Juguetes inclusivos: muñecos basados en un mundo real

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
10/12/2020 - 10:40
MakieLab

Lectura fácil

A través de los juguetes, los niños aprenden a manejar el mundo que les rodea y adquieren habilidades para interactuar con el ambiente. Jugar es un motor esencial de desarrollo: favorece la socialización, la expresión de emociones y la creatividad.

Según proclamó en 1959 la Asamblea General de las Naciones Unidas, jugar es un derecho de la infancia. Los adultos tienen la responsabilidad de velar por su cumplimiento en todos y cada uno de los niños y niñas.

Apuesta por los juguetes inclusivos

Cada vez son más los padres que apuestan por regalar a sus pequeños juguetes inclusivos que puedan ser utilizados por los todos los niños sin importar sus cualidades físicas, psíquicas, cognitivas, afectivo-emocionales, sociales, culturales, raciales o de cualquier tipo.

La necesidad de juguetes que estimulen, integren y diviertan a niños con algún tipo de discapacidad es un hecho innegable. El diseño universal de productos beneficia a la sociedad en general. Facilita que las personas con y sin discapacidad puedan compartir recursos y momentos de ocio, y esto siempre es beneficioso para ambas partes. 

Durante las Navidades, no olvides incluir este tipo de juegos en tu carta a los Reyes Magos

Pese a que todavía no existen muchas opciones de juguetes inclusivos, la tendencia está cambiando poco a poco. 

Muñecas inclusivas

La marca inglesa MakieLab comercializa unas muñecas fabricadas por impresión 3D. Tras el éxito de su campaña viral #ToyLikeMe, lanzada en 2016, decidieron crear tres modelos de Makies atendiendo a la diversidad: una niña con un bastón, otra con una cicatriz de nacimiento en la cara y una tercera con un implante coclear. Además, crearon complementos como sillas de ruedas, gafas, férulas, etc.

Muñecas inclusivas de MakieLab
Muñecas inclusivas de MakieLab
Muñeca de Dollversity
Muñeca de Dollversity

En una línea similar se encuentra “Dollversity”, que ha creado muñecas inclusivas con identidades diferenciadas que buscan romper estereotipos de género y promover la diversidad racial y cultural.

Los Vasalisa, además de presentar coloridos pelos y tonos de piel, tienen otra particularidad: todos sus personajes tienen una historia que contar.

Así, entre los Vasalisa encontramos a Juana (con discapacidad visual y amante de las palabras), a Emilia y Santiago (que tienen síndrome de Down) o a Valentín (amante de los deportes y que va a todas partes en su silla de ruedas).

Los Baby Pelones nacieron en el año 2015 como homenaje a todos los niños que están sometidos a tratamiento de quimioterapia.

Baby Pelón
Baby Pelón

Por último, los muñecos Lottie, inspirados en niños reales, también son un ejemplo de juguetes inclusivos.

Barbie

Becky es una muñeca de la colección Barbie con diversidad funcional. El modelo fue un éxito en los años 80 pero no volvió a comercializarse (aunque existió una versión deportista como conmemoración de los Juegos Paralímpicos).

La nueva apariencia de la popular muñeca Barbie podría ayudar a combatir el estigma en torno a las personas con discapacidades físicas.

Ya puedes comprar una muñeca con una prótesis en la pierna y otra con una silla de ruedas.

La línea Barbie Fashionistas 2019 de Mattel tiene como objetivo ofrecer a los niños representaciones más diversas del concepto de belleza.

Barbie
Barbie

Colecciones sin género

Mattel ha lanzado una línea de juguetes inclusivos sin género: 'Creatable Worl'. Cada muñeco estará equipado con pelucas y una gran variedad de ropa para que los niños puedan poner a volar su imaginación y creatividad a la hora de decidir la personalidad del personaje, uno que pueda representar a quien les apetezca. 

Playmobil y Lego

El gigante Playmobil intentó favorecer la atención a la diversidad al incluir, entre sus figuras articuladas, una princesa ciega, una vaquera en silla de ruedas y un personaje con audífonos. 

Lego City, por su parte, también añadió a su colección una silla de ruedas.

Añadir nuevo comentario