Bajan por primera vez las emisiones energéticas de CO2 con políticas climáticas

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
Bajan las emisiones energéticas de CO2 con políticas climáticas

Lectura fácil

Las emisiones de dióxido de carbono relacionadas con la energía

disminuyeron el año pasado un 0,1 % en los países del G-20,

que agrupa a una veintena de naciones industrializadas y emergentes

que aglutinan tres cuartas partes de las emisiones globales de gases de efecto invernadero,

lo que ocurrió por primera vez por políticas climáticas

y no por elementos externos como la crisis financiera iniciada en 2008.

Así se recoge en el informe de la organización Climate Transparency,

dado a conocer este miércoles y que es el examen anual más completo

de las medidas del G-20 en relación con el clima.

El informe indica que la reducción del 0,1 % en 2019

se contrapone al incremento de 1,9 % de 2018.

Debido a la pandemia de la Covid-19, enfermedad causada por el último coronavirus,

se prevé que las emisiones energéticas de CO2 sean un 7,5 % más bajas a finales de este año

en comparación con el anterior,

con una bajada significativa en la aviación mundial.

Las emisiones de dióxido de carbono (CO2) relacionadas con la energía disminuyeron el año pasado un 0,1 % en los países del G-20, según un informe de la organización Climate Transparency.

Las emisiones disminuyeron el año pasado en los países del G-20, que agrupa a una veintena de naciones industrializadas y emergentes que aglutinan el 75 % de las emisiones globales de gases de efecto invernadero, lo que ocurrió por primera vez por políticas climáticas y no por elementos externos como la crisis financiera iniciada en 2008.

19 de los 20 países aumentaron la proporción de energías renovables en 2019

Así se recoge en el informe de la organización Climate Transparency, dado a conocer este miércoles y que es el examen anual más completo de las medidas del G-20 en relación con el clima.

Según el informe, dado a conocer este miércoles, en relación con el clima, indica que la reducción del 0,1 % en 2019 se contrapone al incremento de 1,9 % de 2018. Debido a la crisis socio-sanitaria de la Covid-19, enfermedad causada por el último coronavirus, se prevé que las emisiones energéticas de CO2 sean un 7,5 % más bajas a finales de este año en comparación con el anterior por diferentes razones.

Asimismo, la participación de las renovables en la generación de energía aumentó en 19 de los 20 países del G-20, hasta representar un 27 % de la generación total, y se proyecta que continuará aumentando en todas las naciones y alcanzará un 28 % en 2020.

El consumo de carbón disminuyó en un 2 %, si bien solo cinco miembros del G-20

Por otro lado, el consumo de carbón disminuyó en un 2 %, si bien solo cinco miembros del G-20 han establecidos para dejarlo bajo tierra. El sector de la construcción emitió menos CO2 el año pasado (un 0,9 % más) en comparación con 2018 (un 3,2 % más), pero las del transporte (1,5 %) y la industria (1,2 %) experimentaron un crecimiento continuo en 2019.

Jorge Villarreal, de Iniciativa Climática de México, ha apuntado que "antes de que golpeara la pandemia, los resultados de la acción climática estaban dando frutos en algunos sectores relacionados con la energía y la crisis consolidó esas tendencias en la mayoría de los países del G20".

A su juicio, "sin más acciones climáticas, estos efectos serán temporales y las concentraciones de CO2 en la atmósfera seguirán aumentando. Las decisiones políticas en los próximos meses determinarán si los países del G20 lograrán doblar de manera sostenible la curva de emisiones". 

La inversión en combustibles fósiles para la recuperación tras el coronavirus amenaza esos progresos

Por la crisis del coronavirus, según el estudio, las principales economías del mundo preparan millones de euros para paquetes de recuperación y una parte significativa se destinará a industrias de combustibles fósiles sin imponer condiciones climáticas, lo que arriesga las oportunidades de impulsar las energías limpias en la próxima década.

Aunque descendieron las emisiones energéticas y se están expandiendo las energías renovables, los investigadores advierten de que brindar un apoyo incondicional a los combustibles fósiles ante la Covid-19 ofrece riesgos de revertir las tendencias positivas anteriores a la pandemia.

Por otro lado, al menos 19 de los países del G-20 han optado por dar un apoyo financiero a sus sectores nacionales de petróleo, carbón y/o gas, y 14 países rescataron a sus compañías aéreas nacionales sin condiciones climáticas adjuntas. Solo cuatro países proporcionaron más fondos a los sectores ecológicos en comparación con las industrias de combustibles fósiles u otras industrias intensivas en emisiones, según el estudio.

Según Charlene Watson, del Instituto de Desarrollo de Ultramar, "los paquetes de recuperación pueden resolver la crisis climática o empeorarla" y "algunos miembros del G-20, como la UE, Francia o Alemania, está dando sobre todo un buen ejemplo para construir economías más resilientes mientras se protege contra los impactos climáticos acelerados. Otros ofrecen demasiado apoyo a los combustibles fósiles, poniendo en riesgo los recientes desarrollos positivos".

2020-11-22

Añadir nuevo comentario