Trump da el visto bueno a las relaciones de Israel con Emiratos y Bahrein

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
Estados Unidos reúne a Israel, Emiratos Árabes y Bahrein en los Acuerdos de Abraham

Lectura fácil

Trump ha planteado los Acuerdos de Abraham como la solución a los conflictos en Oriente Medio.

Los firmantes de este acuerdo son Israel, Emiratos Árabes y Bahrein.

  • El gran desplazado es Irán.

Palestina niega que estos acuerdos traigan paz.

  • Los palestinos creen que la paz pasa por reconocer a Palestina como un estado independiente.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, acogió la firma del acuerdo de relaciones entre Israel y los grandes territorios del Golfo Pérsico: Emiratos Árabes Unidos y Bahrein para meter presión a Irán. El mandatario estadounidense encabezó los Acuerdos de Abraham, con ello no solo espera generar pactos entre Israel y los territorios de Oriente Medio sino conseguir el Premio Nobel de la Paz.

Tras firmar el acuerdo en la Casa Blanca, Trump declaró que: “Estamos aquí esta tarde para cambiar el rumbo de la historia. Tras décadas de división y conflicto, marcamos el amanecer de un nuevo Oriente Medio”. El acto convirtió a Emiratos y Bahréin en el tercer y cuarto país árabe, respectivamente, que establecen relaciones diplomáticas con Israel, después de Egipto (1979) y Jordania (1994).

La decisión de Emiratos, que anunció su acuerdo con Israel el pasado 13 de agosto, y de Bahréin, que la hizo pública el pasado viernes, suscitó críticas de los palestinos, que acusaron a ambos reinos de haber roto el consenso árabe que consistía en aislar a Israel hasta que termine la ocupación de sus territorios.

“Esta decisión no supone abandonar al pueblo palestino”

El ministro de Interior emiratí declaró tras la firma del acuerdo que “esta decisión no supone abandonar al pueblo palestino” sino que permitirá que su Gobierno siga "defendiendo al pueblo palestino" e incluso facilitará que consigan "un Estado independiente dentro de una región estable".

Trump realiza unas declaraciones en presencia de Netanyahu / RTVE.es
Trump realiza unas declaraciones en presencia de Netanyahu / RTVE.es

¿Qué suponen  los acuerdos de Abraham para sus firmantes?

Israel se comprometió “temporalmente” a cesar en su aspiración de ocupar territorio palestino aunque  la anexión de parte de Cisjordania ocupada sigue "sobre la mesa". El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, fue la persona que representó a Israel en la firma del pacto. Auguró que la base que han sentado esos pactos pueda, con el tiempo, "acabar de una vez por todas con el conflicto árabe-israelí

Sin embargo, el ministro emiratí dio las gracias igualmente a Israel por "detener la anexión de los territorios palestinos", mientras que su homólogo de Bahréin, Abdulatif bin Rashid al Zayani, confió durante la misma ceremonia en que la "paz" que generarán en la región estos acuerdos desemboque en una solución de dos Estados.

Por el momento, sin embargo, parece improbable que Estados Unidos convenza a Arabia Saudí, el país más poderoso de la región en términos geopolíticos, de seguir los pasos de Emiratos y Bahréin.

Palestina niega que estos acuerdos vayan a traer la ansiada paz a su territorio

El mandatario palestino negó la paz hasta que tanto estadounidenses como israelíes reconozcan a Palestina como un estado independiente, un hecho que ellos recaman desde la década de 1960.  

El "principal problema no es" entre estas dos monarquías del Golfo y las autoridades israelíes, "sino con el pueblo palestino, que sufre bajo la ocupación", agregó Abás, en declaraciones recogidas por la agencia oficial de noticias Wafa. También advirtió de que no permitirá que nadie hable "en nombre" de los palestinos, y condenó los "intentos de eludir" su liderazgo para tratar cuestiones que les incumben.

Irán es la gran perdedora de este acuerdo

Los Acuerdos de Abraham dejan a un gran perdedor: Irán. "Usted se ha enfrentado de forma contundente a los tiranos de Teherán", celebró Netanyahu, dirigiéndose a Trump, antes de la firma. Los Estados suníes del Golfo Pérsico han acrecentado en los últimos años su antagonismo con los líderes chiíes de Irán, y Trump ha visto en esa tendencia una oportunidad perfecta para intentar que sumen fuerzas con Israel contra Teherán.

Añadir nuevo comentario