Expertos estudian en el Hospital La Paz los efectos de melatonina contra la Covid-19

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
En la imagen, el Dr. Alberto Borobia

Lectura fácil

Investigan si la melatonina, hormona inductora del sueño, puede prevenir y combatir la Covid-19.

La melatonina, la conocida hormona que induce al sueño,
también es un potente antiinflamatorio y antioxidante que podría contribuir a prevenir la infección
por coronavirus y a tratar a los casos graves de Covid-19. 

Las propiedades antioxidantes de esta hormona ya se han postulado como tratamiento
contra otros coronavirus.

El avance científico trasversal sobre el coronavirus pone el foco en la melatonina y sus propiedades antioxidantes. Esta hormona ha sido empleada como tratamiento contra otros coronavirus, el SARS-COV-1 o el MERS, en estudios con modelos animales "que lo avalan", explicó a EFE el coordinador de la Unidad Central de Investigación Clínica y Ensayos Clínicos (UCICEC) del Hospital de La Paz, el doctor Alberto Borobia.

¿Qué sabemos de la melatonina?

La melatonina es una hormona natural producida por la glándula pineal, cuya secreción endógena normal se asocia al control de los ritmos circadianos y a la adaptación al ciclo de luz-oscuridad, aumentando poco después del anochecer en su pico máximo entre las 2 y las 4 de la madrugada.

Su función es inducir al sueño, probablemente a través de su acción sobre los receptores MT1, MT2 y MT3, de expresión mayoritaria en el sistema nervioso central.

Está autorizada en España en medicamentos de uso por vía oral para el tratamiento del insomnio (comprimidos de liberación prolongada de 1-5 mg). También, la podemos encontrar en dosis reducidas (menos de 2 mg) de numerosos complementos alimenticios.

Actualmente, tiene verificadas dos declaraciones de propiedades saludables: alivio de la sensación subjetiva de jet lag (ingesta de ≥ 0,5 mg) y reducción del tiempo necesario para conciliar el sueño (ingesta de 1 mg antes de dormir).

Estudios sobre la melatonina

Muchos artículos publicados coinciden además, en la necesidad de avanzar en estudios acerca de esta hormona natural y sus posibles efectos ante esta pandemia.

Una de las líneas de estudio es comprobar si reforzando la melatonina endógena se podría contribuir a prevenir la infección por Covid-19 en personas sanas con alto riesgo de contagio. Así arranca en Madrid el ensayo clínico que quiere probar en 450 sanitarios de distintos hospitales españoles si la melatonina previene la infección o, en el caso de ser contagiado, estudiar si se evitaría el desarrollo de una forma grave de coronavirus.

La primera parte del estudio ya está en marcha con 350 voluntarios y ahora está en marcha la segunda con otros 100 más, por lo que se esperan resultados de eficacia para principios de 2021, según el investigador Alberto Borobia.

El estudio del Dr. Borobia

El estudio sobre la melatonina y su relación con el Coivid-19 es un estudio aleatorizado en el que un grupo recibe un medicamento ya comercializado de melatonina (Circadín oral de 2 miligramos indicado para el insomnio) y el resto de participantes, un placebo.

La financiación para este proyecto es de 0 euros. "Lo estamos promoviendo los investigadores, con ayuda desinteresada del personal de la UCICEC y con donaciones de los medicamentos y del placebo por parte del laboratorio Exeltis y Liconsa", detalla el director del estudio español.

Finalmente, con el inicio de esta crisis sanitaria, diversos artículos vieron la luz con el foco en esta cuestión. Se habló del uso terapéutico de la melatonina y también de la vitamina D, por sus efectos antiinflamatorios y antioxidantes. Expertos coinciden en que podría contrarrestar la respuesta inmunitaria exagerada y el estrés oxidativo para evitar los efectos de la tormenta de citoquinas que se produce en la mayoría de pacientes graves, así como reducir la mortalidad por sepsis.

Añadir nuevo comentario