Crecen las muertes de personas en espera de ayuda por dependencia

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
Manos personas en situación de dependencia / Servimedia

Lectura fácil

Las ayudas a la dependencia son prestaciones económicas
que se reconocen en función del grado de dependencia
 y de la capacidad económica del beneficiario.
El fin de estas ayudas es contratar un servicio que ayude a mejorar las condiciones de la vida diaria
de la persona dependiente.

El número de personas que han fallecido en las listas de espera de estas ayudas
asciende a 47.201 en lo que va de año 2020.

El impacto de la Covid -19 en el Sistema de atención a la Dependencia ha sido catastrófico,
retrocediendo en los indicadores importantes y generando mucho dolor, sufrimiento y muerte
a miles de personas en situación de dependencia y sus familias.

Cada día mueren 160 personas esperando para acceder a las ayudas a la dependencia.

El número de personas que han fallecido en las listas de espera de la dependencia asciende a 47.201 en lo que va de año, según cifras de la Vicepresidencia de Derechos Sociales y Agenda 2030.

El impacto de la Covid -19 en el Sistema de atención a la Dependencia ha sido catastrófico, retrocediendo en los indicadores importantes y generando mucho dolor, sufrimiento y muerte a miles de personas en situación de dependencia y sus familias.

El gran número de muertes entre personas dependientes ha provocado que este año haya 34.607 personas menos con derecho a prestación pendiente de recibirla, 38.925 personas beneficiarias menos con derecho y 52.750 solicitudes menos.

Cada día mueren 160 personas en el “laberinto burocrático” para acceder a las ayudas a la dependencia

En concreto han fallecido 29.453 personas dependientes con derecho ya reconocido pero sin percibir la ayuda y 17.748 aún pendientes de valorar, según los datos de los que se ha hecho eco la Asociación de Directores y Gerentes de Servicios Sociales. “Después de casi un año de Gobierno, la Vicepresidencia Social no ha incrementado ni en un solo euro”, alertó.

Este año, como consecuencia de la pandemia del coronavirus, se ha observado un exceso de mortalidad de 40.065 personas en el Sistema de Atención a la Dependencia, un incremento del 36 % respecto a la esperada.

El 82 % de los fallecidos tenía más de 80 años, mientras que el 42 % de las muertes se han producido en personas con grado III, el más alto. Además, hay un impacto muy elevado en el exceso de mortalidad de personas dependientes atendidas en residencias con un total de 46.756 fallecidos, 20.922 personas de las esperadas.

Las mayores tasas de mortalidad se han registrado en Madrid, Castilla-La Mancha y Cataluña

Las menores tasas de mortalidad de personas que esperaban una ayuda a la dependencia se dieron, para la alta transmisión que registraron, en Aragón, La Rioja, País Vasco y Castilla y León.

La tasa de fallecimientos observados en personas atendidas en España se sitúa en 94 por cada 1.000 entre marzo y septiembre, si bien en Castilla-La Mancha, Navarra, Madrid, Cataluña y Aragón se superaron los 111 fallecidos por cada mil atendidos.

Es inaceptable que se abandone a las personas más vulnerables y no se incremente la financiación. No es admisible que mueran tantas personas esperando ayudas a la dependencia.

2020-11-22

Añadir nuevo comentario