El Gobierno español decreta el estado de alarma por el coronavirus

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
Pedro Sánchez confirma que el Gobierno ha decretado el estado de alarma en España.

Lectura fácil

El Gobierno español decreta el estado de alarma por el coronavirus.

El presidente del Gobierno Pedro Sánchez ha confirmado que el Gobierno declarará el estado de alarma en España durante los próximos 15 días.

El estado de alarma comienza el sábado día 14 de marzo.

El Gobierno de España va a proteger a todos los ciudadanos, dice Pedro Sánchez.

 

¿Qué supone el estado de alarma en España?

La declaración del estado de alarma es una fórmula incluida en la Constitución 

para que el Gobierno pueda tomar medidas extraordinarias

ante acontecimientos como catástrofes o pandemias.

El coronavirus ha infectado ya a 4.200 personas

y ya han muerto más de 120 personas en España.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha comunicado en rueda de prensa desde el Palacio de la Moncloa que el Gobierno declara el estado de alarma en España durante los próximos 15 días, desde el sábado 14 de marzo.

Sánchez ha señalado que "el Gobierno tomará las decisiones oportunas para proteger a todos los ciudadanos, en particular los que resulten más vulnerables".

El presidente ha incidido en que ya le ha comunicado la noticia al rey y a la oposición.

El Gobierno decreta el estado de alarma en España

El Gobierno de España va a proteger a todos los ciudadanos, asegura Sánchez, "queremos frenar la pandemia".

"Todos tenemos una misión, la primera línea son los profesionales de la salud, que merecen el reconocimiento y la gratitud de todos" ha señalado Pedro Sánchez.

El presidente del Gobierno ha destacado la responsabilidad de lo jóvenes, "que puede que no tengan muchos riesgos ante el virus, pero ellos sí son transmisores a personas que sí tienen riesgos importantes, como las personas mayores".

"El presidente del Gobierno contará con todos los recursos de este gran país a su disposición, con todos, y le pido que los use con determinación y responsabilidad. Quiero enviar todo mi apoyo a los profesionales de la sanidad española".

Esta declaración "permite movilizar al máximo los recursos materiales para combatir el virus, pero hay un recurso más allá de cualquier decreto o ley: la victoria depende de cada uno de nosotros, (...) el heroísmo consiste también en lavarse las manos y quedarse en casa. «Tardaremos semanas, va a ser duro y difícil, pero vamos a parar el virus".

¿Qué supone el estado de alarma en España?

La declaración del estado de alarma por el coronavirus es una fórmula incluida en la Constitución para que el Gobierno pueda tomar medidas extraordinarias ante acontecimientos como catástrofes o pandemias.

Permite limitar movimientos de personas e intervenir "locales de cualquier naturaleza" como comercios o los hospitales privados. Es una opción que podría facilitar el aplazamiento de las elecciones vascas y gallegas previstas para el próximo 5 de abril, si finalmente se considera oportuno posponerlas.

El estado de alarma, previsto en el artículo 116 de la Constitución y desarrollado en una ley orgánica de 1981, permite que en casos de gravedad como “crisis sanitarias, tales como epidemias y situaciones de contaminación graves” se tomen una serie de medidas muy drásticas que limitan el día a día de los ciudadanos.

Además, el estado de alarma supone una limitación de la propiedad privada, ya que el Ejecutivo podría estar legitimado para “practicar requisas temporales de todo tipo de bienes e imponer prestaciones personales obligatorias”. La ley también le da potestad para “intervenir y ocupar transitoriamente industrias, fábricas, talleres, explotaciones o locales de cualquier naturaleza, con excepción de domicilios privados, dando cuenta de ello a los Ministerios interesados”.

Es la segunda vez que se aplica esta medida en España, desde la huelga de controladores aéreos de 2010, cuando el entonces presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, decidió limitar el servicio.

Siete horas de debate para decretar el estado de alarma

El borrador con el que se comenzó el Consejo de Ministros incluye medidas como la prohibición de salir a la calle desde el lunes salvo para comprar comida, medicamentos o ir a trabajar (siempre que sea imposible acudir al teletrabajo), además de por otras razones de fuerza mayor. 

Además, el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, podrá acordar el cierre a la circulación de carreteras o tramos de ellas por razones de salud pública e, incluso, se podrá recurrir al Ejército para garantizar la salud y el cumplimiento de las medidas.

Para lograr tanto el abastecimiento como el suministro, el Ejecutivo podrá intervenir fábricas, talleres e incluso industrias farmacéuticas. Si fuera necesario, abrirá cordones sanitarios para que tanto personas como materiales puedan entrar en granjas, fábricas de pienso o mataderos.

Por último, según este primer borrador, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, estaría autorizado a asumir todas las competencias de su ramo, aunque la gestión de los servicios seguiría en manos de las comunidades autónomas.

Más de 5.000 infectados en España por coronavirus

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha dado una rueda de prensa este viernes 13 de marzo para informar sobre las novedades del coronavirus. Varias voces de la oposición como Inés Arrimadas, de Ciudadanos y Santiago Abascal de VOX habían instado a Pedro Sánchez a declarar el estado de alarma.

El COVID-19 roza la cifra de los 5.000 infectados y el número de muertos sobrepasa los 120 en nuestro país. El presidente del Gobierno ayer anunció el plan de ayudas aprobadas para hacer frente a la crisis.

La oposición

Pablo Casado respalda esta medida. Indica que: "Es hora de dejar la des-coordinación". Señala Casado que el presidente debe usar con "responsabilidad y firmeza los medios del estado".

Por su parte, Ciudadanos, acerca posturas con el Gobierno y propone a Sánchez que comparezca en el Congreso para informar “de primera mano” al conjunto de fuerzas políticas con representación en la Cámara Baja sobre la gestión de esta crisis.

Comunidades Autónomas

La Comunidad de Madrid decreta el cierre de gimnasios, bares y restaurantes. Esta medida se suma a la ya anunciada por el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida de suspender los permisos de terrazas.

Almeida ha explicado que se trata de evitar desplazamientos y concentraciones innecesarias de gente en la calle, y que las terrazas, bares y restaurantes son una de las principales zonas de riesgo ante el gran número de personas que se encuentran en ellas.

Por su parte, el cierre de gimnasios es una medida urgente aprobada por la Comunidad de Madrid en el Consejo de Gobierno Extraordinario celebrado este viernes. El gobierno regional ha ordenado de manera inminente, a partir de este sábado, de todos los gimnasios privados de la región.

Mientras todo esto sucede, las autoridades de la Región de Murcia, realizan indicaciones para a las personas que han llegado a esta comunidad en los últimos días. Estos “mensajes” están dirigidos a los ciudadanos  provenientes de otras zonas de España afectadas por el coronavirus, sobre todo de Madrid, que ocupan sus viviendas estivales y huír de las cuarentenas son claras: no son unas vacaciones y deben mantenerse aislados 15 días para no ser un foco de contagio.

Un mensaje que se oye más alto entre la ciudadanía. Y es que parece que muchos  madrileños han optado por la tentación de escapar a sus segundas residencias o al menos mandar a los niños con los abuelos, a pesar de que otros han seguido las recomendaciones y se han quedado por responsabilidad ciudadana. Pero en los lugares de destino, ya sean de interior o costa, el mensaje es inequívoco y unánime: “No vengáis”.

En el País Vasco, el lehendakari Iñigo Urkullu, ha decretado el estado de alerta  en Euskadi "ante la grave situación que atravesamos". Ha trasladado tres mensajes; las medidas que establecemos son del todo necesarias e imprescindibles por las consecuencias y por la duración que se prevé que dure la epidemia".

Además asegura Urkullu que "es un reto para Euskadi; todos debemos ser conscientes de que lo peor esta por llegar y tenemos que reforzar el compromiso con la autoridades sanitarias".

Destacar también que el Govern de la Generalitat ha ordenado el confinamiento de la población residente en las localidades barcelonesas de Igualada, Vilanova del Camí, Santa Margarida de Montbui y Òdena para evitar la propagación del brote de coronavirus que afecta a esta zona.

Así quedó anunciado ayer noche en rueda de prensa por el conseller de Interior, Miquel Buch. Detalló que la movilidad queda restringida, y señaló además que “a partir de la medianoche nadie podrá entrar ni salir de esta ciudad de casi 40.000 habitantes”.


Añadir nuevo comentario