Las residencias de mayores, un foco de contagio para COVID-19

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
Fachada de la Residencia Monte Hermoso, de Madrid

Lectura fácil

Las personas mayores son uno de los grupos de población
más afectados por el nuevo coronavirus,
por ello en los centros de mayores son más necesarias las medidas de protección.

La Fiscalía Provincial de Madrid ha abierto una investigación penal
a raíz de una denuncia presentada por el fallecimiento de al menos 20 personas
en la residencia de mayores Monte Hermoso de Madrid a causa del coronavirus.

Desde que se activó el estado de alarma, 
los familiares ya no pueden visitar a sus mayores.

 

Preocupación en dos residencias de mayores
en Tomelloso y Albacete

Al menos dieciséis ancianos de la residencia de mayores Elder de Tomelloso
han fallecido en las últimas horas por coronavirus.

La residencia San Martín de Vitoria suma ya ocho ancianos muertos por el coronavirus
y la mitad de los residentes están infectados.

La Fiscalía Provincial de Madrid ha abierto una investigación penal a raíz de una denuncia presentada por la asociación el Defensor del Paciente por el fallecimiento de al menos 20 personas en la residencia de mayores Monte Hermoso de Madrid a causa del coronavirus.

La Comunidad de Madrid intensifica el control en todas las residencias de mayores

La Consejería de Políticas Sociales de la Comunidad de Madrid ha informado de que se han intensificado las medidas de control en todas las residencias de mayores, reforzando así el cuidado que la Dirección General de Salud Pública efectúa ya en esta materia.

El examen diario de la situación en cada centro residencial de la Comunidad de Madrid (incluidos los privados) lo realizará el personal del Centro de Control de Calidad e Inspección de la Consejería de Políticas Sociales, Familias, Igualdad y Natalidad. Estos trabajadores se encargan de realizar las inspecciones ordinarias a todos los centros residenciales de la región.

Tengamos en cuenta que desde que se publicó el Real Decreto, una de las situaciones que dejaban de producirse, es la visita a los familiares internados en uno de estos centros. Por esta circunstancia, los familiares ya no pueden visitar a sus mayores y pierden la información directa sobre lo que sucede en la instalación donde permanece su familiar.

Se envió un comunicado a las residencias dependientes de la Comunidad de Madrid, donde se les pide que faciliten diariamente la comunicación entre los usuarios y sus familiares, mediante conversaciones telefónicas o telemáticas. En el caso de que esta interlocución no pueda realizarse, se designará una persona para informar cada día a su familia.

El COVID-19 representa un peligro real e inminente para las personas mayores, y el foco de las residencias es un espacio donde la Administración debe poner sus medios. Según se indica desde la propia Comunidad, no tuvieron información desde la Residencia Monte Hermoso sobre lo que estaba ocurriendo, comentan fuentes autorizadas que una residencia, no tiene el material para tratar a un paciente con los síntomas de COVID-19, por lo que deberían haber acudido desde el primer caso al hospital.

Medidas de protección

Por otro lado, según Políticas Sociales, desde el inicio de la crisis la Comunidad de Madrid viene reclamando la necesidad de contar con los equipos de protección individual frente al coronavirus, tanto para el personal que trabaja con las personas mayores como para aquellas que han sido infectadas.

Preocupación en dos residencias de mayores en Tomelloso y Albacete

Al menos dieciséis ancianos de la residencia de mayores Elder de Tomelloso (Ciudad Real) han fallecido en las últimas horas en ese centro privado y doce de ellos son casos confirmados por coronavirus, informa Efe.

La residencia San Martín de Vitoria suma ya ocho ancianos muertos por el coronavirus y tiene a la mitad de los residentes infectados.

El director del centro de Tomelloso, José Manuel San Pedro, también ha dado positivo en el test del COVID-19 y tiene fiebre.

San Pedro ha reclamado atención urgente de las autoridades sanitarias, ya que ha asegurado que se "sienten desbordados" por la situación y carecen de medios humanos y materiales para hacer frente a la pandemia, por lo que también se sienten "abandonados".

El centro de mayores Elder cuenta con 120 empleados y 170 residentes.

Sin duda los mayores son uno de los grupos de población más afectados por el nuevo coronavirus que comenzó en Wuhan, y por ello en los centros de mayores son más necesarias todavía las medidas de protección.

En el tanatorio

En otro orden, Adiós cultural ha publicado las siguientes pautas sobre la asistencia a funerales en el marco de COVID-19:

  • En la sala de vela y en las estancias y accesos comunes al edificio se evitará la confluencia de más de diez personas.
  • Se respetará una distancia mínima de dos metros.
  • Familiares y allegados que hayan tenido contacto con la persona fallecida con diagnóstico de infección por coronavirus y que presenten síntomas de infección respiratoria permanecerán en aislamiento domiciliario y no asistirán al duelo y funeral.
  • Las personas que no presenten síntomas de infección respiratoria pueden asistir al duelo, y se recomienda que usen mascarilla quirúrgica.
  • Si el fallecimiento fue por una causa distinta a COVID-19, no podrán acudir al funeral las personas con cualquier tipo de síntoma o afección respiratoria.

En las instalaciones, es necesario lavarse las manos con solución desinfectante previamente al acceso a los recientos funerarios, así como antes y después de usar el libro de pésame y los servicios o baños.

2020-03-19

Añadir nuevo comentario