Propuestas de la UNESCO para una educación inclusiva

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest

Lectura fácil

La educación es mejor cuando se adapta a las necesidades de los alumnos.

La  Organización de las Naciones Unidas para la Educación conocida como UNESCO
define la educación inclusiva como el proceso de identificar y responder a la diversidad de las necesidades de todos los estudiantes.

La educación inclusiva se basa en el principio de que cada niño tiene características,
intereses, capacidades y necesidades de aprendizaje distintos
y deben ser los sistemas educativos los que están diseñados,
y los programas educativos puestos en marcha,
teniendo en cuenta la amplia diversidad de dichas características y necesidades.

La educación es un derecho, no un privilegio.

La inclusión en la educación requiere un cambio de mentalidad en la población.
Este cambio tiene que ver con remover todas las barreras para el aprendizaje,
y facilitar la participación de todos los estudiantes vulnerables a la exclusión y la marginalización.

Inclusión significa posibilitar a todos los estudiantes a participar de lleno en la vida y el trabajo
dentro de las comunidades, sin importar sus necesidades. 

La educación inclusiva significa que todos los niño/as y jóvenes,
con y sin discapacidad o dificultades,
aprenden juntos en las diversas instituciones educativas regulares.
 

La UNESCO ha publicado un informe en el que indica cómo favorecer la educación inclusiva ante el coronavirus a través de 10 recomendaciones:

1. Entender la educación de manera más amplia e implantar políticas inclusivas

La educación debe incluir a todos los y las estudiantes, independientemente de su identidad, origen o capacidad.

2. Centrar la financiación educativa en el alumnado más vulnerable

3. Compartir competencias y recursos dedicados a la inclusión

4. Tener en cuenta a las comunidades y las familias en las políticas de inclusión

5. Establecer cooperación entre los distintos ministerios, sectores y niveles gubernamentales

6. Dejar espacio para que las ONG cuestionen y supervisen la inclusión educativa

7. Hay que asegurar que los sistemas inclusivos desarrollen el potencial de cada alumno

8. Preparar, empoderar y motivar al personal educativo

9. Recopilar y evaluar datos sobre y para la inclusión educativa

10. Fomentar el intercambio de experiencias en inclusión educativa

Garantizar la igualdad de oportunidades para todos en materia de educación sigue siendo un desafío mundial. El Objetivo de Desarrollo Sostenible 4 en lo relativo a la Educación y el Marco de Acción Educación 2030 hacen hincapié en que la inclusión y la igualdad son la base de una enseñanza de calidad.

Está prohibida toda forma de exclusión o de restricción de las oportunidades en la esfera de la enseñanza fundada en las diferencias socialmente aceptadas o percibidas, tales como el sexo, el origen étnico o social, el idioma, la religión, la nacionalidad, la posición económica, las aptitudes.

Para llegar a los grupos de excluidos o de marginados y proporcionarles una educación de calidad es indispensable elaborar y aplicar políticas y programas inclusivos.

La pandemia del coronavirus ha disparado la exclusión educativa de los alumnos pobre, las mujeres y las minorías sociales. Según un estudio de la UNESCO, más del 40% de los países con ingresos medios y bajos no han prestado atención a estos estudiantes vulnerables.

La UNESCO fomenta los sistemas educativos inclusivos

La educación inclusiva elimina los obstáculos a la participación y el rendimiento de todos los alumnos. En este tipo de educación se tienen en cuenta la diversidad de las necesidades, capacidades y particularidades de todos los niños. Además, elimina todas las formas de discriminación en el ámbito del aprendizaje.

En lo referente a los grupos marginados y vulnerables, la UNESCO presta atención particular a los niños con discapacidad. A parte, los pueblos indígenas siguen siendo excluidos de la enseñanza, pero también se ven confrontados a la exclusión dentro del sistema educativo.

El Informe de Seguimiento de la Educación en el Mundo 2020: inclusión y educacióntambién conocido como GEM 2020 señala que menos del 10% de los gobiernos del mundo poseen leyes que ayuden a garantizar la plena inclusión de la educación.

El informe analiza cómo se encuentran los países en cuanto a inclusión educativa y analiza las variables que inciden en la exclusión educativa.

ODS 4: Hacia una educación inclusiva, equitativa y de calidad y un aprendizaje a lo largo de la vida para todos

Debemos colaborar para promover y proteger el derecho de toda persona a la educación. Es más, debemos velar por que la educación de calidad llegue a todas las personas e inculque los valores de la paz, justicia, derechos humanos y la igualdad de género.

Bajo el lema ‘todos significa todos', el estudio de la UNESCO destaca que un total de 258 millones de niños y jóvenes quedaron totalmente excluidos de la educación durante el confinamiento. Estos datos equivalen al 17% de la población en edad escolar a nivel mundial.

Cómo favorecer la educación inclusiva ante el coronavirus

Para promover la educación inclusiva, especialmente en tiempos de coronavirus, la UNESCO ofrece las siguientes 10 recomendaciones:

1. Entender la educación de manera más amplia e implantar políticas inclusivas

La educación debe incluir a todos los y las estudiantes, independientemente de su identidad, origen o capacidad, apunta la UNESCO. Para ello se requieren más leyes, políticas y prácticas en este principio, que valoren la diversidad y garanticen la inclusión en todos los ámbitos y todas las edades.

2. Centrar la financiación educativa en el alumnado más vulnerable

Los gobiernos deben asignar financiación para fomentar un entorno de aprendizaje inclusivo para todo el alumnado, así como financiación específica para darle seguimiento al más rezagado o que no tiene acceso a la educación.

3. Compartir competencias y recursos dedicados a la inclusión

La UNESCO señala que los recursos para abordar la diversidad son escasos y están concentrados en pocos centros educativos. Por ello se necesitan mecanismos e incentivos para trasladarlos a todas las escuelas.

4. Tener en cuenta a las comunidades y las familias en las políticas de inclusión

Los gobiernos deben abrir espacios para que la comunidad educativa y la sociedad expresen sus preferencias al elaborar políticas de inclusión en la educación. También las escuelas deberían desarrollar el diálogo con los padres y madres sobre el diseño y la aplicación de las prácticas escolares inclusivas.

5. Establecer cooperación entre los distintos ministerios, sectores y niveles gubernamentales

Todos los ministerios que comparten la responsabilidad de la educación inclusiva deben colaborar de manera conjunta para definir las necesidades, intercambiar información y desarrollar programas específicos.

6. Dejar espacio para que las ONG cuestionen y supervisen la inclusión educativa

La UNESCO recomienda a los gobiernos mantener el diálogo con las ONG dedicadas a la educación para garantizar que sus servicios conduzcan a la inclusión. También propone que las administraciones permitan a las ONG supervisar los compromisos de los gobiernos en educación inclusiva y defender a los estudiantes excluidos.

7. Hay que asegurar que los sistemas inclusivos desarrollen el potencial de cada alumno

Los niños y las niñas deben aprender en base a un mismo plan de estudios que reconozca la diversidad y responda a sus necesidades particulares. Asimismo, la infraestructura escolar no debe excluir a nadie y debe aprovecharse el potencial de la tecnología, especialmente en tiempos de coronavirus.

8. Preparar, empoderar y motivar al personal educativo

La educación inclusiva debe ser un aspecto central en la formación inicial y continua del profesorado. Asimismo, la diversidad del personal educativo fomenta la inclusión.

9. Recopilar y evaluar datos sobre y para la inclusión educativa

Los ministerios de educación deben colaborar con otros para reunir datos poblacionales y educativos que permitan analizar el estado de la educación inclusiva, evaluarla y así poder planificar estrategias de actuación.

10. Fomentar el intercambio de experiencias en inclusión educativa

La UNESCO insta en su informe a promover entre todos los agentes educativos el intercambio de buenas prácticas en inclusión educativa, ya sea a través de redes de docentes y plataformas regionales mundiales.

Además de publicar este listado de recomendaciones por una educación inclusiva, la UNESCO lanzado un sitio web con información sobre leyes y políticas relacionadas con la inclusión en la educación en cada país del mundo.

En nuestro mundo, la información es poder, y la educación empodera, por eso debe ser una educación inclusiva. No lo olvides.

Añadir nuevo comentario