El Banco de España pide "flexibilizar los ERTE"

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
El Banco de España muestra su previsión ante la crisis del coronavirus

Lectura fácil

Un ERTE es un Expediente de Regulación Temporal de Empleo.
Es un procedimiento que está previsto en el artículo 47 del Estatuto de los Trabajadores.

Un ERTE es una medida que puede usar una empresa cuando está en una situación de crisis.
Consiste en suspender el contrato de trabajo
o reducir las horas de trabajo de las personas trabajadoras durante un tiempo.
Después de ese tiempo, las personas trabajadoras vuelven a su trabajo en la empresa.

A escasos días para que finalice la concesión de los ERTE,
los agentes sociales, la CEOE y ahora el Banco de España,
piden al Gobierno flexibilizar este trámite y que se pueda mantener en el tiempo.

A escasos días para que finalice la concesión de los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), los agentes sociales, la CEOE y ahora el Banco de España, piden al Gobierno flexibilizar este trámite y que se pueda mantener en el tiempo.

Así lo expuso el gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, que consideró que “no hay que ser temeroso” a mantener los ERTE por un periodo de tiempo “prolongado”, abogando por focalizarlos de manera “casi empresarial” y no sólo por sectores.

Extensión de los ERTE

El gobernador tomó la palabra en la Junta Directiva de la patronal CEOE, donde hizo referencia a esta cuestión y su extensión para insistir en que “probablemente” se van a tener que mantener “durante un tiempo prolongado”. Señaló en su intervención que “no hay que ser temeroso de esa prolongación” si se tiene el diagnóstico de que un determinado sector va a tener una “pérdida de renta temporal”.

Según el gobernador, los ERTE tienen que ser ahora “más focalizados” y “no estoy seguro de que tenga que ser sólo sectorial, sino casi empresarial” porque no todas las empresas se están viendo perjudicadas en la misma medida.

Desde el Banco de España se afirmó ante la CEOE que, además de los ERTE, es “muy importante asegurar el correcto funcionamiento de los distintos mecanismos de flexibilidad laboral”. En este sentido, se refirió a las empresas que “perciban efectos de carácter estructural” por la crisis y para las que las suspensiones temporales de empleados "no son la solución”, sino “otros mecanismos que permiten esos ajustes más estructurales”. Septiembre finaliza y con él la prorroga de los ERTE y se propone desde distintos ámbitos, que el Gobierno flexibilice esta situación a fin de no perjudicar a trabajadores ni presionar desde octubre, más aún, a las empresas.

Las propuestas desde el Banco de España

El gobernador señaló que, en paralelo a estas medidas flexibles, se debe ofrecer formación a los trabajadores.

Por su parte, añadió que las reformas estructurales “ya eran necesarias” antes de la crisis y “ahora son más urgentes”. Por ejemplo, mencionó la corrección de incentivos “perversos” para que las empresas no crezcan, las dificultades para emprender o los “elementos de disfuncionalidad” en el mercado laboral.

“El Banco de España ha visto con buenos ojos las distintas reformas laborales aprobadas en los últimos años”, afirmó el máximo responsable del organismo, pero puntualizó que “persisten” problemas relacionados con la dualidad que “ni la reforma de 2010 ni la de 2012” han solventado y resulta “perentorio” abordar.

La crisis laboral que provoca el coronavirus

El paro de larga duración se prolonga en España desde la llegada de la pandemia por COVID-19. Las posibilidades de encontrar trabajo entre los parados españoles son más bajas que en los países del contexto europeo. Por ello, desde el Banco de España, se piden políticas activas de empleo para que estas personas puedan regresar al mundo laboral.

¿Qué ocurre con la deuda del Estado?

Hernández de Cos señaló que mantener niveles de deuda pública “muy elevados durante mucho tiempo” colocarían al país en una situación de “vulnerabilidad” y la manera de “evitarlo” es aplicando reformas estructurales y con un programa de consolidación fiscal.

El gobernador puso el concepto de “reforma” sobre la mesa, aunque seguidamente explicó que “no es el momento” de llevarlo a cabo porque la economía necesita “ahora estímulos fiscales y eliminarlos tendría incluso consecuencias más negativas”. Propuso que el diseño de este programa se anticipe, pero su ejecución se retrase hasta que la recuperación sea plena.

Mientras tanto empresas y trabajadores esperan una solución sobre los ERTE que a día de hoy no ha llegado.

Añadir nuevo comentario