Se permitirá a los usuarios con movilidad reducida poder volar con sus propias sillas de ruedas

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
Asiento que permitirá a los pasajeros con discapacidad volar en sus propias sillas de ruedas.

Lectura fácil

La aerolínea Molon Labe Seating de Denver

ha presentado un diseño de un nuevo asiento de avión 

que permitirá a los pasajeros de movilidad reducida

volar en las aerolíneas en sus propias sillas de ruedas.

Actualmente los pasajeros en sillas de ruedas

no pueden volar en ellas.

Deben pasar de su silla de ruedas a la bodega del avión

para llegar al pasillo estrecho en una silla de la compañía

y luego pasar de nuevo al asiento del avión.

Por todos estos movimientos,

muchas personas con discapacidad o movilidad reducida

califican viajar en avión como muy difícil y deshumanizador.

La aerolínea Molon Labe Seating de Denver ha presentado un prototipo de un nuevo asiento de avión que permitirá a los pasajeros de movilidad reducida volar en las aerolíneas en sus propias sillas de ruedas.

Los pasajeros en silla de ruedas podrán viajar sentados en ellas

Actualmente los pasajeros en sillas de ruedas no pueden volar en ellas. Deben pasar de su silla de ruedas a una Skychair para llegar al pasillo estrecho y luego pasar de nuevo al asiento del avión.

Por todos estos movimientos, muchas personas con discapacidad o movilidad reducida califican viajar en avión como muy difícil y deshumanizador, en los peores casos. Esta novedad permitirá que los usuarios que precisen silla de ruedas en sus desplazamientos vayan en ellas todo el tiempo.

Los problemas a los que se enfrentan las personas con movilidad reducida que viajan

Uno de los principales problemas a los que se enfrentan las personas con movilidad reducida que viajan es que dañen sus sillas cuando son introducidas en los habitáculos de carga de los aviones.

También sufren lesiones de PMR causadas durante los traslados, o pérdida de independencia ya que las PMR deben dejar su propia silla y no pueden acceder al baño durante el vuelo.

Viajar en un asiento que no es el suyo tampoco permite realizar al usuario estiramientos posturales regulares o terapia durante el vuelo, que muchas sillas de ruedas eléctricas sí pueden hacer.

Dejar espacios para que quepa una silla de ruedas

La solución ha sido bastante sencilla. Simplemente se ha basado en el diseño del Asiento Deslizante Lateral, de forma que se ha modificado un asiento triple, muy común en las clases económicas, a uno doble para tener el espacio necesario en el que quepa una silla de ruedas.

Durante las operaciones normales será un asiento normal de clase económica, pero cuando sea necesario, el asiento del pasillo se desliza sobre la parte superior del asiento situado en la ventana y se bloquea en su lugar para su uso normal.

Sin perder asientos

El espacio que se abre al deslizar el asiento del pasillo sobre la parte superior del asiento de la ventana ofrece un espacio de 90 cms de ancho para asegurar una silla de ruedas manual o eléctrica pueda ubicarse. Un sistema de acoplamiento para sillas de ruedas Q-Straint (como una quinta rueda), ya muy utilizado en autobuses, trenes y vehículos, se utiliza para asegurar la silla de ruedas al suelo de la cabina del avión.

Una ventaja de este diseño es que las aerolíneas no pierden ingresos ni asientos, lo cual ha sido un problema con los diseños anteriores que intentaban resolver este problema. Otra ventaja es que las personas con discapacidad o movilidad reducida, vuelan en sus propias sillas de ruedas que a menudo albergan muchas características de accesibilidad específicas para sus necesidades.

Cambios normativos y legislativos para permitir que las sillas de ruedas vuelen

Existe una importante presión e impulso normativo y legislativo para permitir que las sillas de ruedas vuelen en los aviones. En septiembre de 2019, el Departamento de Transporte de EE.UU. anunció la formación del Comité Asesor de la Ley de Acceso a las Compañías Aéreas (ACAA), establecido de acuerdo con la Ley de Reautorización de la FAA de 2018.

El objetivo de este comité es esencialmente mejorar la experiencia de viaje en avión de los pasajeros con discapacidad y aumentar su acceso a los viajes aéreos. La Ley de Reautorización de la FAA también incluía el mandato de realizar un estudio sobre la viabilidad de los sistemas de sujeción de sillas de ruedas en la cabina y los consiguientes ajustes necesarios.

Campaña GoFundeMe

La compañía ha lanzado una campaña 'GoFundMe' para acelerar el diseño, la ingeniería, el análisis y la certificación de este asiento.

“Cuesta millones diseñar y certificar un asiento de avión. Somos una pequeña empresa con recursos limitados y nuestro asiento de clase económica S1 recientemente certificado es nuestro principal objetivo en este momento. Así que elegimos financiar este proyecto en masa para poder certificarlo y ponerlo en el aire lo antes posible, queremos volar dentro de 18 meses pero necesitamos la ayuda del público”, ha señalado Hank Scott, CEO de Molon Labe Seating.

Añadir nuevo comentario