España, un referente mundial en turismo deportivo

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
Turismo deportivo, Kayak

Lectura fácil

El turismo deportivo se refiere a los viajes

que implican observar o participar en un evento deportivo 

mientras se mantienen apartados del entorno habitual de los turistas.

Este tipo de turismo supone buena parte de los ingresos económicos de un país.

Pero con el coronavirus no hay mucha gente

que quiera hacer este tipo de turismo.

España recibió 79 millones de turistas hasta noviembre de 2019.

El turismo español, incluido el deportivo,

depende en gran medida del viajero internacional,

el que realiza viajes más largos y que suponen un mayor impacto turístico.

Estas cifras no invitan al optimismo de cara a la temporada de 2020.

El turismo nacional podría atraer a quienes optaban por viajar al extranjero para hacer deporte.

En España, el turismo relacionado con el deporte se ha situado como uno de los motores económicos.

El turismo deportivo se refiere a los viajes que implican observar o participar en un evento deportivo mientras se mantienen apartados del entorno habitual de los turistas.

Es un sector de rápido crecimiento en la industria global de viajes y supone buena parte de los ingresos económicos de un país.

Los españoles que viajaron al extranjero para practicar deporte en 2019 gastaron cerca de 328 millones de euros, por lo que las campañas de sensibilización tras el coronavirus, marcan que podría recuperarse parte del gasto turístico deportivo.

Son malos tiempos para el turismo

Patricia Pérez en Palco23 ha publicado un artículo sobre el viajero nacional del que nos hacemos eco. El líder en información
económica del negocio del deporte afirma que si al miedo a viajar por la pandemia se suma el freno al gasto por la crisis económica que pueda suponer, el resultado de la ecuación no es alentador para una industria que genera el 12,3% del PIB del español.

“El estímulo del turismo nacional va a ser lo primero, el turismo internacional costará más”, admitía recientemente la ministra del ramo, Reyes Maroto. Pero, ¿realmente logrará el viajero nacional salvar al turismo deportivo en el país?

España recibió 79 millones de turistas hasta noviembre de 2019

En 2019 el gasto turístico en España alcanzó un total de 140.434 millones de euros, y el 65,7% lo generaron los extranjeros que visitaron el país, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Hablemos de cifras: el turismo activo representa un 1,61% del total, movió 2.258 millones de euros y también fue dependiente del viajero internacional. El 65,7% del gasto procedió de los bolsillos del turista extranjero, por los 824,5 millones (el 34,3%) que generaron los residentes que viajaron para practicar senderismo, ciclismo, esquí o correr un maratón en España.

Todo esto viene a decir que el turismo español, incluido el deportivo, depende en gran medida del viajero internacional, que realiza viajes más largos y que suponen un mayor impacto turístico.

Estas cifras no invitan al optimismo de cara a la temporada de 2020, pero el sector no se rinde y está centrando sus esfuerzos en presentarse como la opción de proximidad para los ciudadanos que residen en el país.

La importancia del consumo nacional

Si el coronavirus genera un contexto sin precedentes, a tenor de las cifras de gasto y viajeros deportivos de 2019, el turismo nacional podría atraer a quienes optaban por viajar al extranjero para hacer deporte.

En España, el turismo relacionado con el deporte se ha situado como uno de los motores económicos. Los mejores lugares de España para practicar turismo deportivo son:

1. Picos de Europa: La naturaleza de la zona da la oportunidad a aficionados y profesionales de practicar numerosos deportes y actividades de distinta dificultad, en función de nuestros intereses y nivel de experiencia.

2. Huesca: Es el paraíso europeo del barranquismo y los deportes de aventura gracias a las altas montañas, ríos, bosques, barrancos, gargantas, cuevas, etc.

3. Galicia: El Camino de Santiago, rafting en los ríos Ulla, Tambre o Miño... es una parada obligatoria para todo viajero nacional.

4. Lanzarote: En esta zona del archipiélago canario destaca la posibilidad de realizar deportes como el buceo.

5. Canarias: El golf es en Canarias, después de los deportes náuticos como el surf, una de las actividades que más turistas deportistas mueve.

6. Asturias: Gracias a sus zonas montañosas y costeras, Asturias es un importante reclamo para los turistas más aventureros.

7. Baleares: Mallorca y Menorca son dos islas que ofrecen una amplia gama de posibilidades para los entusiastas del deporte por tierra, mar e incluso aire.

8. Cádiz: el estrecho de Gibraltar es ideal para practicar windsurfing y el kitesurf y Tarifa es la meca europea para disfrutar de estos deportes.

9. País Vasco: tiene zonas espectaculares donde realizar surf y actividades acuáticas.

10. Cataluña: En la Costa Brava, se pueden realizar actividades de remo y piragüismo.

Como ves, la oferta es muy extensa. Te animamos a mantenerte activo practicando cualquier modalidad de deporte y disfrutando a la vez de la belleza que nos ofrece la naturaleza.

[Aquí te proponemos un buen plan en la Sierra de Gredos]

El coronavirus no consigue paralizar el turismo deportivo

Esto es lo que afirma deportravelling.com, que en las últimas horas ha recibido varias reservas para participar en la prueba deportiva que une Behobia con San Sebastián.

Este año habrá menos corredores porque se limitará el aforo, pero no por ello se ha perdido el interés por la Behobia. El portal ya ha recibido varias peticiones de inscripción para competir en noviembre en esta prueba que se celebra en el País Vasco.

En las agencias, que llevan casi dos meses sin actividad, cualquier indicio de que se está recuperando la normalidad es un gran motivo de alegría.

Pero lo cierto es que el turismo internacional es vital para el negocio

A nadie se le escapa que el turismo deportivo va a quedar muy tocado. ¿Cuánto tiempo necesitará un runner para superar el miedo al contagio y aceptar estar al lado de mil personas en una línea de salida? 

“Los residentes serán nuestros aliados; debemos transmitir tranquilidad y seguridad, y es mucho más sencillo hacerle llegar ese mensaje al turista nacional que al de fuera”, apuntaba Óscar Santos en Palco23, el presidente de la Asociación de Empresas de Turismo Activo (Aneta).

Más difícil lo tendrán competiciones populares que habían basado su crecimiento en el viajero internacional, como los maratones de Barcelona y Valencia, que en próximas ediciones deberán defender muy bien la seguridad de venir a correr a España.

Se apunta a Canarias y Baleares como destinos más demandados una vez los españoles puedan volver a viajar. Son dos de las regiones donde el contagio del virus está más controlado y, a su vez, dos territorios que tradicionalmente han firmado volúmenes de turistas deportivos elevados. Canarias presenta le gasto por persona y día más elevado, con 113,9 euros por jornada y viajero residente en 2019. De hecho, los residentes deportivos que eligen Canarias gastan más al día que quienes viajan el extranjero. En concreto, 3 euros más por jornada, según aclara el INE.

Sin embargo, la región que más negocio turístico deportivo y nacional generó fue Cataluña, con 164,4 millones de euros en 2019. Sólo esta región representó cerca del 20% del gasto turístico deportivo de residentes el año pasado, según datos del INE. Aunque el gasto por persona y día fue de 75,5 euros, el ser la región que más viajeros (942.817 viajes y 2,1 millones de pernoctaciones) registró le permitió ser la que más facturó.

El Gobierno ha comentado en numerosas ocasiones su afán por querer convertir su modelo turístico en una oferta sostenible y de calidad que genere mayor impacto al país, y el deporte quiere jugar ese papel.

Por lo tanto, no es de extrañar que desde la administración pública se hayan elaborado diversas estrategias coordinas junto al sector privado, para seguir impulsando la industria turística española y adecuarse a las demandas de un mercado cada vez más competitivo.

Añadir nuevo comentario