El coronavirus aumenta la productividad de las empresas gracias al teletrabajo

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
Manos de un señor teletrabajando con su portátil y un bloc de notas / Pixabay

Lectura fácil

Un nuevo estudio demuestra que el trabajo desde casa, conocido como teletrabajo, 
favorece la productividad de las empresas.

La crisis del coronavirus nos ha distanciado del resto de personas
y ha hecho que muchas empresas hayan mandado a sus trabajadores a realizar su labor desde casa. 

 

7 de cada 10 españoles practica el teletrabajo.
El 76% de estos teletrabajadores cree que es más productivo cuando trabaja desde casa.

Y es que en ningún sitio se está como en casa
y parece que tampoco en ningún sitio se trabaja como en casa. 

El coronavirus nos ha llevado a una situación de teletrabajo en la mayor parte de las empresas del mundo. Tras unos días de urgencia y de entender dónde estábamos, muchos podían pensar que ya faltaría poco para volver a la oficina y abandonar el teletrabajo, pero parece que vamos a tener teletrabajo para rato.

Pero lo primero que hemos aprendido gracias a esta situación es que está claro que el teletrabajo implica conseguir una mayor productividad. Para algunas empresas ha sido un gran éxito y esto es clave, porque empuja a transformar la cultura de las organizaciones.

El teletrabajo reduce las distracciones y aumenta la productividad

En el primer informe realizado por Alares sobre Teletrabajo y flexibilidad en Tiempos de COVID-19 dirigido a las plantillas de las empresas, los empleados y empleadas recibían de manera positiva al modalidad del teletrabajo, algo que se corrobora en este segundo informe, donde han preguntando lo mismo a las empresas y estas expusieron la misma opinión.

El 56% de las empresas encuestadas ha implantado el teletrabajo para toda la plantilla durante el confinamiento y el 41,67% lo ha implantado para una parte.

Los datos analizados confirman que el 28% de las empresas ha establecido procedimientos específicos para medir la productividad del trabajo en remoto. El 49,50% afirma haber notado un aumento de la productividad en sus trabajadores y el 35,64% ha mantenido la misma productividad que antes del estado de alarma. El 56% de las compañías encuestadas consideran importante tener en cuenta la valoración de los empleados y durante el confinamiento realizaron un seguimiento de suplantilla midiendo un índice de satisfacción. 

El 54,44% de las empresas que ofrece flexibilidad horaria ha visto incrementada su productividad. El informe de Alares también revela una relación positiva entre flexibilidad y disminución de absentismo para un 56,45% del total de las compañías. También, un 75,76% ha establecido protocolos de comunicación para favorecer el contacto permanente con los equipos de trabajo para evitar los hándicaps del teletrabajo: El aislamiento, la soledad o la disminución del sentimiento de pertenencia.

En ningún sitio como en casa

La digitalización acelerada y la adaptación a entornos remotos han traído consigo experiencias y conocimientos significativos para trazar la nueva hoja de ruta en la forma de organizar el trabajo.

Así las cosas, uno de los aspectos más sorprendentes de todo este proceso ha sido el mantenimiento, o incluso incremento, de la productividad de los trabajadores, a pesar de la velocidad y la escala de los cambios relacionados con la pandemia y el hecho de que los empleadores no han dispuesto del tiempo suficiente para preparar a los equipos para la adopción del trabajo a distancia.

No obstante, no todo son ventajas en el teletrabajo. Uno de los grandes inconvenientes es la falta de medios a la hora de desempeñar las tareas desde el domicilio. En el primer informe, los datos analizados por Alares mostraban que al 73,41% de las personas encuestadas su empresa les había suministrado todos los medios necesarios para poder teletrabajar. Estos datos casan con el presente análisis, donde el 87,88% de las empresas dicen haber suministrado medios a sus plantillas para poder desarrollar su función desde casa. Del total de estas empresas, el 89% ha proporcionado equipos informáticos y líneas de telefonía móvil, y en menor medida material ergonómico, digitalización y formación o ayudas económicas.

Peligros del teletrabajo

El impacto sobre los trabajadores puede cambiar mucho según la intensidad con que teletrabajen y según cómo se gestione en su empresa el teletrabajo. Existen varios problemas que pueden sufrir los teletrabajadores, expertos en La Vanguardia, exponen un listado que te ofrecemos a continuación:

  • Instalaciones y espacios no adecuados para trabajar.
  • Recibir menos apoyo social de los compañeros, lo que puede reducir su bienestar psicológico. Varias empresas organizan encuentros periódicos en los que todos los colaboradores coinciden en un mismo espacio.
  • Dificultades para asistir a formaciones presenciales ofrecidas en las instalaciones de la empresa. El uso de tecnología permite resolverlo con videoconferencias, mediante aplicaciones como Skype o Hangouts, aunque no todas las empresas están preparadas para ofrecer estos apoyos a sus teletrabajadores.
  • La no relación con los jefes. Si la cultura de la empresa no está alineada con la idea de que lo importante son los resultados en vez de la presencialidad, esto puede generar la desconfianza de los jefes y puede comportar dificultades para promocionar a puestos de mayor responsabilidad.
  • El trabajo desde casa puede hacer borrosas las fronteras entre el trabajo y la vida personal, lo que para algunas personas puede resultar estresante.
  • Los teletrabajadores suelen trabajar aunque estén de baja, lo cual es un problema para recuperarse adecuadamente.

Añadir nuevo comentario