Campaña electoral en Galicia y País Vasco, la transformación en tiempos de coronavirus

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
Campaña electoral: Pablo Casado en un acto en Galicia / Foto Partido Popular

Lectura fácil

La campaña electoral de abril de las elecciones de Galicia y País Vasco quedó suspendida por la pandemia.

Ahora los partidos políticos se presentan a las elecciones autonómicas del 12 de julio.

Todos han diseñado una campaña adaptada a la nueva normalidad

La campaña electoral de las elecciones de Galicia y el País Vasco es diferente por el coronavirus

Todas las formaciones políticas reducen los aforos en sus actos.

También colocan los asientos separados con la distancia de seguridad

Además, muchos actos los celebrarán al aire libre.

También piden responsabilidad a la sociedad.

Además las formaciones políticas van a escoger la celebración de actos de manera telemática, es decir,

usando las nuevas tecnologías.

La campaña electoral que han tenido que diseñar los partidos políticos que se presentan a las elecciones autonómicas del 12 de julio en el País Vasco y Galicia es muy distinta a la que habían planificado para la convocatoria de abril.

La pandemia del coronavirus canceló la llamada a las urnas, y ahora, en la nueva normalidad, las medidas para evitar contagios marcarán cada uno de los actos de las fuerzas políticas que se disputan los apoyos en esta cita.

La suplencia de los actos, por no poder concentrar a gente, lo compensarán “con un poco de todo”. Desde más “actos sectoriales”, mayor presencia en redes sociales con explicaciones sobre el programa electoral, a más participación con entrevistas en los medios de comunicación.

La campaña electoral tiene que llevarse a las redes y a la televisión, además de hacer todo al aire libre, siempre que sea posible

Atrás han quedado los típicos paseos electorales que implican contacto físico y “se reducirán los aforos a la mínima expresión”, garantizando en todo caso la distancia social.

Desde el PP gallego explican a Servimedia que quieren reforzar más que nunca la imagen de “responsabilidad”, incluso por encima de las recomendaciones sanitarias.

Los actos durante la campaña electoral en exteriores cobrarán fuerza y también se explotarán las posibilidades que ofrecen las nuevas tecnologías.

“Vamos a ir siempre al tramo mínimo de gente aunque la ley permita mayores aforos”, sintetizan desde el PP de Galicia, que se han propuesto “peinar el máximo territorio” pero siempre en mítines más cortos dado que el factor saludos y fotos se elimina por completo.

Por ello, seguirán al pie de la letra todas las pautas para que “la gente tenga la certeza de se toman las medidas sanitarias que están en vigor” y que los actos durante esta campaña electoral se desarrollan con todas las garantías.

Además, en la campaña del candidato Carlos Iturgaiz, también se contempla proporcionar mascarillas y gel hidroalcohólico a quienes acudan a sus mítines y así lo requieran

Igualmente, desde Ciudadanos afrontan esta campaña teniendo en cuenta todas las medidas para mantener la seguridad. Por ello, sus actos serán preferiblemente al aire libre y en un formato reducido para fomentar la distancia entre simpatizantes.

Podemos Galicia corroboró que los actos estarán “evidentemente condicionados” por la epidemia, porque además no hay un marco legal que regule los eventos de la campaña electoral más allá de las condiciones generales de seguridad sanitaria.

Por tanto, planean una quincena íntegramente compuesta de actos al aire libre pero que a la vez sea “muy dinámica, flexible”, en la que tengan la “capacidad de improvisar”.

Para ello, indican, hace falta “tener un plan b para casi todo”; si, por ejemplo, comienza a llover, ya tienen contratada a una empresa que instalará una carpa ajustando las distancias entre sillas. O, si se supera el aforo permitido, tener preparada una pantalla para quienes se vayan a quedar fuera.

Además, Podemos se asegurará de que todos los actos se retransmitan por ‘streaming’, de forma que todos los simpatizantes que deseen verlo lo puedan hacer.

Una llamada a las urnas sin contacto físico, con mascarillas, geles hidroalcohólicos y discursos online

Los socialistas han diseñado, tanto en Galicia como en País Vasco, una campaña electoral basada principalmente en pequeños actos potenciados con conexiones por redes sociales e Internet (streaming).

De manera presencial, los actos tendrá un máximo (aproximado) de hasta 500 personas, cuando se produzca el mitin principal con el presidente del Gobierno y líder del PSOE, Pedro Sánchez, y respetando la distancia de seguridad de metro y medio.

Esta campaña electoral estará marcada por el uso de las mascarillas, el mantenimiento de la distancia social, nada de contacto físico, los actos al aire libre y sobre todo, las nuevas tecnologías.

Añadir nuevo comentario