Más del 53% de infectados por coronavirus son asintomáticos

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
Mujer con mascarilla en un tren / PEXELS

Lectura fácil

Pese a todas las medidas preventivas implementadas,
la Covid-19 continúa contagiándose
y esto en parte se debe a que un amplio porcentaje de asintomáticos.

Los asintomáticos son las personas que están contagiadas por el Covid-19
pero que no presentan síntomas de contagio.

Según el informe elaborado por la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica
 el 53% de infectados en España desde mayo, no mostraron ningún síntoma de la enfermedad.

Detectar a los asintomáticos es una de las cuestiones clave
en relación con la evolución de esta pandemia.
Los asintomáticos pueden contagiar el virus exactamente igual que aquellas personas con síntomas.

Los territorios que más casos asintomáticos han identificado son Galicia, Madrid y Extremadura.

Detectar a los individuos asintomáticos es imprescindible.

Según señala el Centro Superior de Investigaciones Científicas
los asintomáticos se estima que representan alrededor de un 20-40% de los infectados.

El Centro plantea que la estrategia de detección de asintomáticos
debe estar basada en test, seguimiento y aislamiento para así detener las cadenas de transmisión.

Tras meses conviviendo con la pandemia de coronavirus, la gran mayoría sabemos de sobra cuál es el protocolo a seguir en caso de que alguien tenga síntomas de la enfermedad: test PCR, aislamiento y seguimiento de los contactos estrechos. No obstante, pese a todas las medidas preventivas implementadas, la Covid-19 continúa contagiándose y esto en parte se debe a que un amplio porcentaje de asintomáticos.

Según el informe elaborado por la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica (RENAVE) el pasado día 9 de septiembre, el 47% de los casos de coronavirus detectados desde el 10 de mayo en España han presentado síntomas. Esto quiere decir que el 53% de infectados no mostraron ningún síntoma de la enfermedad.

Tener o no tener síntomas. Ésa es la cuestión

Detectar a los asintomáticos es una de las cuestiones clave en relación con la evolución de esta pandemia. Una cosa está clara, para aquel contagiado o contagiada que no tiene síntomas es mejor, claro, porque se encuentra bien. Es peor para el que no para de toser y tiene con algo de fiebre, porque estará más molesto. Sin embargo, al virus le da igual si tosemos o no lo hacemos porque la carga viral en su cuerpo puede ser la misma. Es decir: el que no tiene ningún síntoma puede contagiar el virus exactamente igual que el que sí tiene.

Y ése es el problema, que personas totalmente asintomáticas, que pueden no sospechar siquiera que tienen al virus en su cuerpo, se convierten en propagadoras sin ser conscientes de ello.

La capacidad de detección de positivos asintomáticos varía según la comunidad autónoma

Los territorios que más casos asintomáticos han identificado son Galicia, Madrid y Extremadura, donde casi un 67% de los casos detectados no mostraron síntomas.

Por detrás de los tres primeros pero también por encima de la media nacional están Castilla y León y Andalucía, con un 60,4% y un 54,5% de asintomáticos respectivamente.

Las comunidades con menor porcentaje de asintomáticos entre los casos detectados son Murcia (con un 30,7%), Ceuta (30,9%) y Asturias (35,1%).

Asintomáticos: ¿Cómo se detectan?

Detectar a los individuos asintomáticos es imprescindible. Según señala el CSIC (Centro Superior de Investigaciones Científicas) en su informe 'Una visión global de la pandemia COVID-19: qué sabemos y qué estamos investigando desde el CSIC': «los asintomáticos se estima que representan alrededor de un 20-40% de los infectados, dependiendo del segmento poblacional. Y se ha documentado que sí son transmisores».

«Hay una evidencia creciente que la transmisión asociada a asintomáticos y a pre-sintomáticos es clave en el 'éxito' del SARS-CoV-2», indica el CSIC.

El organismo explica que la respuesta inicial de España y otros muchos países ante la COVID-19 fue la identificación «pasiva» de los casos, es decir, esperar a que los individuos presentasen síntomas y acudieran a los servicios sanitarios para hacer un diagnóstico precoz y evitar la transmisión. No obstante, según el CSIC esta estrategia no es válida en el caso del coronavirus, «puesto que existe un periodo presintomático de varios días y hay un alto porcentaje de casos asintomáticos».

El CSIC plantea que la estrategia debe estar basada en test, seguimiento y aislamiento para así detener las cadenas de transmisión.

La dificultad de detectar a los asintomáticos

Sin hacer pruebas masivas a la población, es imposible saber cuántas personas son asintomáticas. Sólo puede llegar a saberse en casos muy excepcionales. A medida que avanza la pandemia, se está viendo, por tanto, que una gran parte de los infectados con este nuevo coronavirus pasa la infección de forma asintomática. 

Ahora mismo deberíamos dar por supuesto que todo el mundo podría estar infectando, las cifras no dejan de crecer, por eso es importante que asumamos esto y nos tomemos muy en serio las medidas y recomendaciones del Gobierno.

Añadir nuevo comentario