Airbus presenta sus primeros aviones impulsados por hidrógeno

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
Tres aviones de Airbus impulsados por hidrógeno / NdP Airbus

Lectura fácil

El hidrógeno es un gas cero contaminante.

El hidrógeno es un combustible universal, ligero y muy reactivo,
una alternativa para reducir las emisiones y cuidar nuestro planeta.

El hidrógeno verde se basa en la generación de hidrógeno
a través de un proceso químico conocido como electrólisis. 
Este método utiliza la corriente eléctrica para separar el hidrógeno del oxígeno que hay en el agua,
por lo que, si esa electricidad se obtiene de fuentes renovables,
produciremos energía sin emitir dióxido de carbono a la atmósfera.

Airbus, empresa fabricante de aviones,
ha diseñado tres aviones que podrán volar gracias al hidrógeno
y no a combustibles fósiles.

Según los expertos de Airbus, estos aviones podrían transportar pasajeros en el año 2035.

Conseguir una aviación más limpia, menos dañina para el medioambiente, se ha convertido en un objetivo a conseguir entre los jóvenes más concienciados del mundo.

Los grandes fabricantes de aviones aceleran el diseño de soluciones de futuro. De este modo, el gigante europeo Airbus, que atraviesa la mayor crisis de su historia, ha desvelado tres prototipos de aviones impulsados por hidrógeno que están llamados a convertirse en los primeros aviones comerciales con cero emisiones del mundo. Según sus cálculos, estos aviones deberían entrar en operación en 2035.

Aviones cero emisiones gracias a Airbus

El hidrógeno líquido podría ser la solución definitiva al problema de los carburantes de los aviones. Los tres prototipos presentados por Airbus tendrán en este elemento químico su fuente de energía primaria. “Es limpio, muy prometedor y probablemente sea la solución para que el sector aeroespacial alcance sus objetivos de emisiones neutras”, apuntan los técnicos en la nota en la que han comunicado sus planes.

Agrupados bajo la etiqueta ZEROe, las tres apuestas del fabricante descansan sobre reactores y turbohélices y añaden un nuevo diseño futurista, catalogado como “de ala mixta”Blended-Wing Body. El hidrógeno se almacenará bajo las alas. Estos aviones, afirman desde Airbus, tendrían la capacidad de reducir las emisiones de dióxido de carbono procedentes de la aviación en hasta un 50%.

Airbus dice adiós a los combustibles fósiles

¿Cómo serán los aviones del futuro?

El gigante aeroespacial europeo presenta su programa como una revolución medioambiental. Sus técnicos admiten que el hidrógeno es la energía con más potencial para conseguir el objetivo de las cero emisiones, aunque a nivel tecnológico queda mucha investigación pendiente.

En el primer prototipo de avión de Airbus, con motores turbofán, podrán viajar entre 120 y 200 pasajeros, y tendrá un alcance de más de 3.700 kilómetros. Será capaz de hacer vuelos transcontinentales cortos y estará propulsado por un motor de turbina de gas modificado que funciona con hidrógeno en lugar de con queroseno. El hidrógeno líquido, puntualiza la empresa, se almacenará y distribuirá en varios tanques.

El segundo modelo será un turbohélice con capacidad de hasta 100 pasajeros propulsado también mediante la combustión de hidrógeno.

El tercero será el avión más moderno. Sus alas se fusionan con el cuerpo principal de la aeronave y tendrá un alcance similar al del concepto que utiliza turbofán. “El fuselaje, excepcionalmente ancho, permite múltiples opciones para el almacenamiento y distribución del hidrógeno, así como para la configuración de la cabina”, subrayan los especialistas de Airbus. Albergará hasta 200 pasajeros, lo que le convertiría en un claro candidato a cubrir rutas transoceánicas.

Por una aviación limpia

El diseño y la fabricación de aviones no son los únicos desafíos a los que se enfrenta la aviación limpia.

Para disminuir la contaminación en el espacio aéreo es necesario prestar atención a las operaciones diarias, “los aeropuertos van a requerir importantes infraestructuras de transporte y repostaje de hidrógeno”, reconoce Airbus. Para ello, reclama el apoyo de los Gobiernos, con más financiación e “implantando mecanismos para fomentar el uso de combustibles sostenibles y la renovación de las flotas de aviones que permitan a las aerolíneas retirar antes los aviones más antiguos y menos respetuosos con el medioambiente”.

Añadir nuevo comentario