Así serán las clases a partir de septiembre

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
Las clases no serán como las recordábamos

Lectura fácil

Las nuevas medidas de las clases serán las siguientes:

  • Máximo de quince alumnos.
  • Entradas y salidas escalonadas.
  • Los padres no podrán acompañar a los más pequeños salvo que estén autorizados a entrar.
  • Los niños entrarán con manos limpias y mascarilla.
  • Distancias de dos metros entre las mesas.
  • Autobuses escolares desinfectados tres veces al día.
  • No se compartirá material escolar.

Los protocolos se realizarán en julio bajo tres supuestos: uno sin alerta, uno en el que esté controlada y otro en el que nos encontremos con un rebrote.

Las clases se espera que vuelvan en el mes de septiembre. El próximo día 7 de septiembre se espera que se inicie un año lleno de incógnitas. Los niños antes de empezar el día en clase deberán tomarse la temperatura. De momento si no tienen fiebre, no podrán llevar los típicos “juguetes” que se llevan a clase: balones de fútbol o baloncesto para el recreo o los auriculares para mitigar los trayectos de ida y vuelta.

No se podrán llevar auriculares, ni pelotas ni juguetes al ser objetos que pueden contener gérmenes. La llegada de los niños deberá ser escalonada para evitar los “atascos”. Además, los más pequeños no podrán estar acompañados por sus padres los primeros días, deberán entrar solos.

La mascarilla colgará de sus orejas y tapará parte de su rostro siempre que no pueda asegurarse la distancia mínima de dos metros. La nueva escuela está en camino.

¿Cómo serán las nuevas clases?

El Ministerio de Educación ha bajado los ratios a un máximo de 15 alumnos. Será un modelo de enseñanza más personalizado.

El profesor atiende a menos alumnos y tendrá más tiempo para responder las dudas de sus pupilos. Educación es una de las competencias que el Estado ha transferido las competencias a las comunidades autónomas.

Las clases ya no podrán ser así / El Confidencial
Las clases ya no podrán ser así / El Confidencial

Por ello, los colegios tendrán de plazo hasta julio para publicar los protocolos de seguridad. En ellos tendrán que contemplar tres escenarios: uno sin alerta sanitaria, otro en el que se mantenga bajo control y un escenario de rebrote.

El Ministerio de Educación ha elaborado un documento con las medidas de seguridad para la reapertura de los centros en la recta final de este curso, que aplicarán Ceuta y Melilla (que dependen en materia educativa del Gobierno). Es solo un adelanto del despliegue que se diseñará para septiembre.

Al salir de casa, el estudiante llevará lo mínimo necesario para afrontar un día de clase. El ministerio francés que ya ha empezado con las aulas ha aconsejado a sus estudiantes que “aconseja en su protocolo que el material escolar y los juguetes no salgan de los espacios en los que se usen, que no se lleve ropa de deporte al colegio o accesorios innecesarios, como auriculares”.

El Ministerio de Educación recomienda acudir al centro a pie o en bicicleta. Para ello se ha conminado a los Ayuntamientos y a los centros a diseñar rutas seguras. En los autobuses escolares, que se desinfectarán dos veces al día, se ocupará solo parte de las plazas y los niños se sentarán en zigzag.

¿Cómo será el ritual de entrada al colegio?

Los niños entrarán y saldrán bajo un turno asignado. Tendrán que estar señalizado para que los niños reconozcan por donde salir. Deberán entrar con las manos limpias y la mascarilla. Los servicios se desinfectarán tres veces al día y se necesita trazar un plan para que los alumnos acudan escalonados, exige Educación.

Los alumnos de infantil y primaria volverán todos a clase y retornarán a las aulas todos los días. Sin embargo, el resto de niveles plantean que sean alternos. También prevén contratar más docentes, reorganizar los grupos (mezclando a alumnos de diferentes edades) y reducir el horario escolar. Además, los profesores de Música y Educación Física impartirán también clase de otras asignaturas.

La típica entrada caótica en el aula pasará a la historia; los alumnos deberán entrar guardando la distancia, con mascarilla y habiéndose lavado previamente las manos, señala el protocolo del ministerio. Las mesas serán individuales y se situarán a dos metros de distancia. La misma normativa aconseja no compartir el material escolar. Para reducir el riesgo de contagio, las aulas se airearán (siempre que haya ventana) varias veces al día, según coinciden las normativas autonómicas y del ministerio.

Así lo han hecho también en Francia. Los objetos de contacto frecuente (como los pomos de las puertas) se desinfectarán con frecuencia.

Añadir nuevo comentario