El CSIF denuncia a la Comunidad de Madrid y Ministerio de Sanidad

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest

Lectura fácil

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios

considera que el Ministro de Sanidad pudo incurrir en delitos

al no dotar de material de protección a los sanitarios

que trabajan para evitar la expansión de la pandemia de coronavirus.

El sindicato pide multas  de 1.000 euros por cada trabajador

que acredite que está desatendido en cualquier centro de la Comunidad.

 

  • El sindicato considera que Salvador Illa pudo incurrir en delitos de homicidio imprudente y lesiones al no dotar de material de protección a los sanitarios que trabajan para evitar la expansión de la pandemia de coronavirus.
  • CSIF pide multas a razón de 1.000 euros por cada trabajador que se acredite que está desatendido en cualquier centro de la Comunidad

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ha presentado una denuncia ante la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo contra el ministro de Sanidad, como máxima autoridad del Gobierno en la gestión de la crisis del coronavirus, por su gestión ante la pandemia.

Según explica la denuncia, CSIF ha reclamado reiteradamente desde que se decretó el estado de alarma, el pasado 14 de marzo, al departamento que dirige Salvador Illa que «dotase al personal sanitario de equipos de protección individual para garantizar la seguridad y salud de dicho personal en el desempeño de sus funciones, ante la existencia del grave riesgo de contagio en caso de no contar con dicho material», todo ello al amparo de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales.

Esta misma denuncia se ampliará en los próximos días a otros colectivos del ámbito de las administraciones públicas afectados por la gestión de la crisis. El sindicato ya está trabajando para actuar por la vía de lo civil y solicitar la responsabilidad patrimonial contra la administración.

CSIF denuncia que "más de dos semanas después de la declaración de estado de alarma, los profesionales de la sanidad en toda España continúan trabajando en un gran número de centros hospitalarios sin los preceptivos y necesarios equipos de protección individual, EPI. Todo ello, sin duda, pone en riesgo su salud, al estar en contacto directo a diario con población contagiada".

Denuncia a la Comunidad de Madrid

Por su parte, CSIF presentó una demanda ante la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM).

CSIF ha iniciado medidas en esta comunidad para que se obligue a la región a dotar al personal sanitario y trabajadores de residencias con medios de protección adecuados.

En este otro caso, a diferencia de la denuncia presentada al Ministro de Sanidad, la demanda contra la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid y el Servicio Madrileño de Salud (SERMAS) se pide que en un plazo de 24 horas se ponga a disposición de todos los centros hospitalarios, de Atención Primaria, SUMMA 112, además de las residencias de mayores y personas con discapacidad, los medios de protección “necesarios y adecuados a fin de preservar la salud de los trabajadores” frente al COVID-19.

En caso de desatender estas obligaciones, CSIF pide que se establezcan multas a razón de 1.000 euros por cada trabajador que se acredite que está desatendido en cualquier centro de la Comunidad.

Sin medios

Según datos del propio Ministerio de Sanidad, a fecha 30 de marzo, en España ya hay 12.298 sanitarios infectados (el 14,4 por ciento del total de afectados en toda España por coronavirus) y al menos seis han fallecido por este motivo. Nos encontramos ante una situación única en España, donde además observamos que en el resto de los países, la situación que viven y sus demandas, son muy similares, la falta de medios.

2020-04-01

Añadir nuevo comentario