Día Mundial de la Neumonía: Así es su lucha en tiempos de pandemia

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
12/11/2020 - 11:16
Neumonía

Lectura fácil

La neumonía se sitúa como la principal causa de mortalidad infantil en menores de 5 años. Aunque existen vacunas para prevenir, esta enfermedad se llevó la vida de 800.000 niños.

En los tiempos que vivimos, el coronavirus llegó para incrementar las posibilidades de sumar nuevos brotes, cosa que ha dejado totalmente fuera de control a los programas de vacunación y al acceso del sistema de salud.

El COVID-19 ha infectado a millones de personas y ha empeorado aún más las difíciles condiciones para los niños en todo el mundo”, dijo Henrietta Fore, directora ejecutiva de Unicef.

Día Mundial contra la Neumonía: una lucha que ha quedado parada por la pandemia

Esta enfermedad está causada por bacterias, virus u hongos y produce en niños y mayores dificultades para respirar. Las personas que lo padecen experimentan una inflamación de sus pulmones, que a la vez que acaban llenando de líquido o pus.

Los triste, es que aun pudiéndose revertir la situación con vacunas y tratamientos antibióticos de bajo coste, decenas de millones de niños siguen sin estar vacunados y 1 de cada 3 con síntomas no recibe atención médica esencial.

A todo esto se suma el gran problema del COVID-19, pues al inicio de la pandemia se reportó una mayor escasez y un aumento de los precios del oxígeno en países que registraban tasas muy altas de mortalidad infantil por esta enfermedad respiratoria, como es el caso de India, Bangladesh y Nigeria.

La OMS apunta que los países más pobres tendrían ahora entre el 5 y el 20 % del oxígeno médico que necesitan en general.

"Mientras el mundo lidia con la pandemia y las graves consecuencias que plantea para los más vulnerables, no debemos perder de vista el hecho de que la neumonía se sigue cobrando la vida de más de 2.000 niños de edades tempranas cada día. El oxígeno médico puede ayudar a salvar algunas de estas vidas" reiteraba Henrietta Fore.

Otro problema es el precio de los antibióticos, pues en muchos países, tratar a un niño con esta enfermedad en estado grave durante 3-4 días podría suponer un coste de 34 a 50 euros.

Muchas familias vulnerables se topan con esa barrera para poder acceder al tratamiento, incluso cuando el pequeño ha podido acceder a un centro de salud con instalaciones de oxígeno y con trabajadores de salud capacitados, cosa que a menudo escasea en los países más pobres.

El Dr. Ian Barton, director ejecutivo de CHAI, dijo: "Ayudar a los países a establecer sistemas resistentes para proporcionar oxígeno de manera fiable y eficiente salvará vidas durante esta pandemia y tratará a los pacientes de manera sostenible en el futuro".

Las claves son la prevención y el diagnóstico precoz de la neumonía

Every Breath Counts apunta que niños de países de ingresos bajos y medianos son muy vulnerables a la muerte por esta enfermedad, y esto se debe, según ellos, a los siguientes factores:

  • El 93 % está expuesto a niveles peligrosos de contaminación del aire, especialmente de aire doméstico, siendo este uno de los principales factores de riesgo de muerte por esta enfermedad.
  • Altas tasas de desnutrición: Una nutrición adecuada es clave para mejorar las defensas naturales del niño, además, apuntan que la leche materna durante los seis primeros meses de vida es crucial.
  • Baja cobertura de vacunación, ya que el 52 % de los niños menores de cinco años no están protegidos con las tres dosis de la vacuna antineumocócica conjugada (PCV) que ayuda a prevenir algunas de las bacterias responsables de la enfermedad.

Organizaciones que trabajan para revertir esta grave problemática de cobertura

Desde Fundación La Caixa cuentan con programas activos y reconocidos internacionalmente como:

  • Alianza para la Vacunación Infantil: Destinado para prevención de enfermedades evitables con vacunas.
  • Programa de Ayuda al Diagnóstico de Infecciones Respiratorias Agudas (ARIDA): enfocado a la accesibilidad, la detección y el tratamiento de la neumonía.

Por su parte, Save the Children, CHAI y Unicef reclaman a donantes y gobiernos las siguientes medidas urgentes:

  • Invertir en sistemas de oxígeno en países de ingresos bajos y medios para proporcionar un suministro sostenible de oxígeno, y hacerlo accesible a los niños que lo necesitan.
  • Mantener y fortalecer los servicios de salud de rutina esenciales que son críticos para la supervivencia infantil durante el brote de COVID-19 y más allá, con un paquete de servicios de salud básicos de uso gratuito que incluya oxigenoterapia, también para los niños.
  • Generar mejores datos para monitorear la pandemia y sus efectos en el sistema de atención médica, incluida la cobertura de oximetría de pulso para diagnóstico, el oxígeno y los antibióticos de primera línea recomendados para tratar la neumonía infantil: amoxicilina en forma de tabletas dispersables y antibióticos inyectables para la neumonía grave.

Añadir nuevo comentario