“Vivimos en la urgencia y los cambios constantes"

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
Candelita: Organización sin ánimo de lucro.

Lectura fácil

Esta noticia no tiene texto fácil, se mostrará el texto normal

Candelita es una asociación sin ánimo de lucro. Fue constituida en 1993, y está promovida por un grupo de personas con experiencia en el trabajo social.

Es momento de atender las necesidades de las organizaciones que ayuda, dan soporte y atienden a personas vulnerables. Por ello, Gema de la Hoz, Presidenta de Candelita y responsable del Área de Salud Mental y de Tutela, atiende nuestra llamada. Ante la crisis sanitaria que vivimos, las necesidades sociales y económicas salen a la luz. Personas mayores, personas tuteladas o menores, son un colectivo al que esta organización presta especial atención en estos días, sin dejar de lado el resto de funciones y tareas que constituyen el trabajo diario desde la entidad.  

En Candelita para poder adaptar nuestro trabajo y seguir dando respuesta a las necesidades de las personas que atendemos necesitamos incrementar material tecnológico: smartphones líneas telefónicas, ordenadores, medidas de prevención y seguridad mascarillas, gel, guantes, batas, acondicionamiento de locales, etc”

Los materiales más urgentes que necesitan desde Candelita en estos momentos para familias y personas en soledad son:

  • Material escolar para realización de tareas.
  • Conexión a internet
  • Equipos informáticos.
  • Alimentos que garanticen dietas equilibradas.

¿Qué situaciones debéis resolver donde hay familias con menores vulnerables?

Las familias con menores de edad están viviendo “situaciones especialmente complejas puesto que sus herramientas para manejarse en esta crisis son escasas”. La portavoz de la organización, realiza una foto de la situación actual: “En general ocupan viviendas muy reducidas, en algunos casos habitaciones en viviendas compartidas, en las que el confinamiento está resultando duro. Surgen conflictos en los que las educadoras sociales tienen que intervenir desde la distancia para aportar soluciones”.

Es “preocupante” también, destaca de la Hoz, “la desigualdad educativa que estamos observando en las familias sin recursos, (…) estamos ideando estrategias para hacer llegar a estas familias la idea de que las Tics y todo lo que conllevan son una necesidad esencial para sus menores”

Las situaciones de vulnerabilidad se agravan en estos días

La responsable de la organización comenta un caso particular a GNDiario. “Es relevante la situación de una usuaria con un hijo adolescente, donde se ha hecho también evidente la brecha digital”. Explica que, ha sido necesario coordinar con el centro educativo, al no tener acceso a Internet, tampoco un ordenador con el que hacer las tareas, y “no habían comunicado al centro educativo, dando por hecho que perdería el curso”.

Desde Candelita se coordina con el colegio y la familia para que se ponga atención en el menor. Gema de la Hoz, expresa que estas situaciones reflejan el modo en el que se agravará la vulnerabilidad de personas y familias con esta crisis.

Dibujo de un menor atendido en Candelita

¿Cómo es la atención en estos días a las personas mayores?

En muchas ocasiones entran en conflicto “las necesidades de atención y las de protección de las personas mayores y otros grupos vulnerables al COVID-19”, explica la presidenta.

Argumenta la presidenta que, trabajan realizando una valoración individual del riesgo y beneficio en cada una de sus acciones.

Siguen las indicaciones de las autoridades Sanitarias, las profesionales de Candelita. Como otras empresas y organizaciones del sector, realizan teletrabajo. Las atenciones presenciales, son “las imprescindibles”, relata la responsable. Añade que, estas atenciones individuales se dan principalmente en los domicilios u otros lugares de residencia como pensiones, habitaciones compartidas, etc. (…) y puntualmente en los centros de la Asociación. “Las atenciones presenciales imprescindibles, aquellas que garantizan alimentación, medicación, seguimiento del estado de salud e higiene”, son constantes y se realizan con todas las medidas se seguridad, explica.

Precisamente las personas mayores son las que menos acceso a tecnologías tiene, lo que provoca situaciones de “aislamiento dentro del aislamiento”.

Ante esta realidad, desde la organización, han impulsado estas medidas:

  • Apoyo para la gestión de los ingresos si los hay.
  • Información respecto al autocuidado y cuidados de dependientes respecto a la pandemia: pautas de limpieza, médicas, dónde llamar, qué síntomas tener en cuenta, a dónde acudir ante síntomas.
  • Disminución de la exposición a información continua y en ocasiones confusa respecto a la pandemia COVID 19 y sus consecuencias.
  • Técnicas de comunicación asertiva para la resolución de conflictos que se están produciendo en su entorno más inmediato: empleadoras, compañeras de piso, familiares, etc.
  • Apoyo a la comprensión de documentos que les llegan (jurídicos, servicios sociales, bancos, etc.).
  • Detectar pautas de la vida diaria en el nuevo contexto y tratar de reestructurar mediante unas dinámicas saludables en caso de necesidad: limitación de noticias, hacer ejercicio, comunicarse con familiares y allegados, etc.
Persona mayor acompañada por Candelita

¿Y en el caso de personas con problemas de salud mental?

Reforzamos para que establezcan vías de comunicación con sus redes de apoyo: familiares, amistades, compañeros del centro…”. Indica la presidenta que, en muchos casos, son las auxiliares de ayuda a domicilio y quienes están realizando “una labor muy valiosa”. “Siempre es importante”, destaca, y ahora también es de acompañamiento social. Se complementan los apoyos presenciales de: educadoras sociales, psicólogos y trabajadores sociales de Candelita.

¿Qué feed-back recibís desde la administración pública con respecto a vuestras necesidades de atención y prestación de servicios?

Candelita realiza su trabajo en el ámbito de la Comunidad de Madrid, en este sentido nos informa que con respecto a la “Administración Pública con la que trabajamos habitualmente, tanto a nivel Autonómico como Municipal, en general, se ha mantenido la coordinación y el contacto es continuo”.

Con la crisis que viene, se han detectado nuevas necesidades, las cuales han sido comunicadas a la administración. Esto ha permitido trabajar de la mano y empezar a resolver diversas cuestiones, manifiesta de la Hoz.  

Aún no podemos hacer una valoración de la situación, afirma la portavoz de la organización, y añade: “vivimos en la urgencia y los cambios son constantes, esperamos que las administraciones públicas continúen apoyando a las Entidades Sociales ya que somos quienes estamos más cerca de las personas más vulnerables de nuestra sociedad. Afirma la presidenta.

Una menor usando las Tics con apoyo de Candelita

¿Como se trabaja el entorno online en un colectivo que no tiene estas herramientas o no está habituada a ellas?

Se trabaja con cada persona de forma individual y siempre según el conocimiento del individuo en esta cuestión, explica.

Esta situación ha venido a visibilizar aún más la brecha digital existente destacó.

Gema de la Hoz, afirma que, “se ha hecho una valoración individualizada de cada caso, con el fin de aumentar el acceso a medios tecnológicos y entrenamiento en el uso de éstos”.

En este ámbito se están encontrando “diferentes trabas”: necesidad económica, resistencias personales... Se está contactando desde Candelita con personas y colaboradores externos para que faciliten terminales y puedan apoyar económicamente con el coste de líneas de datos. En este marco: “Es prácticamente imposible realizar entrenamientos para el aprendizaje en el uso de estos medios técnicos en personas que nunca los habían utilizado, sin realizar atenciones presenciales”.

Una medida “puente”, es la que llevan a cabo las profesionales. Están acercando las tareas impresas a las viviendas de las familias y una vez realizadas, se hacen llegar a los centros educativos. También se cuenta con el servicio de Agentes tutores que facilitan el traslado de material entre los hogares y los centros educativos.

En el contexto familiar, quién si dispone de medios tecnológicos, pero no de conocimientos, “siguen las pautas ofrecidas por las educadoras”, indica la presidenta.

Sobre el contexto online: “son unos entornos que no son los propios de nuestro trabajo”. “Nuestro trabajo es fundamentalmente presencial, tanto a nivel individual, como grupal y comunitario”, detalla la presidenta en un gesto de honestidad.

En nuestro caso, poder organizar el teletrabajo ha dependido en gran medida de La generosidad de las profesionales al poner a disposición de Candelita los medios tecnológicos de los que disponen en su domicilio”.  También, “la calidad técnica y humana del equipo de profesionales” destacó la presidenta.   

¿Cuál es vuestra visión en Candelita, sobre la crisis que viene?

Las previsiones que hace la OIT (Organización internacional del trabajo) advierte del riesgo de pérdida de 25 millones de empleos en el mundo. También nos alerta acerca del peligro que supone el incremento de la economía sumergida. Los grupos de personas en grave riesgo de exclusión social son aquellos que ya estuvieron afectados por la crisis del 2008. Accedieron a empleos precarios, convirtiéndose en trabajadores pobres y son: las personas jóvenes, mujeres, trabajadores mayores de 45, las empleadas domésticas y de cuidados que carecen de protección social, así como personas migrantes, detalla de la Hoz.

La situación se agravará sin duda y las necesidades se multiplicarán exponencialmente.”

Nos encontramos en un contexto “volátil, incierto, complejo y ambiguo, donde lo telemático se impone a lo presencial”

“Evidentemente si no se hace nada, aumentará la brecha de la desigualdad, alejando a determinados grupos de población de las oportunidades y del ejercicio de derechos:   solicitudes de acceso a becas, colegios, formación, citas sanitarias y trámites en administraciones como SEPE. Gestiones relacionadas con inmigración…”

El andamiaje que hay que favorecer en estos momentos, se sostienen en tres vectores, según Gema de la Hoz, son:

  • Administrativo: gestión de burocracia.
  • El técnico: manejo de herramientas.
  • El personal: empoderamiento.

En este nuevo escenario, el online, la presidenta señala que, para ello es “imprescindible que las personas puedan prepararse y acceder a formaciones que respondan a las necesidades del nuevo contexto y a las reformulaciones de los itinerarios personales”.

Por tanto, hay que adaptarse a la “nueva realidad”. Será necesario generar recursos formativos ágiles, que respondan a las demandas del mercado y que reduzcan la distancia para llegar a él, explica para GNdiario la presidenta de Candelita.

Añadir nuevo comentario