Comida en lata: Ideas para hacerte un menú saludable

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
La comida en latas también puede ser una opción saludable

Lectura fácil

La comida en lata son los alimentos que se encuentran en el supermercado

en un bote de cristal o en latas.

Este tipo de comida es muy saludable porque mantiene todos los nutrientes.

 

Los alimentos en conserva son una ayuda para cuando tienes prisa y no puedes cocinar

Los pescados, las frutas y las legumbres son comida que podemos comprar en lata.

Los podemos preparar de diferentes formas, ya sea en purés, pastas,

o como acompañamiento de otros tipos de alimentos,

entre otras muchas opciones.

La comida en lata puede ser una gran opción para crearnos un menú completo y lleno de los nutrientes que necesitamos consumir a lo largo del día.

Las latas que traen legumbres, como las lentejas, garbanzos o las lentejas. También los pescados en conserva, o la fruta partida en trozos en su jugo.

En el mercado podemos encontrar una gran variedad, que muchas veces, nos pueden socorrer cuando no tenemos comida y vamos con prisa.

La comida en lata puede ser una gran aliada cuando tengamos prisa

... y que no te engañen, ¡también es saludable!

Encontramos una amplia variedad de comida que se encuentra enlatada o en conserva. Aquí hablaremos de algunas legumbres, ciertos tipos de pescados en conserva y diferentes frutas.

Pero la imaginación es libre, y la oferta que podemos encontrar cuando vamos a comprar al mercado es muy amplía.

Apúntate estos consejos y así tienes más ideas a la hora de hacer un menú saludable con la comida en lata.

Las legumbres, un aliado con múltiples propiedades nutricionales

Este tipo de alimento cuenta con un sabor único. Además aportan una buena fuente de proteínas, y para aquellos que quieran entrar en el mundo del veganismo, son la alternativa para reemplazar la carne.

Aunque carecen de complementos nutricionales como la metionina, la cisteína y el triptófano, se pueden complementar con arroz, pasta u otro tipo de cereales que nos aportan esos complementos que faltan y se logra una proteína completa de alto valor biológico.

Las legumbres destacan por el elevado contenido en fibra, son unas fieles aliadas contra el estreñimiento y ayudan a la salud intestinal.

También cuentan con un índice glucémico bajo, es decir, una vez que las has comido, los niveles de glucosa en sangre aumentan de manera gradual, lo que convierte a este tipo de comida una buena opción para las personas con Diabetes o para aquellas personas que quieren bajar de peso.

Debemos comer este alimento, al menos 2 veces por semana. Hay que combinarlos con verduras, patatas o cereales como la pasta, el arroz, el cous cous, fideo o pan.

Con las legumbres podemos preparar guisos o pucheros, aunque también se pueden poner en las ensaladas en los días calurosos o en sopas y cremas en los días más fresquitos.

Además son una alternativa muy sabrosa y nutritiva:

  • Lentejas: fuente de proteína, libre de colesterol, a incorporar en el plan de las personas con enfermedades cardiovasculares, por su riqueza en fibra y su capacidad para reducir los niveles de colesterol en sangre. Se recomienda en personas con diabetes, debido a que sus hidratos de carbono se absorben gradualmente. Se pueden preparar en agua o caldo de verduras, y el tiempo de cocinado es entre 20 y 25 minutos.
  • Guisantes: aportan hidratos de carbono como el almidón y una pequeña proporción de sacarosa y fuente de fibra soluble e insoluble. Esa fibra soluble ayuda a bajar los niveles de colesterol y azúcar en sangre, y la fibra insoluble contribuye a regular el buen funcionamiento del intestino, evitando los resfriados. Además esa fibra ayuda a saciarnos y contribuye en el control de peso.
  • Garbanzos: Tienen un aporte calórico levemente superior comparado con el resto de las legumbres secas Son grasas saludables, del grupo Omega 9 y Omega 6. Por otro lado, destaca el aporte de fibras, ácido fólico, Vitamina B1 o tiamina, calcio, fósforo, hierro, potasio y magnesio. Puedes preparar un Hummus, que es la pasta de garbanzos de origen árabe que se consume en Oriente y es muy apreciada en nuestro país. Se pueden servir asimismo, en sopas o caldos, pucheros o combinarlos con verduras crudas, en ensaladas. No obstante, los garbanzos también admiten guarniciones contundentes, como carnes y pescados (en especial, el bacalao).

Pescados en lata

Se denominan pescados azules azul, a aquel que posee un mayor porcentaje de grasa (superior al 6%) en relación a los pescados blancos (merluza, abadejo, lenguado, brótola, etc), y aporta grasas cardiosaludables, minerales y vitaminas.

Las conservas de pescado son productos seguros que juegan un papel importante desde un punto de vista nutricional y de comodidad en la alimentación saludable de todos los grupos poblacionales.

Las ventajas de la comida en lata son que se mantiene la calidad nutricional de los alimentos frescos en un envase herméticamente cerrado, sin conservantes, con una seguridad alimentaria desde el punto de vista microbiológico por su proceso de esterilización, no requiere refrigeración y se mantienen inalterados por tiempo prolongado y su costo es accesible.

  • Atún: Es un alimento muy saludable, cuenta con un gran valor nutritivo, es económico, y podemos incluirlo en nuestro menú con preparaciones frescas o como relleno de tartas, o combinarlo con pastas. El que viene enlatado es rico en proteínas de excelente calidad y aporta grasas cardiosaludables como las Omega 3.
  • Sardinas: Aportan abundantes proteínas (18% del producto) de gran calidad y sus grasas (8%, aunque depende del momento de la captura del pescado). Contienen muchos poliinsaturados Omega 3.También son ricas en vitaminas liposolubles, como la vitamina D y minerales. Lo ideal es elegir sardinas frescas o conservadas en aceite.

Tomate en conserva, una comida indispensable

Tiene un alto contenido en fibras, Vitamina C y licopeno, es un antioxidante que ayuda a prevenir la enfermedad cardiovascular y reducir el riesgo de cáncer de próstata y de colon.

Y es que el tomate es algo que va mucho más allá, aportan sabor y color a nuestros platos. Podemos incorporar las salsas de tomate con las pastas, combinadas con carnes, pollo o pescados o bien acompañando a las verduras. Además puedes hacer tu mismo la conserva al baño maría a 98° a punto de ebullición, totalmente tapado en la inmersión

Las frutas, comida en lata que viene pelada y lista para consumir

Ya sea para desayunar, para hacer la comida de media mañana o el postre, las frutas con un aporte seguro de vitaminas, minerales y antioxidantes. Además, las frutas como peras, piñas o melocotones se envasan en el mejor momento de maduración y calidad nutricional a pocas horas de su recolección.

Este rápido proceso de tratamiento térmico de la conserva y su técnica de esterilización aseguran el mantenimiento de las vitaminas y minerales originales de la fruta sin el agregado de conservantes.

  • Melocotón: Aportan pigmentos carotenoides, tienen una acción antioxidante y contribuyen a reducir el riesgo de enfermedades degenerativas, cardiovasculares y cáncer. Su fibra previene los resfriados y ejercen un efecto saciante. Son ricos en potasio, magnesio y bajos en sodio, siendo recomendables para las personas con hipertensión arterial.
  • Pera: Esta comida aporta un alto nivel de agua. Son ricas en fibras y potasio. Asimismo, ayuda a mantener el equilibrio de agua dentro y fuera de la célula. Dado su carácter ligeramente astringente es apropiada en caso de diarrea y por su suave efecto diurético. Además, por su bajo índice glucémico es recomendable para personas con diabetes.
  • Piñas: Una fruta muy sabrosa y nutritiva con interesantes beneficios. Se destaca su aporte de hidratos de carbono, minerales como el potasio, Iodo, indispensable para el buen funcionamiento de la glándula tiroides que intervienen en la regulación del metabolismo.

Añadir nuevo comentario