Junio no ha sido un mes cualquiera, el paro sube en más de 5.000 personas

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
Este junio es el peor desde 2008

Lectura fácil

El Ministerio de Trabajo y Economía da a conocer los datos del paro del mes de junio.

Los datos reflejan que es el peor mes de junio desde 2008. 

La subida de junio con respecto al mes de mayo ha sido de casi veintisiete mil personas más.

Sin embargo, el paro ha ido bajando con respecto a los meses anteriores de la pandemia. 

  • El paro ha bajado en todos los sectores salvo en agricultura.
  • Este mes ha bajado el paro masculino y ha subido el paro femenino.

Las autonomías han notado este cambio de tendencia dado que en junio comienza el verano.

  • Diez comunidades entre las que se encuentran Galicia, Castilla La Mancha y Castilla - León ven bajar sus cifras.
  • Las comunidades más turísticas Comunidad Valenciana o Andalucía ven cómo ha subido este mes la cifra de parados.

El paro denota que este junio no ha sido un mes de un año cualquiera. Los datos arrojan que 5.107 personas se han inscrito en las oficinas de empleo como demandantes. Este es uno de los múltiples efectos de la crisis sanitaria pero sobre todo económica del COVID-19.

El Ministerio de Trabajo y Economía Social ha reaccionado a los datos del paro que se han publicado este jueves: “profundizan en la tendencia de ralentización del ritmo de crecimiento del desempleo”.  Esta situación es menor con respecto a los meses anteriores de la pandemia donde los datos eran desoladores: el paro subió en marzo en 302.265 personas por los efectos del COVID-19, en abril lo hizo en 282.891 parados y en mayo, la subida fue de 26.573 personas.

Sin embargo, esta reflexión que se ha realizado desde el Ministerio de Trabajo y Economía Social se refuerza con otro hecho: este ha sido el peor mes de junio desde 2008, cuando el desempleo repuntó en 36.849 personas. Con respecto al año pasado, el paro se incrementó en 847.197 personas.

14.781 personas se inscribieron en las oficinas de empleo “sin empleo anterior”

Casi 15.000 personas se han inscrito en las oficinas de empleo como demandantes sin haber tenido experiencias anteriores. De ellos, el 48% lo ha hecho para poder optar a una de las plazas públicas de Auxiliar de Planes de Contingencia de Playas de COVID-19 que se han puesto en marcha desde la Comunidad Valenciana que preside socialista Ximo Puig.

Sin esta circunstancia, el paro registrado habría descendido en unas 9.000 personas.

El paro bajó en todos los sectores salvo en la agricultura

El paro bajó en todas las actividades salvo la agricultura debido a su carácter temporal. En agricultura hubo más de 25.000 parados debido al fin de la campaña de la fruta. Cayó en el sector servicios con 27.319 parados menos, en la construcción lo hizo con 15.927 desempleados y en la industria se redujo en 7.770 personas.

Colas en una oficina de empleo de la Comunidad de Madrid / Euronews
Colas en una oficina de empleo de la Comunidad de Madrid / Euronews

Si nos detenemos por géneros, el paro femenino subió en 24.240 personas mientras que, el paro masculino disminuyó en 19.133 desempleados con respecto a mayo. Si se compara con hace un año, el desempleo masculino sube en mayor medida (+35,2%) que el femenino (+23,3%).

El paro juvenil hasta 25 años subió un 5,08% mientras que a partir de esa edad apenas se experimentó variación en el dato con un descenso del 0,33%.

Las autonomías notan los cambios de temporada

Las comunidades autónomas comienzan a notar la temporada veraniega tanto para bien como para mal ya que el paro ha bajado en diez autonomías y ha dejado tocadas a otras siete que son claves para el turismo.

Entre las comunidades autónomas entre las que ven disminuir el paro se encuentran Galicia (6.428 personas menos), Castilla-La Mancha (-6.212) y en Castilla y León (-4.811). Las más afectadas por esta atípica campaña veraniega son Comunidad Valenciana (+16.279), Andalucía (+11.009) y País Vasco (+2.733).

La subida en las dos primeras es un hecho obvio ya que la economía de la Comunidad Valenciana como de Andalucía está orientada hacia el sector servicios y, en estas fechas, sobre todo orientado hacia el turismo, un sector que con el COVID-19 se está viendo mermado a causa de las cancelaciones que están sufriendo los establecimientos hoteleros en las zonas donde el turismo se realiza de forma masiva.

Las contrataciones ascienden hasta 1.159.602 personas

En cuanto a las contrataciones, en junio se firmaron 308.985 contratos más que en mayo, hasta un total de 1.159.602. Sin embargo, esta cifra global es un 42,3% inferior a la de hace un año.

Los indefinidos sumaron 114.393, el 9,9% del total. Supone una reducción de 59.766 contratos, un 49% más que en mayo y un 34,3% menos que hace un año. Los indefinidos a tiempo completo bajaron un 35,7% en comparación con hace un año, en mayor medida que los indefinidos a tiempo parcial (-32,2%). Por su parte, 1.045.209 contratos fueron temporales, un 35% más que en mayo, pero un 43% menos que hace un año.

Añadir nuevo comentario