir la pobreza, aumentando la pesca, los ingresos y mejorando la salud de las personas.

El medio marino tiene en su interior miles de especies maravillosas. Estas incluyen los organismos unicelulares hasta el animal más grande que habita en la Tierra, la ballena azul. La vida marina incluye a los arrecifes de coral, ecosistemas con más diversidad biológica del planeta.

La fauna marina cuenta con 200.000 especies identificadas, pero los investigadores apuntan que las cifras reales pueden ser millones más

Y a pesar de estos datos, que son escasos, pues si seguimos señalando lo importante que es proteger los océanos y la vida submarina no acabaríamos, seguimos causando un gran daño a este recurso vital.

La sobrepesca, la contaminación, la falta de inversión para proteger y cuidar la vida submarina han dejado a los océanos en un estado crítico.

De nada sirve las labores de conservación que realizan muchos equipos de investigadores si se sigue sin respetar ni hacer caso de las recomendaciones. Pero aún estamos a tiempo, tenemos un margen de tiempo para enmendar todos los errores.

Es por eso que el ODS 14 de vida submarina tiene como metas:

  • Reducir la contaminación marina: Prevenir y reducir significativamente la contaminación marina de todo tipo, en particular la producida por actividades realizadas en tierra, incluidos los detritos marinos y la polución por nutrientes.
  • Gestionar y proteger sosteniblemente los ecosistemas marinos y costeros para evitar efectos adversos importantes.
  • Minimizar y abordar los efectos de la acidificación de los océanos
  • Regular de manera efectiva la explotación pesquera, poner fin a la pesca excesiva e ilegal.
  • Aplicar planes de gestión con fundamento científico para restablecer las poblaciones de peces en el menor plazo de tiempo posible.
  • Conservar las zonas costeras y marinas
  • Aumentar los beneficios económicos de los pequeños estados insulares en desarrollo y de los países menos adelantados que obtienen por usar de manera sostenible los recursos marinos.
  • Aumentar la investigación y la tecnología para la vida submarina.
  • Facilitar el acceso de los pescadores artesanales a los recursos marinos y los mercados.
  • Mejorar la conservación y el uso sostenible de los océanos y sus recursos aplicando el derecho internacional reflejado en la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar.

¿Qué podemos hacer para proteger los ecosistemas marinos?

Para proteger y lograr la sostenibilidad de la vida submarina en lo que respecta con las zonas de mar abierto y altamar se precisa de una mayor cooperación internacional.

Además, los Gobiernos deben de acatar medidas integrales, eficaces y tener una gestión equitativa para establecer sistemas de zonas protegidas.

Nosotros, desde nuestros lugares de residencia, podemos comprar productos y consumir alimentos que procedan de los océanos y se hayan obtenido de una forma respetuosa. Es por eso que tenemos que elegir productos certificados.

También ayudamos utilizando más el transporte público y desconectando aparatos electrónicos para ahorrar energía. De esta forma reducimos la huella de carbono, la cual contribuye al aumento del nivel del mar por el deshielo.

Y por último, pero muy importante, para proteger la vida submarina, debemos de reducir y prácticamente eliminar el uso de plástico. Podemos colaborar en la limpieza de playas, y aún más, difundir el mensaje de la importancia de cuidar de nuestro océanos.

2020-04-17

Añadir nuevo comentario