Higinio Rivero se ayuda de unas muletas para caminar pero su espíritu de superación no tiene límites

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
Higinio Rivero compitiendo en kayak / dxtadaptado.com

Lectura fácil

Higinio Rivero es un deportista con discapacidad.
Cuando hacía escalada, una caída le postró en silla de ruedas.
Años después se ayuda de unas muletas para caminar.
Su esfuerzo ha merecido la pena y el año que viene estará en los Juegos Olímpicos de Tokio
 tras clasificarse en los Mundiales de Hungría de Esprint y Paracanoe.

Higinio nunca había competido en piragüismo,
sólo había probado las piraguas de recreo.
Han pasado seis años de su accidente y se ha convertido en Campeón del mundo en 2016 y 2017
en la modalidad de maratón. 

Rivero va a Tokio 2021. De ello ha hablado en una entrevista para MARCA.

El piragüismo se convirtió en un pilar muy importante de su vida.
Afrima que empecé a practicar dicho deporte a raíz de una lesión medular
porque le servía como rehabilitación. 
 

Su primer objetivo era clasificarse para Tokio.
Ahora, es llegar lo mejor posible y allí ir a por medalla.

El deportista nunca pierde la sonrisa ni el optimismo.
Es de los mejores del mundo en piragüismo de 200 metros.

Cuando hacía escalada, una caída le postró en silla de ruedas. Años después, Higinio Rivero se ayuda de unas muletas para caminar. Su esfuerzo ha merecido la pena y el año que viene estará en los Juegos Olímpicos de Tokio tras clasificarse, el segundo español en la historia en conseguirlo tras Javier Reja (Río 2016), en los Mundiales de Hungría de Esprint y Paracanoe.

Rivero era piloto de transporte de una línea aérea e instructor de vuelo hasta que con 31 años sufrió un grave accidente que le produjo una lesión medular. Pasó tres meses ingresado en el hospital y durante un año hizo rehabilitación a diario. 

Nuestro protagonista nunca había competido en piragüismo, sólo había probado las piraguas de recreo. Han pasado unos seis años de su accidente y Higinio Rivero se ha convertido en Campeón del mundo en 2016 y 2017 en la modalidad de maratón. Este deportista paralímpico decidió cambiar a la disciplina de esprint porque le seducía la idea de estar en unos Juegos.

Dicho y hecho. Rivero va de cabeza a Tokio 2021. De ello ha hablado en una entrevista para MARCA.

"El deporte me ayudó a centrarme. Es una motivación"

"En el hospital no me movía nada. Ahora ando con muletas si es una distancia corta, pero en silla si es larga", explica al diario deportivo.

El piragüismo se convirtió en un pilar muy importante de su vida."Empecé a raíz de la lesión medular porque me servía como rehabilitación. Quería un deporte que me permitiese hacer algo aeróbico en la naturaleza y para el que no hiciese mucha falta tener fuerza en las piernas. Pero en esto último me equivoqué", dice riendo.

Rivero cuenta a MARCA que su afición por el piragüismo empezó en el año 2014 y no tardó en proclamarse Campeón del mundo en distancia maratón (2016 y 2017).

En el 2017 decidió cambiar a esprint para tener la posibilidad de ir a los Juegos de Tokio. Un sueño por el que trabajó duro hasta lograr el billete en el Mundial de Hungría del pasado año.

El aplazamiento un año de la cita paralímpica a causa del COVID-19 fue una buena noticia para él. "Siempre he pensado que 2021 va a ser mi mejor año porque dicen que el mejor momento de un piragüista es a los 10 años de empezar o tras 10.000 horas, y yo las alcanzaré el año que viene", dice convencido.

El piragüista vasco destaca por su "constancia y cabezonería"

Higinio entrena todo el año: seis meses en Sevilla y otros seis en Bilbao. El coronavirus trastocó sus planes.

Durante en confinamiento estuvo entrenando en seco con ergómetro de canoa, de kayak y de remo. También con rodillo de bici y de silla de atletismo, además de pesas. Hacía sesiones dobles y cuando pudo salir a entrenar lo hizo en la ría de Plentzia.

Su primer objetivo era clasificarse para Tokio. Ahora, es llegar lo mejor posible y allí "ir a por medalla en esprint"

El deportista nunca pierde la sonrisa ni el optimismo. El palista español es de los mejores del mundo en KL2 200 metros.

Lo que sí le preocupa es la incertidumbre de si habrá o no competiciones este curso. Pero con el pasaporte para Tokio 2021 en el bolsillo, Higinio Rivero confiesa estar “en una situación privilegiada, no muchos tienen la plaza asegurada. El que hayan pospuesto los Juegos me viene bien, me da más tiempo para adaptarme, prepararme mejor y llegar con más experiencia. La ilusión por disputar mis primeros Juegos sigue intacta, cumplí el objetivo de clasificarme y el siguiente reto es conseguir una medalla”.

Añadir nuevo comentario