Urkullu podría aprobar el toque de queda en el País Vasco

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
El lehendakari Iñigo Urkullu, en una imagen de archivo. Foto: EFE.

Lectura fácil

El coronavirus se ha extendido en la práctica totalidad del planeta.
Tras China e Italia, España es uno de los países con más casos de contagio por coronavirus.

El presidente de Euskadi, País Vasco, Íñigo Urkullu, 
 plantea el toque de queda para frenar al coronavirus.

El toque de queda se refiere a la prohibición o restricción,
de circular libremente por las calles de una ciudad o permanecer en lugares públicos,
permaneciendo los habitantes únicamente en sus hogares salvo excepciones de necesidad o urgencia.

Si finalmente, el Gobierno vasco decidiese imponer el toque de queda,
los ciudadanos solo podrían salir de casa en un determinado horario. 

Incumplir el toque de queda supondría una serie de multas y penalizaciones.

Íñigo Urkullu, lehendakari del País Vasco, ha realizado un llamamiento a la "responsabilidad y corresponsabilidad" ciudadana para luchar contra el coronavirus.

En su discurso publicado en las redes sociales, Urkullu ha advertido de que "se corre el riesgo de volver a sufrir y soportar situaciones pasadas". Asimismo, ha afirmado que "no es cuestión de pensar que en una Comunidad están mejor que en otra, porque lo estén haciendo mejor". Se trata de una pandemia.

Euskadi es una de las zonas donde la cifra de positivos se está viendo incrementada en los últimos días en cifras similares a las del mes de abril.

Entre las medidas todavía no adoptadas en el Estado español, detalla entre otras el "toque de queda de una hora determinada de la noche a una determinada de la mañana"

Detalla además, la aplicación en el móvil de alerta temprana para personas en caso de contacto, así como la obligación para establecimientos de toma de datos de contacto de los clientes para su localización en caso de contagios.

El presidente vasco reconoce que las medidas adoptadas en relación al ocio nocturno han sido "decisiones difíciles" y se muestra consciente de lo que supone "para muchos establecimientos hosteleros, pero la realidad es la que es y no es solo en Euskadi, ni en el Estado español".

"Venimos trabajando en el conocimiento y análisis de las decisiones que se vienen adoptando también en el ámbito internacional... particularmente las adoptadas en Corea del Sur, Alemania, Austria, Francia, Dinamarca, Bélgica", enumera.

"¿Qué nos está sucediendo para, tras los continuos mensajes graves por parte de la consejera de Salud y toda la información que a diario podemos ofrecer públicamente de la gravedad de la situación, sigamos asistiendo a la práctica de hábitos y comportamientos como si no hubiera existido el período del 13 de marzo al 18 de junio?".

El Plan Bizi Berri

Urkullu defiende que en Euskadi cuentan con el Plan Bizi Berri, que analiza diariamente la evolución epidemiológica y se actúa en base al Plan de Vigilancia estrecha de casos y contactos.

En esta línea, afirma que es "constante" la comunicación con el Ministerio de Sanidad, así como con el resto de responsables de Comunidades Autónomas en materia de Salud.

"En este tiempo, y en función de las capacidades normativas y regulatorias de cada Comunidad, hablamos y compartimos las circunstancias que nos afectan. Nos afectan por igual. No es cuestión de pensar que en una Comunidad están mejor que en otra porque lo estén haciendo mejor. Es una pandemia, y tras el levantamiento del período de confinamiento y mientras no se descubra, pruebe, comercialice, distribuya y aplique de manera protocolizada una vacuna eficaz, lo que hoy no es en una Comunidad y en otra sí es posible y probable que mañana lo sea y viceversa, dada la movilidad de las personas", advierte.

Se han "sufrido y reconocido" las "carencias por dificultad ante un problema generalizado" y las consecuencias de ausencia de material sanitario para todo tipo de servicios esenciales.

Urkullu califica como dramática la situación en el ámbito asistencial

El lehendakati afirma que todo el país ha sufrido "consecuencias dramáticas. Como dramática ha sido la situación en el ámbito asistencial (hospitales, residencias, domicilios) y terribles las consecuencias en pérdidas de vidas humanas que en muchos casos lo han sido en soledad y sin acompañamiento posible en el duelo por parte de familiares y allegados".

Todos "debemos hacer todo lo posible por no volver a ello"

En la misma línea, lamenta que desde el pasado 18 de junio "corremos el riesgo de volver a sufrir y soportar situaciones pasadas", aunque destaca que en Euskadi se han dado pasos en compra de material y en capacidad asistencial.

"Nos hemos adherido también a los procesos en tal sentido y determinados materiales en el conjunto del Estado; hemos elaborado protocolos para la actividad económica; hemos facilitado protocolos para los centros educativos de cara al inicio del nuevo período lectivo; hemos promulgado órdenes y decretos, todo con el objetivo de prevención y capacidad de actuación en aquello que es competencia de la administración pública", valora.

El Gobierno Vasco seguirá trabajando desde la Comisión de Seguimiento y "analizando, en su caso, la propuesta de nuevas medidas coordinadas que profundicen en nuestros hábitos individuales y colectivos específicos".

Añadir nuevo comentario