Los astronautas Bob Behnken y Doug Hurley regresan a la tierra con éxito

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
07/08/2020 - 10:03
La capsula con sus tripulantes llega a casa

Lectura fácil

Estados Unidos consigue nuevamente que sus astronautas regresen desde la Estación Espacial Internacional (ISS) en una nave camino a la tierra a pesar del anunciado riesgo de huracán en Florida. Se trata de la primera nave espacial Dragon con tripulación en su interior. La expedición ha durado 2 meses y regresó a la Tierra el 2 de agosto con éxito.

"Y finalmente partieron", tuiteó la NASA al anunciar que Bob Behnken y Doug Hurley habían dejado la ISS, tras difundir con el mundo imágenes que muestran cómo la cápsula se desprende sin problemas del aparato en la oscuridad del espacio.

Éxito en el desacoplamiento

El desacoplamiento se hizo en dos tiempos alrededor de las 23H34 GMT, dos meses después de la llegada de ambos hombres a bordo de la cápsula creada por la compañía del excéntrico empresario Elon Musk, precisó la agencia espacial estadounidense y agregó que la cápsula había tomado "una trayectoria segura".

El amerizaje se realizó con éxito en el Golfo de México. Fue una maniobra delicada debido a la tormenta tropical Isaías, que podría haberse convertido nuevamente en huracán.

Se buscó para la tripulación un sitio en las costas de la ciudad de Pensacola (norte de Florida). Esta ubicación fue la "prioritaria" para el amerizaje, con una alternativa en las cercanías de Panama, también en el golfo de México, si el mar está muy agitado o los vientos son muy fuertes.

El detalle del descenso

Tal como estaba previsto y sin problemas, la cápsula se posó sobre la superficie del mar. La esperaba muy cerca el barco Navigator de SpaceX, que estaba a solo unas tres millas náuticas del lugar para encargarse de recuperar la nave, que fue colocada en su cubierta.

La operación como es normal, fue muy delicada, aunque el año pasado la cápsula Dragon cumplió esta misión sin problemas. El regreso atmosférico filtró la resistencia del escudo térmico. Luego, grandes paracaídas frenaron el descenso hacia el océano. Dirigiéndose a su hijo y al hijo de su colega, Behnken exhibió un pequeño dinosaurio de colores, que los niños les habían dado para que los acompañara en esta "misión histórica", y lo hizo volar durante unos instantes, en una imagen muy emotiva para las cámaras.

"Tremor el apatosaurio vuelve a casa con sus papás", dijo Behnken a los niños, rodeado de sus dos colegas rusos, Anatoly Ivanishin e Ivan Vagner, y del jefe de la misión, el capitán Chris Cassidy.

"Les decimos adiós a nuestros dos amigos y colegas", dijo Cassidy, declarándose "triste" y "emocionado" al ver a Hurley Behnken partir de la ISS, destacando la importancia de tener nuevos medios para transportar astronautas.

De esta manera, Behnken y Hurley se han convertido en los primeros astronautas en ser llevados a la ISS, ubicada a 400 km de la Tierra, por una empresa privada contratada por la NASA.

Últimos hitos  

Durante los pasados 9 últimos años, astronautas estadounidenses habían viajado exclusivamente en los cohetes Soyuz rusos, por un precio de cerca de 80 millones de dólares por tripulante. Si la misión actual es fructífera y segura, Estados Unidos ya no dependerá de Rusia para acceder al espacio.

Añadir nuevo comentario