Baja el paro: El empleo vuelve con fuerza y la afiliación crece en 161.000 personas

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
Entrada de una oficina de empleo

Lectura fácil

El verano deja buenos datos de empleo. 

Sectores como la hostelería, sanidad o el comercio
contratan a más personas para trabajar en verano. 
Esto queda reflejado en los datos del paro registrado 
durante el mes de julio.

La afiliación a la Seguridad Social crece en 161.000 personas
tras el desplome por el confinamiento

Hay menos personas en paro.
El paro registrado baja en 89.849 desempleados.
Esto es un buen dato pero si echamos la vista atrás un año
ahora hay más desempleados: 761.000 personas más que en 2019.

Los datos no son suficientes para recuperar el ritmo de antes de la pandemia.

El mes de julio, con 18,78 millones de afiliados medios a la Seguridad Social,
todavía contó casi medio millón de personas menos que en febrero,
el último mes antes de la pandemia.

 

A primera vista, los datos de empleo y afiliación a la Seguridad Social parecen positivos. El verano está llegando a su ecuador y el mercado de trabajo está recuperando alguna de las constantes que suele mostrar, entre ellas la estacionalidad del empleo veraniego. La hostelería, la sanidad y el comercio, las ramas de actividad suelen ganar empleo en verano. Sin embargo, mucha de la ganancia importante de afiliación que se ha visto en julio se deba a contrataciones que se han retenido en los meses anteriores a la pandemia.

La cifra de paro registrado en el mes de julio intensifica la tendencia a la baja que se inició en el mes de mayo, tras el incremento de los meses de marzo y abril como consecuencia de la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19. Esta es la mayor caída del desempleo en un mes de julio desde 1997.

El paro registrado en el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) se redujo en julio en 89.849 personas (-2,33%)

El empleo ha vuelto en julio. Ya en los dos meses anteriores se habían vivido avances sobre el desplome de marzo y abril, pero estas ganancias estaban muy lejos de lo que suele ser habitual en mayo y junio.

La afiliación a la Seguridad Social ganó 161.217 afiliados de media, en la mayor subida desde 2005. Y el paro, por su parte, se redujo en 89.849 personas, según los números de los Ministerios de Trabajo y de Seguridad Social conocidos este martes 04 de agosto.

El total de desempleados registrados es de 3.773.034 personas. El número medio de afiliados a la Seguridad Social se situó en 18.785.554 personas en julio, lo que representa, como decíamos, un aumento de 161.217 cotizantes respecto a la media de junio (un 0,87% más). Es el tercer mes consecutivo en que el sistema suma ocupados después del impacto de la pandemia de la COVID-19.

El número de personas afiliadas a la Seguridad Social a día 31 fue de 18.673.847, lo que supone que el sistema registró un aumento de 189.577 desde el inicio a final de mes.

Variación mensual del paro registrado
Variación mensual del paro registrado

¿Y los ERTE?

El número de personas incluidas en ERTE al cierre del mes de julio era de 1,18 millones, lo que supone una reducción de 712.000 respecto a los datos del pasado 30 de junio y representa una salida media diaria de casi 23.000 trabajadores.

En términos relativos, el número de personas incluidas en ERTE se ha reducido un 39% respecto al 30 de junio y un 67% frente al máximo, registrado el 30 de abril. De esta forma, al cierre de julio, dos de cada tres personas incluidas en ERTE durante la pandemia habían salido de esta situación.

Además, de los 1,18 millones de personas en ERTE, 227.896 tenían una suspensión parcial, lo que supone algo más del 20% del total de trabajadores incluidos en expedientes temporales de empleo, el porcentaje más alto desde que empezó la pandemia.

A 31 de julio, el número de personas trabajadoras en ERTE por fuerza mayor asciende a 932.609, lo que supone 624.000 menos que al cierre de junio (-40% en el mes). Por su parte, las personas incluidas en ERTE de no fuerza mayor ascendían a 31 de julio a 185.933, con una caída de 87.000 personas (-32% de caída mensual).

De media, continúan en ERTE el 7,8% de los afiliados, aunque con una gran disparidad entre sectores. Agencias de viaje (con un 62% de trabajadores en ERTE), Transporte aéreo (con un 52%) y servicios de alojamiento (con un 47%) son los que mantienen una mayor proporción de trabajadores protegidos por ERTE. 

Los datos no son suficientes para recuperar todo lo perdido por la pandemia

 Julio, con 18,78 millones de afiliados medios, todavía contó casi medio millón menos que en febrero, el último mes que podría considerarse precovid-19. Y si la comparación se hace con la cifra de hace un año, la distancia es de casi 750.000 menos que en el mismo mes del año anterior.

El paro registrado, por su parte, cuenta con 3,77 millones de desempleados, 761.000 más que hace un año.

Respecto a 2019

En los últimos 12 meses, el Sistema ha perdido 747.656 afiliados (un 3,83% menos), un descenso interanual que se ha moderado respecto al mes de junio, el momento de mayor caída de la afiliación (‐893.361).

Del total, el Régimen General -sin Agrario ni Hogar- registra la mayor bajada, con 667.304 ocupados menos, (-4,43%). Además, el Sistema Especial Agrario ha visto disminuir en 33.151 sus afiliados, mientras que el Sistema Especial Empleados Hogar, en 27.018. El Régimen General conjunto registra un retroceso de los cotizantes del 4,5%, (-727.474).

El Régimen Especial de Trabajadores Autónomos, por su parte, registró 16.075 personas menos (-0,49%) en comparación con julio de 2019. Además, el Régimen del Mar disminuye en 3.949 ocupados (5,67%) y el Carbón decrece en 158 afiliados, que supone una caída del 11,62%.

Balance a último día de mes

Por último, entre los días 1 y 31 de julio, el sistema incorporó 189.577 afiliados, a pesar de que el último día se registró una fuerte pérdida de ocupados (-177.982), al coincidir el 31 de julio con el último día de la semana. Desde el inicio de mayo se han sumado 277.485 afiliados.

Estos datos chocan con los de la EPA

El contraste de estos números con los de la encuesta de población activa (EPA) del segundo trimestre. Las cifras del paro y la EPA son estadísticas distintas. Se basan en el mercado laboral pero en momentos muy diferentes.

La EPA lo hacía sobre el peor momento para la actividad económica de la pandemia, una encuesta cuyo trabajo de campo se desarrolla durante 13 semanas y sus resultados se acercan más a lo que sucedía en España a mitad de mayo.

Los datos de afiliación, empleo y paro son de julio, primer mes en el que no hubo estado de alarma.

Artículos relacionados

Comentarios noticia

Baja el Paro

  • Autor: Anónimo (no verificado)
  • Fecha: Lun, 17/08/2020 - 08:50

Miles de trabajadores que seguimos en ERTE estamos de baja en la página del SEPE!
Un error informático dicen ..... Nadie habla de nosotros !
Los números que facilitan del SEPE no son reales!

Añadir nuevo comentario