¿Cómo diseñar una dieta equilibrada? Te damos las claves

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
Alimentos esenciales en una dieta equilibrada.

Lectura fácil

El verano está cada vez más cerca 

y nos apetece tomar otro tipo de comidas.

Hay personas que aprovechan la primavera

para mejorar su alimentación.

Lo más recomendable en una dieta equilibrada

es tomar alimentos saludables.

La Dieta Mediterránea es el mejor ejemplo

para aquellas personas que quieren seguir una buena dieta.

 

Entre los alimentos principales de la Dieta Mediterránea

están los cereales, las frutas y verduras.

También es importante beber unos 2 litros de agua al día.

Los productos lácteos como la leche, el queso

y el yogur bajo en grasas son recomendables.

El aceite de oliva es muy sano y debería ser

nuestra principal fuente de grasa.

 

Dentro de la dieta equilibrada hay que comer pescado,

carne y legumbres todas las semanas.

En la primavera también podemos aprovechar 

para disfrutar de la gran variedad de fruta que hay.

Durante los meses de más calor hay más variedad de fruta.

Entre las frutas de temporada encontramos:

  • Aguacate
  • Albaricoque 
  • Cereza
  • Ciruela
  • Frambuesa
  • Fresa-Fresón
  • Melocotón
  • Melón
  • Naranja
  • Nectarina
  • Níspero
  • Sandía.

 

El verano está cada ver más cerca y con ello nuestra dieta va cambiando de manera progresiva con el aumento de las temperaturas. De hecho, con el paso de los días los guisos van quedando atrás para traernos comidas más ligeras y frescas. Te damos las claves para una dieta equilibrada.

Tu mejor dieta equilibrada para el mes de mayo, la mediterránea

Cuidar la alimentación es un factor fundamental en la dieta de cualquier persona. Y este año en concreto, a consecuencia de las medidas de confinamiento hemos pasado mucho tiempo en casa sin poder salir a hacer deporte.

Razón de más para aprovechar el mes de mayo para recuperar los buenos hábitos alimenticios y dejar atrás los picoteos innecesarios y tan recurridos cuando pasamos tanto tiempo sin salir de casa.

Por eso mismo, no hay mejor recomendación saludable que la Dieta Mediterránea. Los beneficios de esta dieta equilibrada están de sobra demostrados, ya que previene muchas enfermedades.

Con ello, los alimentos de temporada son los protagonistas de la Dieta Mediterránea, garantizando que nuestro organismo recibe cada día alimentos saludables perfectos para mantener un buen estado físico.

Alimentos de temporada: La mejor opción para una dieta equilibrada

Es muy importante comer frutas y verduras en cualquier dieta equilibrada. En este sentido, el mes de mayo es perfecto y muy variado en cuanto a productos frescos.

Estamos ya a mitad de primavera y a un paso del comienzo de la temporada de verano, una época que nos regala cada año una amplia variedad de fruta.

A continuación les mostramos una lista de los alimentos de temporada recomendados para el mes de mayo:

  • Frutas: Aguacate, Albaricoque, Cereza, Ciruela, Frambuesa, Fresa-Fresón, Limón, Melocotón, Melón, Naranja, Nectarina, Níspero, Plátano, Pomelo y Sandía.
  • Verduras y hortalizas: Acelga, Ajo, Alcachofa, Apio, Berenjena, Brócoli, Calabacín, Calabaza, Cebolla, Col Lombarda, Coliflor, Espárrago verde, Espinaca, Judías verdes, Lechuga, Nabo, Pepino, Pimiento, Puerro, Rábano, Remolacha, Repollo, Tomate y Zanahoria.
  • Pescados y mariscos: Anguila, Atún, Bacaladilla, Bacalao, Bogavante, Boquerón, Caballa, Cabracho, Camarón, Carpa, Centollo, Cigala, Congrio, Fletán, Gamba Gris, Jurel, Langosta Roja, Langostinos, Liba, Mejillones, Merluza, Mero, Nécora, Ostras, Palometa, Perca, Pez espada, Rape, Raya, Rodaballo, Salmón, Sardina, Sepia, Tiburón y Trucha.
  • Carnes: Cerdo, Conejo, Cordero, Criadillas, Gallina, Mollejas, Pollo, Ternera y Vaca.

Los grandes beneficios de la Dieta Mediterránea

Como decimos, la Dieta Mediterránea tiene importantes beneficios sobre la salud. Y si algo caracteriza a esta dieta es que en ella no pueden faltar tres elementos esenciales: cereales, verduras y frutas.

Los cereales deben estar presentes en forma de pan, pasta, arroz, entre otros. Si son integrales mejor, ya que la fibra también es necesaria.

Por su parte, las verduras tienen que estar tanto en la comida como en la cena, lo que supone una ingesta diaria de dos raciones. Además, se recomienda que una de ellas sea cruda, como puede ser una ensalada de lechuga, tomate y aguacate.

Al mismo tiempo, se recomienda tomar cada día al menos dos piezas de fruta, que puede ser una a media mañana y la otra por la tarde, aunque hay quienes las prefieren de postre después de cada comida.

Lo que no puede faltar en una dieta equilibrada

Por supuesto que en cualquier dieta equilibrada no pueden faltar cereales, frutas y verduras, pero hay muchos otros alimentos que forman parte de la Dieta Mediterránea y de nuestra vida.

Hablamos del agua, ya que debemos garantizar un aporte diario de entre 1,5 y 2 litros. También los productos lácteos bajos en grasa con un consumo moderado pero habitual.

El aceite de oliva es la joya de la corona de nuestra alimentación, que además debería ser nuestra principal fuente de grasa debido a su alta calidad nutricional.

Tampoco vamos a olvidarnos de nuestras especias tan recurridas para aderezar las comidas, así como el ajo y la cebolla. Asimismo, los frutos secos, las semillas y aceitunas son una magnífica fuente de grasas saludables, fibra y proteínas.

Añadir nuevo comentario