Arrancan varias campañas para fomentar el respeto por las plazas de aparcamiento reservadas

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
Plaza de aparcamiento reservado para personas con discapacidad

Lectura fácil

Ayuntamientos de varias ciudades de España
han puesto en marcha una campaña para promover el respeto
en el uso de plazas de aparcamiento reservadas a personas de movilidad reducida.

Este tipo de campañas buscan concienciar a la ciudadanía
de la importancia de la correcta utilización de esas plazas 
para evitar usos y comportamiento que conllevan multas económicas y, sobre todo,
el perjuicio a las personas que tienen derecho a ocupar estas plazas.

El inicio de la campaña se ha escenificado con una acción en varias plazas de aparcamiento
que han aparecido ocupadas por unas sillas de ruedas con un mensaje:
¿Seguro que quieres ocupar mi lugar?
De esta forma, se quiere reflejar la sensación que tiene una persona con movilidad reducida y tarjeta
para aparcar en las plazas reservadas
al ver que los estacionamientos están ocupados por vehículos que no deberían estar ahí.

Nacen varias campañas para evitar la ocupación de plazas reservadas a personas con discapacidad que se extienden por diversos municipios de la geografía española.

Está iniciativa se ha iniciado con Predif para fomentar el respeto al uso de las plazas de aparcamiento de Personas con Movilidad Reducida y cuya finalidad es sensibilizar ante las “consecuencias” que tiene para este colectivo de personas, la ocupación indebida por parte de otros conductores, para la cual se insiste en que “no hay excusas”.

Valladolid, pionera en la iniciativa

La acción ‘Concurso de Excusas’ se presentó en el Consistorio por parte del concejal de Movilidad y Espacio Urbano, Luis Vélez, junto a otros responsables públicos de Valladolid y Castilla y León.

Esta campaña, que lleva por título ‘I Concurso de Excusas’, trata de explicar el problema con el que se enfrentan las personas con movilidad reducida cuando ven ocupadas sus plazas de aparcamiento, necesarias para facilitarles su autonomía y movilidad, y trata de concienciar a la población sobre la necesidad del cumplimiento de las normas y el uso correcto de este servicio exclusivo para las personas con discapacidad que poseen esta tarjeta de aparcamiento.

Conciencia social

El Ayuntamiento de Valladolid realiza un importante esfuerzo en colaboración con Predif para impulsar esta estrategia entre la ciudadanía. Para hacerla visible, se realizará cartelería y difusión en redes sociales.

Por su parte, la Policía Municipal, intensificará el cumplimiento de esta norma, primero de manera educativa y, si no da resultado, con sanciones.

La DGT de Valladolid colabora con esta iniciativa, en la que como en otras ocasiones, se avanza en la concienciación de la movilidad y la seguridad vial.

Pamplona también activa otra campaña

El Ayuntamiento de Pamplona ha puesto en marcha esta acción para promover el respeto en el uso de las plazas de aparcamiento reservadas a personas con movilidad reducida bajo el lema ‘Ponte en mi lugar. No lo ocupes’.

La campaña se ha iniciado con una acción en varias plazas de aparcamiento de la calle Estella, en el entorno de su confluencia con García Castañón, que han aparecido ocupadas por unas sillas de ruedas con la leyenda ‘¿Seguro que quieres ocupar mi lugar?’ De esta forma, se quiere reflejar la sensación que tiene una persona con movilidad reducida y poseedora de la tarjeta de aparcamiento reservado, al ver que las plazas de aparcamiento están ocupadas por vehículos que no deberían estar ahí, en definitiva, toda una metáfora para empatizar.

Desde el año pasado en Pamplona se debate y toman medidas para el correcto uso de estas plazas reservadas. Esta acción fue aprobada en la Comisión de Presidencia en noviembre del año pasado, que instaba a “realizar una campaña de concienciación entre la ciudadanía para que las plazas reservadas a personas con discapacidad sean respetadas en todo momento”.

Twitter

Se van a colocar 20 corpóreos, 20 figuras a tamaño real de un chico o una chica en silla de ruedas, en esas plazas reservadas de diferentes puntos de la ciudad. Las figuras se ubicarán en las señales que avisan de esas plazas para recordar que las deben utilizar aquellas personas con movilidad reducida acreditada.

También se han diseñado 80.000 tarjetas, a modo de multas de tráfico, que se colocarán en los parabrisas de los coches estacionados en la ciudad, que recogen la idea de la campaña. En ellos se recuerda que “lo peor de aparcar en una plaza para personas con movilidad reducida no es llevarte una multa”.

Sobre la tarjeta de aparcamiento para personas con movilidad reducida

En concreto es la Orden de 19 de septiembre de 2016, la que aprueba el actual modelo por la que se regulan las tarjetas de aparcamiento de vehículos para personas con movilidad reducida en todo el territorio español. 

Hacemos referencia a un documento personal e intransferible, que solo puede usar su titular, la persona con discapacidad que solicitó la tarjeta con toda su documentación en regla.  

La tarjeta de aparcamiento deberá colocarse en el salpicadero del vehículo o adherirla al parabrisas delantero por el interior. Siempre con el documento original, de forma que su anverso resulte claramente visible y legible desde la calle.

Solo las personas con esta tarjeta podrán aparcar en las plazas de aparcamiento reservadas para personas con movilidad reducida.

Añadir nuevo comentario