Naturaleza: Apostar por ella y por la sostenibilidad nos hará fuertes

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
La naturaleza nos ha mandado demasiadas señales, es hora de hacerles caso

Lectura fácil

La crisis de COVID-19 muestra que la naturaleza es la clave.

La humanidad tiene que luchar por cuidar del Medio Ambiente y todos los ecosistemas que componen nuestro planeta.

Por eso, el Programa de Las Naciones Unidas para el Medio Ambiente va a intensificar su trabajo de mapeo de amenazas zoonóticas, para reducir el riesgo de sufrir futuras pandemias.

El objetivo es apoyar a los países

Con ese apoyo podrán reconstruise mejor usando una ciencia sólida y con políticas que apuesten por la economía verde.

Inger Andersen, directora ejecutiva del Programa, comunicó que la paralización de las economías es una respuesta a corto plazo de la amenaza que sufre la naturaleza.

Por eso ella dice que las economías tienen que trabajar protegiendo la naturaleza.

El PNUMA deja claras cuatro áreas de actuación:

  • Ayudar a las naciones a gestionar los desechos del COVID-19
  • Ofrecer un cambio transformador para la naturaleza y las personas
  • Trabajar para garantizar que los paquetes de recuperación económica inviertan en la respuesta a futuras crisis
  • Modernizar la gobernanza ambiental global

Crearán un plan de respuesta y riesgo zoonótico.

Ese plan servirá para mejorar la capacidad de los países para reducir las amenazas.

El PNUMA va a orientar un uso de la naturaleza respetuoso.

Es decir, pondrán en marcha medidas como:

  • Realizar el nuevo mapa mundial de riesgos potenciales del comercio no regulado de vida silvestre
  • Frenar la destrucción de hábitats
  • Frenar la pérdida de biodiversidad

Además el programa fomentará mayores oportunidades para que las naciones inviertan en naturaleza y sostenibilidad

Así podrán dar respuesta a la crisis del COVID-19.

Esto se hará a través de fondos que ya son administrados por el PNUMA.

Por ejemplo, los paquetes de estímulo económicos creados por los países.

Las sociedades deben enfocarse hacia una reconstrucción sostenible

El programa quiere fomentar la creación de empleos verdes.

Toda esa toma de contacto tiene como objetivo revitalizar los mercados y las cadenas de suministros

Todo ello hay que hacerlo con productos y un desarrollo sostenibles.

El PNUMA lleva como lema que un mundo natural prospero es esencial para el desarrollo de las sociedades.

El PNUMA quiere reducir los riesgos a sufrir nuevas pandemias

Hay que restaurar los ecosistemas y la biodiversidad.

Hay que acabar con el cambio climático y reducir la contaminación.

La naturaleza es la clave.

Estamos viviendo algo histórico que se ha saldado con la vida de millones de personas.

Esto tiene que ser un punto de inflexión para remodelar nuestra forma de vida.

La crisis del COVID-19 ha dejado clara una cosa: la naturaleza es la base. La humanidad tiene que luchar por cuidar del Medio Ambiente y de todos los ecosistemas que componen nuestro planeta.

Por eso, el Programa de Las Naciones Unidas para el Medio Ambiente va a intensificar su trabajo de mapeo de amenazas zoonóticas, para reducir el riesgo de sufrir futuras pandemias.

El objetivo es apoyar a los países para que, tras la crisis, se reconstruyan mejor a través de una ciencia sólida y con políticas que apuesten por un planeta saludable y que inviertan en la economía verde.

Inger Andersen, directora ejecutiva del Programa, comunicó que la paralización de las economías es una respuesta a corto plazo de esta amenaza.

"No puede perdurar. Hay que construir economías que trabajen junto con la naturaleza, pues será fundamental para garantizar la prosperidad de las naciones" aseguraba en el comunicado de prensa.

Con la naturaleza hay que cambiar nuestra relación, el futuro es ahora

El PNUMA deja claras cuatro áreas de actuación:

  • Ayudar a las naciones a gestionar los desechos del COVID-19
  • Ofrecer un cambio transformador para la naturaleza y las personas
  • Trabajar para garantizar que los paquetes de recuperación económica inviertan en la respuesta a futuras crisis
  • Modernizar la gobernanza ambiental global

Junto al resto del sistema de las Naciones Unidas el PNUMA dará su apoyo a las diferentes naciones para enfrentar el aumento de los desechos peligrosos, como lo son los equipos de protección personal, productos electrónicos y productos farmacéuticos.

Asimismo, se creará un plan de respuesta y riesgo zoonótico, con el fin de mejorar la capacidad de los países para reducir las amenazas orientando hacia un uso de la naturaleza respetuoso.

Es decir, se pondrán en marcha medidas como realizar el nuevo mapa mundial de riesgos potenciales del comercio no regulado de vida silvestre, frenar la destrucción de hábitats y la pérdida de biodiversidad.

Trabajando en conjunto con el resto del sistema de las Naciones Unidas, el Programa apoyará a las naciones para enfrentar el aumento de los desechos peligrosos, como equipos de protección personal, productos electrónicos y productos farmacéuticos, de manera que no se afecte aún más la salud humana o el medio ambiente.

Además el programa fomentará mayores oportunidades para que las naciones inviertan en naturaleza y sostenibilidad para dar respuesta a la crisis del COVID-19.

Esto se hará a través de fondos que ya son administrados por el PNUMA, como, por ejemplo, los paquetes de estímulo económicos creados por los países.

Las sociedades deben enfocarse hacia una reconstrucción sostenible

El PNUMA quiere llegar a todos los escalones de la economía para "reconstruir, ampliar y acelerar el consumo y la producción sostenibles".

El programa quiere fomentar la creación de empleos verdes, lo que se traduce en realizar un contacto con las empresas medinte alianzas con las agencias de las Naciones Unidas e instituciones financieras, gubernamentales y del sector privado.

Toda esa toma de contacto tiene como objetivo "revitalizar los mercados y las cadenas de suministros" y que todo ello se haga con productos y un desarrollo sostenibles.

Pero todo esto dará lugar a la revisión de las implicaciones y posibilidades de mover la gobernanza ambiental y el multilateralismo hacia las plataformas virtuales, para conseguir reducir la huella ambiental de las reuniones.

"El precepto de que un mundo natural próspero es esencial para la salud humana, las sociedades y las economías siempre ha sido fundamental para el trabajo del PNUMA", asegura Andersen.

"Pero ahora, debemos brindar aún más apoyo a los países en sus esfuerzos para reducir los riesgos de futuras pandemias por medio de la restauración de los ecosistemas y la biodiversidad, el combate al cambio climático y la reducción de la contaminación", concluyó la directora.

La naturaleza es la clave. Estamos viviendo algo histórico que se ha saldado con la vida de millones de personas. Esto tiene que ser un punto de inflexión para remodelar nuestra forma de vida.

Añadir nuevo comentario