China podría ver boicoteados sus Juegos Olímpicos de Invierno

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
Thomas Bach saca la candidatura electa

Lectura fácil

Las organizaciones que protegen los Derechos Humanos pretenden que los Juegos Olímpicos de Invierno

del año 2022 no se celebren en China.

Desde estas organizaciones entienden que China no respeta los Derechos Humanos y la dignidad de las

Personas.

Entre las reivindicaciones se encuentran los abusos al colectivo musulmán y las restricciones a Hong Kong.

China ha visto cómo diversos grupos defensores de los Derechos Humanos han comenzado a boicotear los Juegos Olímpicos de Invierno que tendrán lugar en el año 2022. En concreto, serían 160 grupos tal y como ha informado la CNN en Español en una carta que se ha enviado al presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Thomas Bach. 

Los grupos comunican a Thomas Bach que: “La reputación del COI se vio manchada indeleblemente por su creencia errónea de que los Juegos Olímpicos (de verano de Beijing) de 2008 mejorarían el historial de derechos humanos de China», tal y cómo comienza la carta. «En realidad, el prestigio de albergar los Juegos Olímpicos simplemente envalentonó las acciones del gobierno chino”.

Por ello, estos grupos han pedido al COI que “revierta sus errores pasados ​​y que demuestre urgentemente que tiene la voluntad política de cumplir con los principios fundamentales de la Carta Olímpica sobre la ‘dignidad humana’. El COI no debe permitir que su autoridad moral se vuelva a poner en peligro”.

El Gobierno chino se defiende de todas las acusaciones

El Gobierno chino ha salido a defenderse de las acusaciones que han vertido ciento sesenta grupos pro DDHH que se encuentran en contra de la ceebración de los JJOO de Invierno en el gigante asiático. El portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores del gobierno chino, Zhao Lijian, ha declarado que “aquel comunicado solo buscaba politizar los deportes en China. Una afirmación a la que las autoridades chinas se han opuesto firmemente.

El COI ha comunicado a través de la agencia Reuters que se ha mantenido totalmente neutral en todos los aspectos políticos durante el proceso. Además, añadió que la concesión de los Juegos Olímpicos no significa que el COI esté de acuerdo con la estructura política, las circunstancias sociales o los estándares de derechos humanos en su país. La organización olímpica se muestra contradictoria ya que esta cláusula referente a los DDHH se firmó de cara a los JJOO de verano de 2024.

logo de Beijing 2022 / Casa del Tibet BCN
logo de Beijing 2022 / Casa del Tibet BCN

Pekín se convirtió en 2015 en la primera ciudad en acoger JJOO de Verano e Invierno

El COI decidió durante el año 2015 que Pekín acogiera los JJOO de Invierno. Aunque, desde el gigante asiático no se olvidan de aquella primera vez como organizador de unos Juegos, los de verano. En aquella cita, el Ejecutivo chino invirtió enormes cantidades de dinero y esfuerzos para asegurar que el evento fuera un éxito. Todo, a pesar de las preocupaciones sobre los antecedentes de derechos humanos del país, incluyendo al entonces presidente de EE.UU., George W. Bush.

Yaqiu Wang, investigador sobre China de Human Rights Watch, dijo que la celebración de un evento prestigioso como los Juegos Olímpicos es una fuente de “orgullo enorme» para el gobierno chino: “Los Juegos Olímpicos de 2008 les dieron una forma de legitimar sus abusos contra los derechos humanos, es como un lavado de reputación para Beijing”.

China también ha sido escenario de abusos a minorías musulmanas

Desde 2015 se enfrentan a numerosas críticas por las denuncias de abusos a los derechos humanos. Especialmente, por la detención masiva de ciudadanos musulmanes en Xinjiang y la erosión de las libertades civiles en Hong Kong. Hasta 2 millones de minorías musulmanas en la región occidental de Xinjiang han sido detenidas dentro de enormes instalaciones de reeducación, según el Departamento de Estado de EE.UU.

Además, en Hong Kong, el gobierno chino impuso una nueva ley de seguridad nacional en junio. La medida, según activistas, restringe gravemente la libertad de expresión y otros derechos humanos, a raíz de las protestas a favor de la democracia que duró meses en la ciudad hasta 2019.

Añadir nuevo comentario