Sirio Persichetti, el niño influencer que transforma su discapacidad en inspiración

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
Sirio Persichetti, el niño influencer que inspira con su discapacidad

Lectura fácil

Sirio Persichetti es un niño italiano de 7 años

que no puede hablar ni puede alimentarse con normalidad por su discapacidad,

pero ha llegado a las redes sociales demostrando que su discapacidad

se puede convertir en inspiración para todos sus seguidores.

El pequeño nació prematuro el 15 de agosto de 2013,

desde ese momento tuvo que vivir algunos situaciones difíciles,

ya que a los pocos meses casi muere.

Su familia lo encontró un día en su cuna sin apenas poder respirar, casi sin vida.

Pero Sirio Persichetti, contra todo pronóstico, pudo salir de ese estado en el que se encontraba

y en la actualidad se ha convertido en uno de los influencers más jóvenes de su país,

mostrando a sus miles de seguidores en las redes sociales

que se puede salir de situaciones límite y vivir la vida.

Sirio Persichetti es un niño italiano de siete años que no puede hablar ni puede alimentarse con normalidad por su discapacidad, pero ha irrumpido en las redes sociales como influencer demostrando que su discapacidad se puede convertir en inspiración para todos sus seguidores.

El niño Sirio Persichetti inspira con su ejemplo de vida

El pequeño nació prematuro el 15 de agosto de 2013, desde ese momento tuvo que vivir algunos situaciones que lo pusieron entre la espada y la pared, ya que a los pocos meses casi muere. Su familia lo encontró un día en su cuna sin apenas poder respirar, casi sin vida.

Desde ese momento su pronóstico no fue muy favorable. Sus primeros meses lo pasó bastante grave, en cuidados intensivos y en estado vegetativo, por lo que todos pensaban que probablemente no saldría nunca de ese estado.

Pero el italiano Sirio Persichetti, contra todo pronóstico, pudo salir de ese estado en el que se encontraba y en la actualidad se ha convertido en uno de los influencers más jóvenes de su país, mostrando a sus miles de seguidores en las redes sociales que se puede salir de situaciones límite y vivir la vida.

El pequeño influencer, contra todo pronóstico, ahora camina y se comunica

El menor tiene tetraplejia espástica, una forma de parálisis cerebral que afecta el movimiento de sus brazos y piernas. Su boca está permanentemente paralizada y abierta, impidiéndole formar palabras correctamente para hablar o tragar alimentos.

Sirio Persichetti se le alimenta con alimentos líquidos a través de un tubo en su estómago y se le ha practicado una traqueotomía para que pueda respirar mejor. Los médicos no estaban seguros de que en algún momento el pequeño pudiese caminar, pero éste los desafió aprendiendo a caminar hace dos años, algo que era bastante improbable.

En la actualidad, Sirio tiene siete años y puede caminar fácilmente y con cierta agilidad gracias a las adaptaciones ortopédicas que posee. Los seguidores del menor responden a sus mensajes con docenas de 'me gusta’ y mensajes de apoyo en todo lo que publica.

Su madre le creó perfiles en todas las redes sociales

Según ha apuntado su familia a varios medios de comunicación, la resistencia del niño, su gran personalidad y su ansia de vivir dieron tanta alegría a la familia que su madre, Valentina Perniciaro, le creó perfiles en todas las redes sociales. Las utiliza para subir vídeos de su vida cotidiana, a los que llama “Sirio y los tetrabundos”, ‘tetra’ de tetraplejía y 'bundos’ de vagabundo.

“Los ‘tetrabundos’, como se llaman las cuentas sociales de Sirio, nacieron con el deseo de intentar llenar un vacío que nos dimos cuenta que existía en las redes sociales, ha señalado Valentina al reflexionar sobre el inicio de las páginas hace dos años, después de ver la falta de un retrato positivo de los niños con discapacidades graves en Internet.

“Queríamos contar la historia de la discapacidad de una manera diferente"

Asimismo, la madre de Sirio ha reconocido que “queríamos contar la historia de la discapacidad de una manera diferente, contarla como lo que es, algo que no es fácil de afrontar, pero que si se canaliza en la dirección correcta, con la ayuda adecuada, puede permitir que estos niños disfruten de algo que pueda llamarse realmente vida”.

En casa, tiene una estrecha relación con su hermano de 10 años, Nilo, que se suma regularmente a las páginas de los “tetrabundos”. Sirio es un niño seguro y no tiene reparos en despertar a Nilo para que le preste atención cuando regresa del colegio.

Su padre, Paolo, lo tiene claro, “cuando todos nos dicen que estamos haciendo un gran trabajo, siempre respondo: solo estamos siguiendo a Sirio. Lo seguimos, él nos muestra el camino".

2020-11-20

Añadir nuevo comentario