Desigual: Algodón sostenible gracias al programa Better Cotton Initiative

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
Ropa sostenible

Lectura fácil

La marca de ropa Desigual continúa afianzando su compromiso
con la sostenibilidad con una nueva alianza:
la compañía se ha unido al proyecto Better Cotton Initiative,
la plataforma mundial que promueve estándares y prácticas de cultivo de algodón sostenible.

De este modo, Desigual se marca un nuevo objetivo de futuro:
garantizar que el 100% del algodón que use en sus prendas será más sostenible en 2025.

Desigual avanza en su RSC y compromiso de marca con la sostenibilidad con una nueva alianza: la compañía se ha unido al proyecto Better Cotton Initiative, la plataforma mundial que promueve estándares y prácticas de cultivo de algodón sostenible.

De este modo, Desigual se marca un nuevo objetivo de futuro: garantizar que el 100% del algodón que use en sus prendas será más sostenible en 2025.

¿En que consiste Better Cotton Iniatiatve?

El programa Better Cotton Initiative tiene como objetivo transformar la producción mundial de algodón basándose en los tres pilares de la sostenibilidad: el medio ambiente, el factor social y el económico, y conseguir que el algodón Better Cotton Initiative se convierta en un producto de uso y comercialización generalizados.

Nuestro compromiso con el medio ambiente empieza con la elección de las materias primas con las que fabricamos nuestras colecciones. La alianza que hemos formalizado de la mano de Better Cotton Initiative nos permite dar un paso más en la transición hacia un modelo de producción de moda más sostenible, estableciendo sinergias que nos permiten unir fuerzas y hacer frente a los retos que presenta la industria de la moda en materia de sostenibilidad”, señala Clara Delmuns, directora de producto de Desigual.

Hacemos referencia a un compromiso a corto y medio plazo, dentro del plan de Sostenibilidad y RSC impulsado por la compañía con un horizonte de tres años, con el que Desigual sienta las bases de su estrategia de sostenibilidad. Entre los compromisos adquiridos por la compañía, se encuentra el de alcanzar el 50% de fibras sostenibles en 2023, el refuerzo de la transparencia y trazabilidad de la cadena de suministro, y la eliminación total del plástico de su packaging y consumibles a corto plazo.

Alianzas que buscan una producción ética y sostenible

La alianza con Better Cotton Initiative se suma a la reciente incorporación de la compañía a la Sustainable Apparel Coalition, una de las principales alianzas de la industria textil para la producción sostenible. Desigual también forma parte de otras entidades como Textile Exchange y Amfori, en línea con su apuesta por una producción ética, sostenible y de calidad.

¿Es posible acceder a ropa realmente sostenible?

Vivimos rodeados de una gran producción de materiales: ropa, electrodomésticos, deseos de viajar...,algunas claves para comprender este hecho radicaría en que el motivo de esta contaminación intensificada se debe a la producción en masa para atender a la demanda exacerbada de un público influenciado por los designios de cada nueva temporada y por los hauls de los influencers.

En base a esta premisa, Ecoticias afirma que, “de nada sirve la etiqueta “sostenible” si su fabricación atiende a criterios de fabricación extensiva, ¿el por qué? Porque tan solo para la fabricación de unos vaqueros hacen falta 7500 litros de agua, casi el equivalente a lo que bebería una persona a lo largo de 7 años”.

Expertos indican sobre este particular que, se debe encontrar el equilibrio entre la técnica y la sostenibilidad.

¿Cómo surge la moda sostenible?

Cada vez son más potentes las voces que se preguntan, ¿a dónde vamos con el nivel de consumismo que mantenemos? Así que por una parte, tenemos los seguidores de la moda y “estar a la última”, y por otra parte, los que ya comienzan a poner un freno a esta situación y empiezan por ellos mismos el cambio. Y en este sentido, tenemos la figura de la moda “slow”. Esta vía apuesta por la reutilización de la ropa, por el concepto: segunda mano.

Es un concepto que no termina de “enganchar”, quizás al tratarse de ropa ya usada, ropa que fue utilizada por otras personas y que desconocemos por tanto su uso, cuidados o desinfección.

Otro ejemplo de ropa sostenible es Freewaves

La ropa que se confecciona procede del plástico que se extrae del Mar Mediterráneo y Cantábrico. La empresa Funstep,  está especializada en la confección de calcetines sostenibles, logrando que por cada par de calcetines comprados se elimine una bolsa de los océanos.

Con este ejemplo, moda y ecologismo se unen, contribuyendo a la limpieza de los océanos y dándole un nuevo uso a un material que no es biodegradable y cuya acumulación pone en riesgo la vida submarina y nuestra calidad de vida al desprender metano y etileno durante su degradación, los cuales contribuyen al efecto invernadero.

Surge así, un modelo de calcetines totalmente sostenible.

Añadir nuevo comentario