Día de la Mujer Rural: luchando por la igualdad y el liderazgo

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
Cartel del Día de la Mujer Rural

Lectura fácil

Las mujeres rurales están en clara desventaja de los hombres rurales.

Esto no puede seguir así, porque ellas trabajan en el campo igual que los hombres, pero no cuentan

con un acceso igualitario a técnicas, educación y demás aspectos del ámbito rural.

Las mujeres rurales son muy importantes para la sociedad.

Es por ello, que en la celebración del Día Internacional de la Mujer Rural se tomen medidas

para acabar con las desigualdades, porque todos tenemos los mismos derechos.

¿Sabías qué la mujer rural conforma una cuarta parte de la población mundial? Y esto no se queda ahí, pues según datos de la ONU, las mujeres rurales trabajan como agricultoras, asalariadas y empresarias.

Pero las mujeres y las niñas se encuentran en clara desventaja frente a esta pandemia. Y esto es un problema que se agrava más en las zonas rurales.

Tristemente, las mujeres del campo ya se enfrentaba a esta situación antes del coronavirus. Todas ellas siguen batallando con la vida diaria a pesar de tener un papel clave en la agricultura, el suministro alimentario y la nutrición.

No podemos mirar para un lado, porque un 20% de los propietarios de tierras en el mundo son mujeres, y en esas zonas rurales, la brecha salarial de género alcanza el 40%.

Según los expertos, reduciendo esa brecha salarial en las tasas de participación de la fuerza laboral entre hombres y mujeres a un 25%, aumentaría el PIB mundial en un 3,9%.

La producción agrícola se podría aumentar si la mujer rural tuviera un acceso igualitario a los activos agrícolas, a la educación y los mercados. Además, se reduciría el número de personas que pasan hambre.

La mujer rural continúa en clara desventaja con respecto al hombre rural

A todas esas desigualdades se añaden la falta de acceso a las tecnologías y a la información que pueda mejorar tanto su vida laboral como personal.

Pero a pesar de todo, la mujer rural ha trabajado duramente en los meses de confinamiento, incluso en el trabajo de cuidado del hogar no remunerado, que ha ido creciendo.

Desde la ONU apuntan que, en este ámbito, y más en las aldeas remotas, las más marginadas, se necesitan medidas para aliviar esa carga de cuidado y que de distribuya de una manera equitativa entre mujeres y hombres.

Además no se puede seguir permitiendo aquellas normas y prácticas discriminatorias de género que impiden a la mujer del campo ejercer sus derechos sobre la tierra y la propiedad, pues en muchos países, las viudas de coronavirus corren el riesgo de ser desheredadas.

Durante el Día Internacional de la Mujer Rural 2020 el tema es "Construir la resiliencia de las mujeres rurales a raíz del COVID-19".

El objetivo es simple, ayudar a crear conciencia y poner sobre la mesa la lucha, necesidades y el papel fundamental y clave en la sociedad de las mujeres del campo.

Las mujeres rurales, a pesar de ser tan productivas y buenas gestoras como sus homólogos masculinos, no cuentan con el mismo acceso a la tierra, créditos, materiales agrícolas, mercados o cadenas de productos cultivados de alto valor.

A eso se suma la falta de un acceso igualitario a los servicios públicos, las barreras estructurales y las normas sociales que las discriminan, limitando el poder de las mujeres rurales dentro de sus hogares y sus comunidades.

Los datos de género y desarrollo apuntan que la mujer rural están en peores condiciones que los hombres del campo y las mujeres urbanas.

La Federación de Asociaciones de Mujeres Rurales (Fademur) celebra el Día de la Mujeres Rurales, que se conmemora el 15 de octubre, con una iniciativa 'online' en la que revindica la equidad de género y liderazgo en la agricultura familiar

Bajo el título 'Las mujeres en la agricultura familiar: equidad de género y liderazgo', participarán un elenco de 45 voces procedentes de distintos países y representantes de entidades.

Entre ellas destacan la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), los ministerios de Agricultura de Portugal e Italia, el Instituto Iberoamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) o la Asociación de Periodistas Agroalimentarios de España (APAE).

La mujer rural necesita de la mirada de la sociedad, una sociedad que para avanzar, precisa de buscar la igualdad en todos los aspecto de la vida.

Añadir nuevo comentario