Más de 100.000 familias recibirán el Ingreso Mínimo Vital

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
José Luis Escrivá, ministro de Migraciones, Seguridad Social e Inclusión.

Lectura fácil

El gobierno ha aprobado un Ingreso Mínimo Vital

para las familias desfavorecidas por la crisis.

El Ingreso Mínimo Vital es una ayuda económica

para las familias sin ingresos durante la crisis.

En España hay muchas familias que viven en riesgo

de exclusión social y son grupos vulnerables.

El objetivo del Gobierno es que las familias desfavorecidas

puedan recibir ingresos para subsistir durante la crisis.

 

Podrán pedir el Ingreso Mínimo Vital familias con bajos ingresos,

así como quienes no tengan ningún tipo de ingreso.

Las familias con hijos a cargo recibirán más dinero

por cada uno de los hijos.

La ayuda es compatible con otro tipo de ayudas

de las diferentes comunidades autónomas.

Habrá familias que tengan derecho a cobrar dos ayudas,

una ayuda del Gobierno y otra ayuda de su comunidad autónoma.

El Consejo de Ministros aprueba hoy 29 de mayo, el Ingreso Mínimo Vital para garantizar las necesidades de los más vulnerables. Una prestación recogida en el programa electoral pactado entre PSOE y Unidas Podemos.

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, estimaba hace unas semanas que el Ingreso Mínimo Vital cuando lleve un año de funcionamiento supondrá un coste en torno a los 3.000 millones de euros.

Escrivá reiteró que se pondrá en marcha en la segunda mitad de mayo y que comenzará a pagarse al mes siguiente, en junio. Según señaló, se está diseñando un mecanismo multicanal para solicitar la prestación, a fin de llegar al mayor número de personas vulnerables posible.

"En cuanto entre en vigor, podrá solicitarse", indicó. También destacó que además de la Seguridad Social, se pondrán en marcha "otros canales" complementarios para facilitar su acceso. Agregó que será complementario y subsidiario a las rentas de inserción que ya existen en las Comunidades Autónomas.

De esta importante medida económica van a beneficiarse más de un millón de familias desfavorecidas ante la crisis generada por el coronavirus.

A través de un comunicado oficial, el Gobierno daba luz verde a esta medida tan cuestionada dentro del mismo Ejecutivo tanto por fechas como por su forma. Así, hace unos meses mientras Pablo Iglesias sentenciaba que sería para la segunda mitad del mes de mayo, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, dejaba caer que podría tardar un poco más.

Lo que debes saber sobre el Ingreso Mínimo Vital

Tras varias tensiones dentro del Ejecutivo, este compromiso hoy se hará realidad. Se trata de una prestación estatal de nuevo cuño con el objetivo de garantizar que todos los hogares disponen de un nivel mínimo de renta para hacer frente a las necesidades básicas de sus componentes y contribuir a la reducción de la pobreza, especialmente la infantil. Así, su fin, tal y como señala el Gobierno, es llegar a "quienes más la necesitan".

Sin embargo, no es en absoluto una Renta Mínima Universal, puesto que exige una serie de requisitos para acceder a ella.

El IMV parte del concepto de 'renta garantizada' que se ha estimado en 462 euros para un adulto solo y que se elevará hasta los 1.015 euros como máximo, en función de los miembros del hogar. La Seguridad Social abonará al beneficiario la diferencia entre dicha 'renta garantizada' y sus ingresos reales. Además, los hogares monoparentales recibirán un suplemento de 100 euros al mes.

De esta manera, el Ingreso Mínimo Vital pretende asegurar que las personas más vulnerables cuenten con algún tipo de ingresos frente a la coyuntura de crisis económica. Y es que aquí cabe tener en cuenta a las miles de familias que viven de la economía sumergida y ahora no pueden realizar su trabajo.

¿Qué personas tienen derecho a la ayuda?

En el Senado, Escrivá señaló que el 20% de los hogares más pobres de España -aquellos en situación de pobreza extrema- se beneficiarán de estas ayudas, que pueden llegar a cubrir hasta el 40% siguiente en la mediana. Hasta el 50% de los hogares con niños podrían asimismo acceder al futuro Ingreso Mínimo.

De acuerdo con el Ministerio de Seguridad Social, podrán beneficiarse más de un millón de hogares, de los cuales 100.000 serían hogares mono parentales. Según los cálculos, unas 3 millones de personas podrían verse beneficiadas.

Así las cosas, podrían acogerse a esta ayuda todas aquellas personas cuyos ingresos se encuentren por debajo de los 200 euros o cuando la media de ingresos de cada individuo de una unidad familiar sea inferior a 450 euros.

Se trata de una medida compleja que ha generado mucha polémica tanto dentro como fuera del Gobierno. Ha sido la parte del Ejecutivo de Unidas Podemos quienes han insistido en la necesidad de sacar adelante esta ayuda extraordinaria.

¿Cuál será la cuantía del Ingreso Mínimo Vital?

A la hora de determinar quién puede percibir el Ingreso Mínimo Vital, además de la renta y de la tipología de los hogares, se tendrá en cuenta el patrimonio de la familia, excluyendo la vivienda habitual.

La nueva prestación incluye asimismo itinerarios para la incorporación al mundo del trabajo o de carácter rehabilitador, encaminados a la inserción social. De hecho, hasta cierto nivel, podrá ser compatible con un salario para que "nadie se vea obligado a elegir" entre esta ayuda y un empleo precario.

Según indicaba el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, la ayuda podría ir desde los 500 hasta los 950 euros si hay dos menores a cargo.

En principio, se contempla que si en una misma unidad de convivencia hay más de un adulto sin ingresos, la prestación por segunda persona se incrementará en 250 euros al mes.

Pero si hay menores a cargo, la prestación se incrementará en 100 euros mensuales más por cada menor. En el caso de las familias mono parentales serían 150 euros al mes.

La ayuda es compatible con otras prestaciones autonómicas

Para quiénes puedan beneficiarse de otras ayudas por su comunidad autónoma, no deben preocuparse porque ambas prestaciones son compatibles.

La nueva ayuda será compatible con las rentas mínimas de inserción de las comunidades autónomas y con otras prestaciones sociales, ya que su objetivo es complementar los ingresos de los hogares hasta alcanzar un mínimo que garantice el bienestar para todos.

País Vasco y Navarra se ocuparán de su gestión, ya que recaudan sus propios impuestos. Mientras que en el resto del territorio dependerá de la Seguridad Social y se financiará con cargo a los Presupuestos Generales del Estado.

La intención del Gobierno es que los servicios sociales, ayuntamientos y organizaciones del Tercer Sector participen en la gestión de estas ayudas, a fin de "llegar al máximo número de familias posible".

Por su parte, las comunidades autónomas pueden decidir complementar las cuantías o bien aumentar el número de beneficiarios.

Por consiguiente, la medida está ligada a un programa para la re inserción laboral. El objetivo es que sus beneficiarios puedan salir de la exclusión social.

No es una Renta Básica

Debe quedar claro que respecto a la demanda de los sindicatos de establecer una Renta Básica de carácter universal, el ministro quiso recalcar que el Ingreso Mínimo Vital en el que trabaja el Gobierno es algo “muy distinto". Afirmó que "una Renta Básica supone una nueva reconfiguración del Estado del bienestar, en la que de momento ningún país ha entrado".

"La prestación en la que nosotros trabajamos consiste en completar las rentas que perciben los hogares más vulnerables" hasta llegar a un mínimo y sostuvo que se trata de una medida "muy exitosa" en términos de reducción de la pobreza.

Añadir nuevo comentario