¿Cuales son las frutas de temporada en verano?

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
Diversas frutas para comer en verano

Lectura fácil

Las frutas de temporada en verano destacan por ser refrescantes e hidratantes al ser ricas en agua.
 

  • Algunas de las frutas de temporada para los meses de julio, agosto y parte de septiembre son:
    • Los higos.
    • La ciruela claudia.
    • Las uvas.
    • Las peras de verano.
    • El fresón.
    • Melón.
    • Sandía.
    • Melocotón.
    • Las manzanas.
    • El membrillo.
    • La ciruela amarilla.

Hemos dejado atrás la primavera, con sus sabores, colores y olores. Ahora llega el verano (desde el 21 de junio hasta el 20 de septiembre). Las frutas de temporada en verano destacan por ser refrescantes e hidratantes al ser ricas en agua. Son muy atractivas y entran por los ojos debido a sus colores, y son de sabor dulce.

El verano y su diversidad de alimentos de temporada nos ayudan a estar saludables. Es tiempo de despreocuparse, usamos una ropa más ligera y disfrutamos de la comida y bebida del lugar que visitamos en nuestras vacaciones. Aún así, disfrutar de la fruta y verdura de temporada, nos ayuda a estar estupendos por fuera y por dentro. Nuestra piel, la cara, el cabello… notan enseguida que nuestra alimentación es variada y saludable.

Contamos con frutas que nos ayudan a favorecer el tránsito intestinal, otras que ayudan a mantener el bronceado de la piel, otras que nos refrescan e hidrata.

¿Quieres conocer cuáles son y las estupendas virtudes que tienen?

Frutas de temporada en verano

  • Algunas de las frutas de temporada para los meses de julio, agosto y parte de septiembre son:
    • Los higos.
    • La ciruela claudia.
    • Las uvas.
    • Las peras de verano.
    • El fresón.
    • Melón.
    • Sandía.
    • Melocotón.
    • Las manzanas.
    • El membrillo.
    • La ciruela amarilla.

El melón, una de las frutas estrella

Es un producto indispensable en nuestras casas, postres y meriendas este verano. Es refrescante, jugoso e hidratante.  Pertenece a la familia de las cucurbitáceas , y se convierte en indispensable protagonista de las sobremesas y meriendas del verano, poniendo el toque de sabor, dulzura y frescor en cualquier buen momento del día

El melón es una fruta cultivada en países de clima templado o cálido, siendo China el primer productor mundial, con cerca de 16 millones de toneladas. De lejísimos le siguen Turquía (1,8 millones de toneladas), Irán (1'6 millones de toneladas) o Egipto y la India (superando ambos ligeramente el millón de toneladas).

En el caso de España, somos los primeros de Europa a nivel productivo con unas 660.000 toneladas por año. En el interior de nuestro país hay dos zonas bien localizadas que destacan por la producción de Melón. Las provincias en las que más se produce son Murcia y Ciudad Real (ambas en torno a un 27% del total), seguidas por Almería (con un 16%).

Con todo ello, y para saber más de este producto, nuestro país cuenta con dos certificaciones geográficas protegidas como la de Melón de La Mancha o la murciana de Melón de Torre Pacheco.

¿Cómo elegir un buen melón?

Cuando acudimos a la tienda de referencia, es importante coger un melón que no haya sido golpeado. Es un producto que aguanta bien las altas temperaturas y en casa debemos colocarlo en un espacio sombrío.

¿Qué tener en cuenta al comprarlo? El melón debe ser duro al tacto, no presentar cortes o magulladuras y ofrecer un peso macizo, prueba de que la carne estará firme. En cualquiera de las versiones, deben ser melones que no tengan la piel de color verde claro, esto nos indica que no estará apto para el consumo.

Comprobar su madurez es relativamente fácil. Debemos sujetarlo con firmeza y apretar con los dedos la punta del melón la opuesta al pedúnculo, que deberá ceder ligeramente. Además, un melón maduro sin abrir debe desprender un aroma agradable y dulce, algo que no encontraremos en los melones inmaduros.

Otro consejo, es coger el melón y escuchar su interior. Si se aprecia liquido, nos dará señales que ha pasado el tiempo de su consumo y no debemos coger ese melón. Podemos avisar al dependiente para que retire el producto al no ser apto para el consumo.

Tras estos consejos, solo queda disfrutar del verano junto a una buena tajada de estas frutas de temporada en verano como el melón, la sandía o un buen puñado de uvas frescas y sabrosas.

¡Qué aproveche!

Añadir nuevo comentario