Pekín cancela más de 1.000 vuelos por el rebrote de coronavirus

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
China registra un total de 107 casos en Pekín tras el rebrote de coronavirus

Lectura fácil

Pekín registra un rebrote del coronavirus.

Los casos siguen aumentando.

Esta vez los médicos ven síntomas raros en los pacientes ingresados

como dolores en las articulaciones.

El coronavirus tiene en emergencia a Pekín

Este rebrote puede ser mucho más infeccioso que el que surgió en Wuhan.

Por eso Pekín ha cancelado numerosos vuelos de entrada y de salida.

Tampoco permite los viajes entreprovincias.

Las autoridades quieren conseguir que el virus no se extienda.

Pekín ha cancelado un total de 1.255 vuelos de entrada y salida hasta esta mañana de miércoles, a 17 de junio, desde que el Gobierno Municipal aumentase anoche el nivel de emergencia por el coronavirus.

Según expone el rotativo Global Times desde la ciudad china, fueron cancelados un total de 615 vuelos de salida y 640 de entrada.

Fue el pasado jueves cuando se detecto el rebrote del virus en el mercado mayorista de Xinfady, que hasta el momento ha dejado 137 casos confirmados.

La alerta en Pekín por el rebrote mantiene en vilo al país

Los medios de comunicación chinos apuntan que algunos de los pacientes que han sido atendidos estos días en los hospitales presentaron síntomas atípicos, como malestar en articulaciones.

Por otro lado, más de 100 trabajadores de los 19 hospitales fueron enviados desde el lunes al hospital de Ditan, el indicado para tratar a los pacientes que contraen el coronavirus.

Chen Bei, subsecretaria general del gobierno municipal pequinés, anunció el martes que la ciudad pasa del tercer al segundo nivel de emergencia, por lo que las comunidades de vecinos volverán a comprobar la identidad y el estado de salud de los residentes.

Pekín cuenta con un confinamiento parcial, lo que implica la suspensión nuevamente de todas las clases presenciales en educación primaria, secundaria y superior, y se aconseja el teletrabajo. Además, las comunidades en áreas de alto riesgo estarán selladas y nadie podrá salir de ellas.

Los mercados subterráneos quedan clausurados, pero bibliotecas, museos y parques abrirán durante un tiempo limitado y con un aforo del 30%.

Los vuelos interprovinciales y los viajes en grupo transprovinciales quedan prohibidos, pues Chen explicó que "la situación en Pekín sigue siendo grave".

Las autoridades quieren impedir que el virus se extienda o llegue a otras ciudades chinas

Por ello, ha quedado suspendida la vuelta a la normalidad tras la bajada del nivel de emergencia en la ciudad, a principios de junio.

Por otra parte, continúan las pruebas de ácido nucleico para todos aquellos que hayan tenido contacto con casos confirmados o que hayan visitado el mercado de Xinfadi, foco de este rebrote.

Hasta ahora sólo se cuenta con la información que ratifica que, el patógeno fue detectado en una tabla de cortar pescado que estaba usando un vendedor de salmón importado en Xinfadi.

Algunos expertos chinos confirman que este rebrote del virus probablemente sea muchísimo más infeccioso que el que se detectó en Wuhan, ciudad donde comenzó a propagarse el coronavirus.

Desde Pekín han intensificado la inspección de los mercados de productos frescos, cerdo congelado, ternera, cordero y productos avícolas.

Por otro lado se examinan otros negocios, incluidos los supermercados y restaurantes, con el fin de garantizar que no circulen productos contaminados por el patógeno.

Pekín ahora se encuentra en vilo, pues este rebrote del COVID-19 ha dejado ver con que suma facilidad el virus vuelve a ser el dueño de muchas vidas.

2020-06-17

Añadir nuevo comentario